El Boom a fondo

Auge minero

Auge minero

Peru: Top Publications acaba de presentar Las minas del Perú, un ambicioso compendio informativo sobre el boom de esta industria extractiva. El libro, una edición bilingüe de 886 páginas con cientos de fotografías, ilustra con cifras cuál es el aporte real de la minería a la economía del país, analiza su impacto en el medio ambiente, así como las controversias sociales que ha desatado en los últimos años. Aquí algunas de las principales conclusiones de un estudio que también detalla las inversiones mineras proyectadas hasta el 2013.

 

 

1 La mejor delantera, pero... 
La minería es el motor del crecimiento económico del país. Representa 60% de las exportaciones. En el 2009 aportó 9,8% del Producto Bruto Interno (PBI). Y este promedio alcanzó 17% en regiones donde se ubican los principales tajos de explotación. El PBI de Áncash fue excepcional: la tercera parte lo generó la industria extractiva. La minería absorbe a cerca del 10% de peruanos en edad de trabajar. En el 2010 los ingresos de 147 mil 291 familias dependieron en forma directa de esta actividad. En el mismo año generó 20 mil puestos de trabajo. Si bien otras actividades crean más puestos de trabajo, el tipo de empleo que genera la minería es competitivo: estable en lo laboral y bien remunerado. En utilidades anuales un trabajador minero recibe más de 70 mil soles, ingresos que chorrean en la construcción, comercio y servicios.
 
En el mundo el Perú figura en el jet set de los productores: primero en plata, segundo en cobre y zinc y sexto en oro. Las mayores reservas mineras del mundo estarían aquí. El año pasado fue el quinto  destino del presupuesto mundial en exploraciones (US$ 560 millones) y en el 2009 el tercero después de Canadá y Australia.La exploración y explotación se desarrollan en el 1% del territorio; hay potencial para hacerlo en  10%. Los mineros tienen en caja más de US$ 48 mil millones para invertirlos en nuevos proyectos. 
 
2 No hay muchos hinchas...
En un escenario de cambio climático, con menos lluvias y deglaciación de los picos andinos, el agua adquiere el valor del oro. Los nuevos proyectos enfrentan ese desafío. Crece el temor a la contaminación y  agotamiento de las fuentes naturales de agua que la operación minera también requiere. Hasta mayo del 2011 la Autoridad Nacional del Agua (ANA) reportó 35 conflictos. Más de la mitad pone en debate la disyuntiva: agro sí, minas no. Proyectos como Conga, Tía María o Quellaveco son, para los agricultores, las bestias negras que amenazan su futuro.
 
Hay un dato estadístico poco difundido al respecto: la minería usa 2% del agua, el 80% se destina al campo, donde se desperdicia la mitad en malas prácticas de riego. En el libro Las minas del Perú se explica que el origen de los conflictos se debe también a la antigua minería formal. Aquella actividad que explotaba los recursos sin medir el daño ambiental y social. Citan a La Oroya (Junín), una ciudad de muerte, cuyos habitantes fueron intoxicados con las emisiones. Esas imágenes permanecen frescas en el chip mental del peruano del campo. Ni el nuevo gravamen tributario ni la ley de consulta previa lograrán enfriar un clima social que vuelve a caldearse.
 
3 Juego limpio ambiental 
A inicios de los noventa la gran minería decidió adecuarse a los estándares ambientales internacionales, sostiene el libro Las minas del Perú. ¿El objetivo? Reducir el peligro de una actividad que acumuló 611 pasivos ambientales a un costo de remediación de US$ 197 millones. En esa última década del siglo XX también se volvieron obligatorios los Estudios de Impacto Ambiental (EIA). Hasta el 2001, 60 unidades de producción invirtieron casi mil millones de dólares en la reducción de emisiones. De esa forma se mitigaba el efecto de las nuevas operaciones.
 
Consultado por Domingo, el abogado ambientalista Jesús Gómez Urquizo añade que la exigencia de los EIA es positiva. Sin embargo, cuestiona que el estudio lo financie la minera. “Es natural que la consultora haga uno a la medida del cliente”. El Ministerio de Energía y Minas evalúa la validez de los EIA; sobre ello Gómez es crítico: “El sector hace de juez y parte, no puede promover la inversión y a la vez fiscalizar; esa tarea debería transferirse al Ministerio del Ambiente”.
 
La publicación destaca la ley para el cierre de minas, obligación de la empresa para resanar las zonas explotadas. Advierte mejoras en la capacidad fiscalizadora del Estado a pesar de las marchas y contramarchas en delegación de facultades. Prende luces de alarma sobre la actividad informal. La informalidad minera avanza en varias regiones destruyendo el ecosistema sin que nadie haga o diga nada.
 
4 ¿Y a mí cuánto me toca?
De cada cien soles que recaudó Sunat en el 2009, quince provinieron de la industria extractiva. La tercera parte de la recaudación del Impuesto a la Renta (IR) corresponde a compañías mineras. El canon entregado a los gobiernos regionales y locales es 50% del IR. En los últimos cinco años se transfirieron más de S/. 20 mil millones por ese concepto. Además de regalías, aporte voluntario y sobrantes de utilidades.
 
Pero  esos  recursos que deben destinarse a grandes obras se guardan en el banco, no se traducen en beneficios para los asentamientos humanos cercanos al yacimiento. Perú: Top Publications atribuye la pereza en el gasto a la ausencia de planes de gobierno y equipos de gestión. En las administraciones regionales o municipales formular un proyecto de  S/. 10 millones toma dos años, casi la mitad de un periodo de gestión. Las autoridades regionales culpan al MEF. Lo acusan de poner trabas con el SNIP, un filtro que evalúa la calidad de los proyectos. 
 
¿Las mineras pagan poco aún al Estado? El nuevo gobierno lo ha entendido así y aplicará un gravamen que permitirá recaudar S/.15 mil millones en los siguientes cinco años. Pero el problema de fondo no parece ser solo plata sino gestión. 
 
Grupos mineros
 

Barrick Gold Corporation. Multinacional con sede en toronto (canadá). es la mayor productora de oro en el mundo con 26 minas en siete países. En el perú opera pierina y lagunas del norte. 

Brescia. Conglomerado peruano con ocho subsidiarias. Concentra el 12% de la producción de estaño. minsur ha centrado sus operaciones en pucamarca,  (tacna)

Buenaventura. Lo lideran los benavides de la quintana, están como los 10 productores de oro y plata en el mundo. Participan en yanacocha, cerro verde, etc.

Freeport Mc Moran. Multinacional norteamericana, productora de cobre. accionista mayoritaria de cerro verde en arequipa, en donde con una ii etapa prevé una inversión de us$ 3500 millones

Gold Fields. Otro líder en producción mundial en oro con operaciones en  australia, ghana y sudáfrica. Explota cerro corona en cajamarca. Entre sus nuevos proyectos figura chupaca junto con buenaventura.

Hochshild. Tercer productor de plata en el mundo. Trabaja minas arcata y ares, ambas en arequipa y pallancata en ayacucho. Tiene previsto operaciones  en azuca, inmaculada y crespo.

Grupo México.  De la familia Larrea, tercer productor de cobre en el mundo y el que tiene las mayores reservas en el mundo. Southern Perú opera Cuajone y Toquepala. quiere ampliar toquepala, y explotar tía maría, los chancas, 

Newmont. Con operaciones en varios continentes, en perú opera yanacocha y la zanja en sociedad con los benavides. Entre sus proyectos, conga.

Pan American Silver. De origen canadiense y productor de plata. En Perú trabaja en Morococha, Quiruvilca y Huarón. Ampliaría operaciones en Morococha. 

Trafigura. De origen suizo, en perú se maneja a través de la empresa Urión que tiene hasta cuatro empresas mineras que producen oro, cobre, plata y zinc.

Votorantim. De origen brasileño, compró la refinería de cajamarquilla a fines del 2004 y participa con acciones en Milpo, tiene previsto ampliar la refinería y exploraciones en Amazonas  y Junín.

Xstrata. Opera en 21 países, en Perú opera en Tintaya y pronto explotará las bambas. entre sus proyectos futuros figura Antapaccay  y Coroccohuayco.

 

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO