Cuando nos enfrentamos a una entrevista de trabajo, el sentir estrés, estar nervioso, es algo prácticamente inevitable, pero podemos hacer una serie de cosas para mitigar esos efectos y sentirnos mucho más tranquilos y prepararnos para esa entrevista de trabajo con la que hemos estado soñando durante mucho tiempo. En ese sentido, César Cáceres, Docente del Programa Especializado en Gestión del Talento Humano de la Universidad de Piura, nos aconseja seguir cuidadosamente estos prácticos consejos para pasar con éxito una entrevista laboral:

1) Cuidar la hoja de vida:

El popular curriculum vitae, debe incluir estudios académicos y experiencia profesional, así como también retos y logros alcanzados en las organizaciones donde se ha laborado. Es imprescindible ser transparente en la información consignada, así como también brindar detalles en caso de algún estudio inconcluso. Se debe colocar ‘Estudios Parciales’ en caso no haber concluido la profesión, así como también colocar los años estudiados y la casa de estudios.

Puedes ver: PROFESIONALES DE LA EDUCACIÓN: 4 CONSEJOS PARA MEJORAR LA METODOLOGÍA DE ENSEÑANZA

2) La puntualidad:

De preferencia llegar 30 minutos más temprano. En este tiempo ganado conseguiremos una pausa para respirar y calmarnos. Con esta tranquilidad conectaremos mejor con el entrevistador.

3) Vestimenta:

Debe ser formal, sin llamar la atención. Los varones, deberán usar terno oscuro, el saco y pantalón deberán llevar el mismo tono, camisa blanca, corbata de color entero y sin muchos accesorios. Las damas, con vestimenta formal de colores sobrios, de preferencia usar una cadenita y aretes pequeños, sin mucho maquillaje y evitar perfumes fuertes.

4) La postura

Se debe mantener una postura erguida, esta posición transmite atención por lo que estamos haciendo. De preferencia evitar arrecostarse en la silla, ya que refleja una actitud de relajo, dando la sensación que uno también lo es en el trabajo.

También lee: ¿QUIERES ESTUDIAR UN MBA? TOMA EN CUENTA LAS SIGUIENTES CONSIDERACIONES

5) El lenguaje verbal y no verbal

Se debe cuidar las palabras que utilizamos, así como también la formalidad, la cadencia, conversar despacio, entendiendo lo que nos preguntan y limitándonos en responder a eso. No se debe interrumpir. Evitar parlamentos largos. Es muy importante mirar al entrevistador en todo momento.

6) Preguntas incómodas

Debemos preparar las respuestas de manera anticipada. Es posible que pregunten sobre el causal de cese laboral o por qué deciden de cambiar de trabajo. Así como también preguntarnos por nuestros defectos. De preferencia buscar alguno que también podría ser una virtud dependiendo del puesto de trabajo, por ejemplo, el ser perfeccionista o exigente. En cuanto a las preguntas sobre las virtudes, aconsejo no utilizar la palabra proactivo y trabajo bajo presión porque son muy utilizadas. Es mejor ser originales.