“La tele es bien estresante”

Plataforma_glr

administracionweb@glr.pe

03 Ene 2010 | 9:19 h

Entrevista/Sandra Vergara. Actriz y conductora del bloque de espectáculos de “Buenos Días, Perú” hasta el año pasado. Este verano se manda tras las cámaras como reportera en el renovado “Panorama”.

Por Hans Huerto

–¿Cuál será tu “Panorama” en Panamericana?

–Me voy al nuevo “Panorama”, Rossana Cueva me lo propuso y me interesó mucho probar esta nueva faceta. No sé si me quede haciendo periodismo toda la vida, no sé si sea lo mío. Pero lo que he hecho hasta ahora, mi primer reportaje, me ha gustado mucho.

–¿De qué va este primer trabajo?

–No puedo adelantar mucho, el programa recién saldrá en febrero. Pero tendrá que ver con el mundo del arte, con varios compañeros de trabajo que he tenido que se merecían un justo homenaje.

–Adiós al bloque de espectáculos.

–Necesitaba el cambio. Jamás fui fanática de ser conductora de espectáculos, salió la chamba y fui probando, pero no lo deseé tanto como ser actriz. Trabajo desde chica ante las cámaras, en comerciales por ejemplo, así que tengo facilidad para desenvolverme en la televisión. Pero no me quitaba el sueño ser conductora de un bloque de espectáculos.

–¿Por lo superfluo de los temas, quizás?

–A veces tenía ganas de hablar de una buena obra de teatro, o de una excelente película. Pero se tenían que tocar otros temas, vedettes calatas en un parque, no sé (risas). En “Panorama” voy a aprender mucho de periodismo, no necesariamente será el rumbo que tome mi vida, pero son oportunidades que no puedo dejar de probar.

–Es una dura competencia en los espectáculos por las mañanas, con Sofía Franco, Johanna San Miguel.

–Sí, y ahora hay varias opciones, se ha puesto de moda refrescar los noticieros con esta oferta de información. He competido sanamente con gente como Johanna, a la que vi como clown desde que yo era chica. Debo confesar que siempre morí por su personaje, me encanta. Pero no tuve de referencia a ninguna de las dos para hacer mi trabajo, ante cámaras siempre fui yo misma.

–¿Nunca fue difícil ser la chica bonita del noticiero?

–Para nada, tuve la suerte de nacer con algo de “simpatía”, pero esa no es excusa para decir que porque seas bonita eres incapaz de hacer algo más. Son argumentos de gente que te quiere tumbar, y eso a mí no me importa.

–Pero lo que te gusta es actuar, desde chica. La fama te vino con “Los del Solar”, pero ya tenías trabajos anteriores.

–Hice varios comerciales de chica, tuve papeles en “Mil oficios” y en una película que se llamó Flor de retama, con Gerardo Zamora. Mi mamá (Patricia Medina) ha hecho comerciales toda su vida y desde chiquita nos llevaba a castings. Recuerdo un comercial que unos amigos hace unos años comentaban, y les conté que era yo quien salía en él. Era un mate de risa, sobre un chocolate que venía con un monstruito adentro y cuando lo abría se me paraban las trenzas. Recuerdo que a los cinco años vi a mi mamá en un comercial y le dije a mi abuela “Yo voy a estar ahí”, señalando al televisor. No es que me guste figuretear, lo que me gusta es la magia de la televisión, el teatro. Como todo actor, tengo un ego que busca reconocimiento, pero a base de mi trabajo.

–¿Y qué no te gusta de ese mundo?

–Me puedo incomodar comiendo en un restaurante, siento que me miran y hablan. Escuchas, “¿es o no es?”, “¡pero está sin maquillaje!”, “oye, es chata”. También te encuentras en este medio con mucha gente hipócrita, que son tus amigos un día pero te volteas y te clavan el puñal, y con efecto. Además, este mundo me estresa, y como yo soy super chambeadora, no me doy cuenta de que estoy mal. Solo esta mañana (miércoles) me desmayé en la ducha y me golpeé la cabeza. Mi mamá me recogió del baño y yo ni me enteré de qué había pasado. Me tuvieron que amarrar a la cama para que no vaya al noticiero. La tele es bien estresante, soportas la opinión de quienes creen que pueden decir lo que les dé la gana de ti.

–El periodismo también lo es. ¿Te has proyectado algún logro con tu incursión periodística, buscarías cambiar alguna situación negativa que se viva en el país?

–Me mueve mucho la ayuda social. El periodista debe tener un ideal de lograr con su trabajo algo bueno para la sociedad. Muchos no lo tienen. Por eso me gusta jugar mucha con la emotividad, el reportaje que he hecho juega a eso con el público. Y si yo puedo conmover en algo para que apoyen una determinada causa, genial.

–Has estudiado comunicaciones en el IPP, pero digamos que no ha sido tu rama profesional. ¿No sientes miedo a una limitación? Se vendrán las usuales críticas contra “la chica que no estudió periodismo” y lo ejerce…

–Así haya estudiado seis años periodismo, mi primer reportaje no tendría que ser algo extraordinario. En realidad las críticas llegarán, así salga bien el reportaje. Escucharé a quien me paga, a mi jefa, y a quienes me quieren y me dicen las cosas por mi bien. Me da miedo, pero si viviera con miedo no me mandaría a hacer nada en la vida. Lo tuve, pero ahora persigo a Rossana Cueva todo el día para saber si hago bien las cosas, y mi trabajo fue saliendo bien. Por lo pronto a Rossana y a otras personas “capísimas” les ha gustado el resultado.

–Puede ser un peso ser una chica guapa…

–No sé, en verdad a mí me ha facilitado algunas cosas. En otros casos me las complicó, por gente que me tuvo envidia. En la actuación me ayudó, pero no solo depende de ello, hay actrices bonitas y antipáticas que las han mandado al diablo por su genio. No me considero una belleza para que me envidien, pero lo he sentido.

–Pero no te afanas por estar guapa todo el tiempo. En algún momento ha de cansar…

–Claro, en un día “pastel” en mi casa duermo hasta tarde, me baño tarde, como todo el día, veo televisión. No soy loquita “tabla de calorías”, aunque sí trato de cuidarme un poco. Pero si tengo hambre, arraso con todo, le echo mayonesa, ketchup, como como una chancha.

–Todo eso se complica con el ritmo de un periodista. Incluso la actuación.

–Eso es mi mayor temor. Yo sé que estoy probando esta experiencia, a ver si me gusta. Quizá descubra que no es lo mío, aunque haga las cosas bien. Si hubiese un proyecto de actuación yo dejaría ahí alma. También he visto la posibilidad de estudiar talleres de actuación en México o Nueva York. A ver si salgo de Lima el próximo año. A mis 25 años, siento que tengo que salir del país a mediano plazo.

La novia del Enano

Será la periodista de espectáculos Lupe Cánepa en la próxima serie “El enano”, sobre un diario sensacionalista, con Salvador del Solar y Roberto Moll. Sandra adelanta sobre su personaje: “Ella está loca por ser famosa, persigue a los famosos. Le encanta la farándula, trata de conquistar a las estrellas y no tiene problema en encamarse con alguien para alcanzar sus metas, aunque no es mala, solo demasiado coqueta”.