Pánico en Carhuaz por aluvión

Desastre. Enorme glaciar cayó sobre la laguna 513 y provocó mar de lodo. Afectó poblados de Hualcán, Acopampa, Obrabaje, Queshquipachán y Pariacaca. Temen otros aluviones en lagunas vecinas. Ver video

Efraín Rosales. Corresponsal

Eran aproximadamente las 10 de la mañana cuando el río Chucchun, convertido en un mar de lodo, arrasó con todo lo que pudo encontrar a su paso, en el distrito de Acopampa, provincia de Carhuaz, de la región Áncash. Infografía

Un bloque de hielo de regulares proporciones se había precipitado sobre la laguna 513, en la quebrada Shonqui y Rajupaquina, ubicada el pie del nevado de Hualcán de la Cordillera Blanca, unos 28 km al norte de Huaraz; y originó un aluvión que arrasó grandes cantidades de terrenos de cultivo, sembríos de árboles frutales, granjas, establos y viviendas.

Los más afectados fueron los centros poblados de Acopampa, Obrabaje, Hualcán, Collorocso, Queshquipachán, Pariacaca, entre otros, asentados en las faldas de la Cordillera Blanca.

Sin víctimas

Según el informe preliminar del Instituto de Defensa Civil (Indeci) sería un total de 40 las personas entre afectados (25) y damnificados (15); sin embargo, las autoridades de la zona estiman que el número aumentará a más de 200.

Los pobladores contaron que no hay muertos pues el ruido que provocó la caída del glaciar los advirtió del peligro y comenzaron a correr. “Si el aluvión hubiese sido en horas de la noche nadie se salvaba, porque el río de lodo se salió de su cauce y arrasó todo lo que pudo, los daños materiales son cuantiosos”, comentó visiblemente asustado Pedro Motta Caballero.

De igual manera, Luisa Alvíncola Giraldo, quien perdió su vivienda, sus enseres de valor, sus terrenos de cultivo y todos sus animales, no dudó en pedir ayuda pues se ha quedado “en la calle”.

Pánico y saqueos


Tras la tragedia, cientos de campesinos que bajaron de la Cordillera Blanca crearon un clima de zozobra y temor en la capital de la provincia pues repetían que otro aluvión estaba por venir y que en pocos minutos arrasaría con la ciudad de Carhuaz. Esta situación de pánico fue aprovechada por asustados pobladores e inescrupulosos para saquear el mercado central de la ciudad.

Por otra parte, el alcalde de Carhuaz, Roosevelt Cerna Gómez, señaló que son cerca de 10 mil las personas que corren riesgo en dicha ciudad ante un eventual aluvión.

Y no le faltaría razón. Un bloque de hielo tres veces más grande del que cayó sobre la laguna 513 podría desprenderse en cualquier momento. Según José Cabrera, habitante de Acopampa, luego de hacer un recorrido por la zona comprobó que un bloque de hielo de grandes dimensiones quedó expuesto y podría deslizarse del nevado Hualcán. “Aparentemente el fuerte temporal hace unos días en las zonas altas habría ocasionado que un rayo caiga sobre el nevado por lo que se habrían producido las rupturas”, dijo y comenzó a rezar.

Incomunicados por el alud

1] El presidente regional de Áncash, Cesar Álvarez, indicó que los pueblos de Huaycán y Pariacaca están incomunicados, debido a que el río Chucchun impide el acceso.

2] Según refirió, el derretimiento de los glaciares habría sido provocado por el imparable calentamiento global.

3] Álvarez pidió al Gobierno Central el apoyo de un helicóptero para inspeccionar si alguna de las nueve lagunas que están sobre Carhuaz puede o no desbordarse. También demandó el envío de prendas de abrigo, agua y alimentos.

4] El Comité de Defensa Civil de Carhuaz estimó que al menos cuatro personas habrían desaparecido, pero aún se encuentran investigando sobre el paradero de estas personas.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO