lo último sobre archivo

Antes de ti, ¿cuántos Valcárcel han estado involucrados con la Sinfónica?

De hecho, el patriarca de mi familia fue Teodoro Valcárcel, gran compositor asociado al movimiento indigenista. Murió muy joven, pero tuvo la fortuna de vivir una etapa de florecimiento cultural en esos años. En el año 38, en particular, se creó la Orquesta Sinfónica y él fue uno de los que celebraron su creación.

O sea, estás asociado a la Sinfónica desde los genes…

Sí, claro. Y mi padre, compositor de renombre, también pianista, fue director del Conservatorio en dos oportunidades y también director administrativo de la orquesta en el año 80. Y decía que su formación como músico se la debió no solo al Conservatorio, su alma mater, sino a su otra alma mater, el Teatro Municipal, el espacio donde la orquesta Sinfónica Nacional ensayaba. Él iba a los ensayos y esa era su clase en vivo.

No tenías otro destino, digamos.

Tal vez no. Mi papá me inculcó el estudio del piano y el violín. Tuve una época de rebeldía, ciertamente, a los 12, 13 años, en la que dejé la música…

¿Cómo se manifestó tu vocación?

Casi mágicamente, de un momento a otro. Empecé a escuchar música, especialmente música popular, y traté de sacar algunas tonadas en el piano. Eso fue en cuarto de media, de manera que cuando acabé el colegio ya quería estudiar música. Mi papá al principio se mostró un poco reacio…

Qué raro, siendo músico...

Él quería, como decía, apartar a sus hijos del “mal camino”. Un camino que a veces tiene dificultades, poco reconocimiento. Pero como me vio con la intención real, sincera, me dio permiso, pero me inculcó el estudio serio, académico.

Quitarle, metafóricamente, el frac a la sinfónica, ha sido como la marca de tu gestión, ¿no?

(Risas) No sé. Tal vez porque he tratado de ser plural y al hacerlo me he acercado a las propuestas de fusión, a un tipo de repertorio más ligero, más popular. También a las raíces peruanas, de una forma muy espontánea y casi lúdica. Pero lo que yo he tratado ha sido defender siempre el fuero profesional de la música.

Y del músico, entiendo…

Exacto. Al acercarme a la vertiente popular, sólo he tratado de renovar el repertorio, pero sin abandonar la esencia de una orquesta sinfónica, porque una orquesta sinfónica hace música académica profesional. Comúnmente se le asocia con la música europea del siglo XVIII, XIX. Y sí, ciertamente el repertorio fuerte tradicional son los clásicos europeos: Bach, Beethoven, Tchaikovsky…

Pero también sacaste a Beethoven del repertorio…

Sí, sin que eso signifique que su música no me encante. No, más bien he tratado, dentro de esa línea, de abrirme paso a la modernidad, de que se toque música del siglo XX y XXI y he dado prioridad a los músicos académicos peruanos. Hemos hecho más de cien estrenos de temas peruanos en cuatro o cinco años.

Hace 20 años era raro que la Sinfónica toque un tema peruano…

Sí. O tal vez tocaba más música de mediana dificultad técnica, más pegada al modelo de la música popular, y se dejaron de lado los retos de la vanguardia y las propuestas más contemporáneas. Yo he tratado de tomarlas y creo que es mi principal aporte. Aparte, he hecho una búsqueda de mis raíces...

¿Lo dices en el sentido personal?

Como peruano, claro, sí. Y al hacerlo me he acercado a la música popular: Manuelcha Prado, Lucho Quequezana, Eva Ayllón, Dina Páucar, que han sido experiencias fantásticas y nos han permitido abordar formas de tocar distintas y que al final nos enriquecen.

¿Cuál es el límite de lo popular que puede llegar una sinfónica?

Yo creo que el límite lo da el buen gusto y la sinceridad. Pero básicamente creo que la orquesta ahora goza de una buena salud y el ministerio ha apoyado mucho todas mis propuestas, las locas y las no tan locas.

¿Cuál ha sido la más loca?

Paradójicamente, el haber apostado por la música contemporánea peruana, porque no es un tipo de música que necesariamente pueda gustar de inmediato. Entendiendo eso, he tratado más bien de acompañarla con repertorio que pueda ser interesante y así darle al público un menú donde puede degustar muchos sabores.

Gustavo Gutiérrez en la XX Asamblea General de Cáritas Internacional en Roma.

A propósito de la relación del Estado y las empresas, ahora que se le reclama al primero que imponga por la fuerza el proyecto #TíaMaría, reseño la potente investigación de la economista italiana Mariana Mazucatto (El Estado emprendedor, mitos del sector público frente al privado, RBA Libros 2014), que aborda las relaciones entre el Estado, la empresa y el capital.
Inicialmente orientada a convencer al estado británico de que no recorte programas de apoyo a las empresas, el libro revela con detalle el papel del Estado en la financiación de Internet, Apple y Google, incluido el desarrollo específico de proyectos como Iphone, desvirtuando la leyenda de que los grandes hitos de la tecnología se deben a genios jóvenes con zapatillas y sin dinero que se encerraron en un garaje para producir los asombrosos inventos de la última hora de la humanidad.
La base de la investigación de Mazucatto sostiene que un Estado que asume riesgos es capaz de relacionarse con el sector privado saliendo de la camisa de fuerza que pretende reducirlo a una función exclusiva de corrección de las fallas del mercado o a reducir impuestos. Explica con datos que empresas como Intel, Compaq y Apple recibieron fondos públicos para las etapas iniciales de sus proyectos, superando un problema serio para el desarrollo, y más agudo en las economías emergentes: la falta de financiamiento de largo plazo y de capital riesgo.
Por citar dos casos, en EEUU, el financiamiento público de las investigaciones farmacéuticas fue de 972 mil millones de dólares entre los años 1936-2011, y de 30 mil millones el 2012, que se entregan a través de 50 mil subvenciones a más de 350 mil investigadores. El caso de Apple es aún más revelador; las tecnologías en las que basa sus productos son el resultado de décadas de apoyo estatal a la innovación y que, a diferencia de lo que se piensa generalmente, obedecen menos a un desarrollo propio que a su capacidad de integrarlos en una arquitectura innovadora, además de una cultura emprendedora “alocada” como solía decir Steve Jobs. A pesar de ello, según el Departamento de Hacienda de EEUU, solo el año 2008 las empresas de tecnología (incluida Apple) solicitaron 8,300 millones de dólares en desgravaciones fiscales por investigación y experimentación.
En nuestro caso, la crisis del boom de las exportaciones de materias primas nos encuentra sin inversión en tecnología (I+D) clave para el agregado a nuestra economía y en un proceso de diversificación productiva atrasado y precario. El Perú solo invierte el 0.12% de su PBI en I+D, por debajo del promedio de A. Latina que es de 0.75% PBI, y lejos de los países de la OCDE que destinan 2.2% PBI. Se entiende por ello que el 2004, nuestras exportaciones no tradicionales sumaban el 28% del total mientras que el 2013, cuando ya se hacía tangible la crisis del boom, bajaron a 23%.
El libro cuestiona las teorías de la mano invisible del mercado que fuerza la retirada del Estado bajo la presunción de que es demasiado grande y pesado, y a cuyo amparo se ha producido su desmantelamiento. Mazucatto pone bajo fuego el concepto del papel subsidiario del Estado en la economía, que solo justifica la intervención cuando el beneficio social es superior al beneficio privado.
Estas y otras investigaciones han disuelto el mito de la incapacidad del sector público como agente inversor, un discurso todavía vigente en el Perú, un rezago ideológico que impide una vigorosa alianza público-privado para la agenda TIC, más allá de las obras de infraestructura y del cálculo de los beneficios sociales y privados.
Finalmente, la crítica al Estado capturado y sometido a los intereses privados que solo le extraen subvenciones, privilegios innecesarios, recorte de impuestos y eliminación de trámites, y al que se le exige imponer por la fuerza la inversión, es incompleta si no conduce, como lo hace Mazucatto, a la  propuesta de un Estado que se proponga crear y dar forma al mercado, un proceso revolucionario que opera en varias economías emergentes.

______
http://juandelapuente.blogspot.com/

 

  • 2015 M05 14 | 23:30 h
  • Nadar

Vi la fotografía ayer, y de casualidad, en un periódico local. Eran niños nadando entre basura, en los alrededores de Lima. Se veían felices, la piel morenita y la risa todavía blanca. Estaban rodeados de basura. La niñez es una metáfora poderosa. Unos chicos chapoteando en una laguna repleta de desperdicios pueden ser lo que queramos. Elige un tándem: inocencia y corrupción, naturaleza y contaminación, infancia y podredumbre. No hay nada que podamos oponer a ello, salvo la verdad de esos chicos, dos, flotando despreocupados y joviales como pelotas de playa en un día de sol. Quedémonos también con esa alegría.
 
Pero la gestión de las áreas naturales que rodean Lima es algo que nunca entenderé. Su “desarrollo” me resulta inexplicable: esa odiosa negación de lo público. El increíble sometimiento de las autoridades al concepto de propiedad privada, a la explotación insolidaria, al capital. Hectáreas de valles, kilómetros de riberas y litoral, cuando no degradados y olvidados, convertidos en clubes, restaurantes, hoteles y recreos de pago. Puertas al campo, puertas en el mar. Algunas de lujo y con cuota de inscripción: cuidar tu parcela de aire puro, tu pasto verdecito, tu piscina con cloro, tu casa en primera línea, cuesta un huevo. Otras son menos “exclusivas”, pero siempre tienen  dueño.
 
En ciudades, o provincias, o países, mejor pensados, el uso del entorno natural es un derecho de todos. La naturaleza es de todos, no del idiota de turno. En nuestra capital del mal entendido progreso, el de la espantosa gestión municipal, esos bienes se han convertido es una sucesión de peajes, boleterías y cajas registradoras que separan al que puede del que no puede, o puede un poquito menos. La inexplicable desidia ante lo que podría ser el bien común, ha convertido ese patrimonio en materia de especulación, en pasto de mercachifles, en focos de producción de basura entre la que luego nadan niños.

Chimbote. Los pobladores de la comunidad de Chaclancayo en el distrito de Pamparomás se encuentran conmocionados por la muerte de un niño de apenas siete años al caerse a un pozo de almacenamiento de agua para irrigar los campos de cultivo.

A las 8:00 a.m. de ayer, Lucio José Villar Palmadera a pesar de su corta edad salió a pastar a sus animales, estuvo caminando por una quebrada y aparentemente por curiosear se acercó al reservorio y accidentalmente cayó al agua y murió por ahogamiento.

Su padre Justino Victoriano Villar Granados fue avisado por unos comuneros que su hijo se había caído al pozo e inmediatamente ingresó al agua y rescató a su menor, pero lamentablemente no tenía signos vitales. 

Chiclayo. La gerente de Comercio Exterior de la Sociedad Nacional de Industrias, Silvia Hooker, refirió que es importante analizar nuestro entorno para saber si estamos en el camino correcto o si hay que enmendar el rumbo y prepararnos para avanzar en nuestras vidas.

Cree que por eso se impulsa el desarrollo de los foros industriales que la Sociedad Nacional de Industrias viene desarrollando desde hace ya algunos años, en el marco de las celebraciones por la Semana de la Industria.

Dijo que este año Lambayetendrá el reto de llevar la discusión sobre el crecimiento y desarrollo de la zona norte del país. La cita es el viernes 29 de mayo en la Universidad Católica Santo Toribio de Mogrovejo (USAT).     

Chiclayo. Después de tres días de cierre por los oleajes anómalos, hoy se abrieron los puertos del litoral lambayecano para todo tipo de actividad pesquera y turística, puesto que han disminuido los riesgos y el mar ha vuelto a la calma, así lo revelaron los representantes de la Capitanía de Puerto de Pimentel.

Como se conoce, el mar peruano en el litoral lambayecano alertó a la población por los oleajes anómalos que se registraron. En algunas regiones del país el mar inundó las vías alternas a las playas y causó más de una preocupación.

En la Capitanía del Puerto de Pimentel también informaron que a pesar de que ya se abrieron los puertos, los pescadores y la población en general deben tener cuidado al momento de ingresar a la playa para evitar desgracias. Así también se hizo un llamado a los tablistas para que tengan cuidado al momento de ingresar al mar. 

La Libertad. Pese a la gran cantidad de zancudos vectores del dengue y al correspondiente alto índice aédico en la provincia de Virú, la Gerencia Regional de Salud de La Libertad (Geresall) considera que no hay peligro de brote de la mortal enfermedad.

Según el regidor provincial Hebert Jiménez Urquiaga, la Red de Salud de Virú, a cargo de Hans Cauca Fernández, solamente participó en dos campañas de fumigación de centros poblados, cuando se había programado cinco.

“A inicios de mayo habíamos tenido como municipalidad una reunión con todas las instituciones involucradas con el tema de prevención del dengue, lideradas por la Red de Salud de Virú; sin embargo, a los pocos días de tomados los acuerdos y de haberse iniciado el proceso de fumigación en dos centros poblados, la Red de Salud nos abandonó”, lamentó Jiménez Urquiaga.

La autoridad explicó que la Red presentó un informe al municipio argumentando según Geresa, que no había por qué preocuparse.

“Eso nos sorprendió muchísimo porque tenemos un plan de trabajo organizado con las empresas agroindustriales y al que ellos renunciaron así de simple. Cada una de las instituciones que participó en esta mesa de trabajo se comprometió aportar combustible, personal, logística”, detalló.

El concejal advirtió que la disposición de la Geresa es un error porque en Virú hay una plaga de zancudos que puede desencadenar el dengue.    

Chiclayo. La audiencia de control de acusación por el delito de cohecho pasivo propio y otros, en contra de los 22 policías –entre oficiales y suboficiales implicados con el clan Caycay, dedicada a la venta de drogas–, continúa dilatándose.

Esta vez estuvo programada para hoy 15 de mayo, pero el fiscal que llevaba el caso, Eduardo Céspedes García, no ha sido ratificado por el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM); por lo tanto, ya no labora en el Ministerio Público de Lambayeque.

La carpeta fiscal Nº 11-2012, que consta de 22 tomos, ha sido reasignada al fiscal Carlos Gustavo Cáceres Alejos, de la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Chiclayo. El magistrado ha solicitado mediante un documento ante la jueza Yolanda Gil Ludeña, del Sexto Juzgado de Investigación Preparatoria, que se reprograme la audiencia, esto debido a que siendo un caso complejo requiere un tiempo razonable para sustentar adecuadamente el requerimiento acusatorio contra los policías.    

Raúl Castro ha semiconfesado su catolicismo en el Vaticano y declarado que enviará embajador a Washington apenas Cuba sea retirada de la lista de países patrocinadores del terrorismo, a fin de mes. François Hollande ha tomado la delantera europea en visitar La Habana. Todas señales de que el reingreso de la isla a la atmósfera diplomática occidental sigue a velocidad de crucero.  

Como era previsible, los cambios en la esfera externa avanzan mucho más rápido que en la interna. Las aperturas en la  política y en la economía de las personas vienen con cuentagotas. La continuación del sistema de partido único es un valor entendido, y la perspectiva más optimista apunta a una liberalización de los negocios en el esquema chino.

En cuanto a las relaciones con los EEUU, lo que estamos presenciando no es el inicio de un idilio, sino de un fuerte pulseo. Hay reclamos cubanos que van a caer por su propio peso, como el fin del bloqueo económico, indispensable para el aterrizaje de la inversión estadounidense. Pero otros, como la devolución del enclave de Guantánamo a Cuba, parecen bastante más complicados.

Esta es una normalización que va a tener un ritmo especial. La apertura de ambas partes ya es un hecho, pero aún tiene enemigos actuando en Washington y en Miami, y seguramente habrá cierta inercia burocrática arrastrando los pies en la propia isla. Por lo pronto las primeras señales simbólicas de inclusión plena en el mercado mundial (¿McDonalds?) todavía no se han materializado.

Sin embargo es erróneo pensar que en Cuba hoy todo está por desmantelar. Un ensayo de Emily Morris en The New Left Review muestra un panorama inesperado, la frase del título. Hay un PBI per cápita en ascenso desde 1993, algo más rápido que el del este europeo. Algo parecido sucede con las tasas de mortalidad infantil y las expectativas de vida (casi 80 años en el 2012).

Un aporte de Morris es hacer notar que la economía cubana hace decenios que no está en manos de comisarios ideológicos, sino de técnicos pragmáticos. Es cierto que estos se mueven dentro de los márgenes del poder político castrista, pero la idea es que sí están preparados para una eventual ampliación de esos márgenes. Que es de lo que trata la apertura.

América Latina ha quedado un poco deslucida en esta historia. En medio siglo no logró doblarle la mano a los EEUU en el tema. Hoy presencia un proceso que no la incluye realmente, salvo en cuanto beneficiaria de las corrientes comerciales apenas ellas crezcan. El eje Washington-La Habana va a ser por buen tiempo un espacio aparte en la geopolítica del continente.

zozobra y tensión en azucarera. Pobladores temen salir de sus casas por temor a ser alcanzados por alguna bala perdida. Trabajadores persistirán en su lucha y han decidido expulsar al Grupo Oviedo de la compañía azucarera. Ayer nuevamente se enfrentó la Policía contra los trabajadores.

La Libertad. El alcalde distrital de Pacasmayo, Aldo Navarro Sarmiento, señaló que debido a la destrucción del muelle de Pacasmayo por los oleajes anómalos el 1 de mayo, diariamente un promedio de 15 embarcaciones pesqueras pierden aproximadamente 25 mil soles diarios. 

La autoridad edil refirió que Pacasmayo es el segundo punto en cuanto a descarga de pesca en La Libertad. “Los directamente afectados son unas 300 familias de pescadores artesanales, mientras que un número igual está perjudicado indirectamente por el cierre del muelle. La furia del mar derribó cien metros del muelle dejando 426 en pie”, detalló.

Navarro recordó que el 2011 había un estudio que hablaba de 13 millones de nuevos soles de inversión para poder rehabilitar la infraestructura, pero tras los severos daños del 1 de mayo, ahora se estima entre 17 y 20 millones de soles. “La idea es una nueva infraestructura con un moderno terminal pesquero”, aseveró.

El burgomaestre expresó que en estos momentos el muelle está en situación de emergencia y se están realizando los estudios para poder determinar exactamente la magnitud del perjuicio. Aseguró que los congresistas liberteños han ofrecido su ayuda. 

el colmo. Así como la frustrada remodelación del estadio Elías Aguirre, los Juegos Suramericanos de Playa corren riesgo de no realizarse en Pimentel.

Talara. Un sector de la sociedad civil del distrito de La Brea-Negritos denunció un supuesto tráfico de influencias por parte de funcionarios de la municipalidad distrital con la Zonal de Trabajo de esta Provincia, con el objetivo de vulnerar los derechos laborales de algunas trabajadoras ediles que han denunciado, ante este organismo del Estado, hostigamiento permanente por parte del jefe del área de Serenazgo Municipal y otros funcionarios.

También han denunciado la vulneración de sus beneficios laborales conforme lo estipula la Ley Laboral del Obrero 728, pidiendo que las autoridades pertinentes, sobre todo del Ministerio Público, tomen cartas en el asunto a fin de que se haga justicia y se sancione de acuerdo a ley a los responsables.

Los integrantes de la sociedad civil basaron su denuncia con la entrega de documentación en la que se da cuenta que las serenas Deysi Torres Sánchez y Miriam González, en agosto del 2014, denunciaron en la Policía al jefe de Serenazgo Municipal, Conrado Coronado Albujar, de haberlas agredido verbalmente, quitándoles con gritos e insultos sus herramientas de trabajo (cuaderno de registro diario), iniciándose desde entonces un hostigamiento laboral, lo cual generó una nueva denuncia en la comisaría del distrito y en la Zonal de Trabajo de Talara.

Al parecer la Zona de Trabajo no ha hecho nada al respecto, ya que existiría un lazo muy fuerte entre los responsables de esta entidad y los funcionarios de la comuna.    

Piura. El presidente de la CGTP región Piura, Juan Orozco Duque, exigió al Consejo Nacional del Trabajo (CNT) iniciar el debate, que decidirá el incremento del sueldo mínimo, en base a la propuesta presentada por los diferentes gremios de trabajadores. 

El pedido, según indicó el dirigente, plantea el incremento de la Remuneración Mínima Vital (RMV) a S/. 1,500, ya que la canasta familiar actualmente supera los S/. 1,800, teniendo en cuenta el alza de precios registrados en los últimos años.

“Se critica que el Perú se encuentre en uno de los países cuya RMV no alcanza el 50% del valor de la canasta familiar, por debajo de los países de América Latina como Chile y Colombia”, refirió.

Por ello, dijo Orozco Duque, es necesario que en el próximo debate se otorgue mayor protagonismo al pedido de los trabajadores y no a la opinión de los grandes empresarios que buscan negar el derecho laboral a la clase obrera, como lo pretende hacer la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (CONFIEP).

Recordemos que el CNT acordó postergar la discusión hasta el 18 de junio, porque según informó el ministro de Trabajo, Daniel Maurate, la comisión encargada no logró reunir a tiempo la información que se necesita para evaluar la viabilidad del aumento de acuerdo a los índices económicos que presenta el país.