Con el fin del ciclo académico, una de las primeras interrogantes que pasan por la cabeza de los jóvenes universitarios a nivel nacional es ¿Qué hacer durante las vacaciones universitarias? Para apoyar en dicha solución, Apunte Educativo conversó con diversos especialistas del rubro y muchos de ellos coincidieron que estas fechas deben ser para relajarse, pero no se debe descuidar el aspecto académico con la realización de algunas capacitaciones, talleres, entre otros.

Uno de los especialistas, recomendó que esta etapa debe pasar por desconexión total, recuperación gradual y preparación para la vuelta. La primera, la ilustra como un primer tramo de descanso en el que recomienda olvidarse de todos los estudios, y el segundo que implica ir desconectando de todo poco a poco.

Puedes ver: Conoce los tipos de inteligencia que desarrollan tus hijos

“Los últimos días en la preparación para la vuelta, deben utilizarse para ir viendo temas sobre el regreso a las clases y los estudios”, manifestó el especialista.

Asimismo, especialistas educativos del portal Universia, puntualizaron que durante las vacaciones, se pueden hacer diversas actividades como montar un negocio, hacer cursos, aprender idiomas, u otras actividades tanto extracurriculares como profesionales. Entre ellas:

Lee también: Las nuevas oportunidades del actual mercado laboral

Desarrolla tu idea de negocio

¿Te parece demasiado pronto? Piensa que, hoy en día, con el aprovechamiento de internet y las nuevas tecnologías, crear tu propio negocio es más sencillo que nunca. Por eso, tal vez no sea el momento de lanzar tu empresa, pero sí es una ocasión propicia para ir diseñando las líneas maestras, por ejemplo. Piensa qué quieres hacer en el futuro próximo y aprovecha los días libres de vacaciones para empezar con los preparativos y pasos previos.

No obstante, hoy en día es relativamente sencillo trabajar con freelance online, por ejemplo. El diseño web, el marketing de contenidos, la creación de aplicaciones. Muchos trabajos no exigen tu presencia y se realizan por completo a través del mundo en línea. Tal vez sea un buen momento para aprovechar el tiempo libre y ganar algo de dinero.

Momento para la capacitación

También son las vacaciones los periodos perfectos para ampliar formación. Una vez has desconectado y descansado, piensa en realizar algún curso intensivo, ya sea en tu universidad o en otro centro, o tal vez incluso a nivel online, pues se ofrecen muchos realmente interesantes.

Tiempo para aprender idiomas

También son ideales las vacaciones para aprender idiomas. Puedes inscribirte en algún curso o bien realizar un viaje. Si tienes dinero, márchate a un país en el que se hable la lengua que quieres mejorar, como el inglés, el francés, el alemán, el chino, entre otras.

Si tu economía no te permite viajar y tampoco inscribirte en un curso, siempre puedes optar por leer en inglés o cualquier otro idioma. Busca páginas webs, libros o ebooks. Cualquier cosa que te ayude a mejorar.

Especialízate y mejora competencias

Si consideras que algunas materias son tus puntos débiles, aprovecha el periodo vacacional para profundizar en ellas y mejorar tus competencias.

Por otra parte, si hay otros puntos en los que consideras que tienes talento, no dudes en especializarte y reforzarlos todavía más.

Actividades de diversión

Pero no todo en las vacaciones va a ser trabajar. También te ayudará a desconectar y despejar tu mente realizar otras actividades interesantes. Por ejemplo, un viaje a la playa o cultural, un buen libro, escuchar música, incluso decorar tu habitación… Lo que se te ocurra y te guste.

Moverte y hacer deporte

También es un momento ideal para hacer deporte y ponerte en forma. Ya lo decían los romanos, “mens sana in corpore sano”.

Aprovecha cualquiera de estas actividades para disfrutar de unas vacaciones muy completas y disfruta de tu tiempo libre a la vez que te sigues formando en todos los ámbitos de la vida.

Ahorra para seguir adelante

También puede ser un buen momento para ahorrar algo de dinero que te ayude a ir más desahogado durante al año lectivo. Trata de no gastar demasiado y haz actividades en que no tengas que poner nada de metálico.