Formar una familia es el deseo de la mayoría de personas. Deben de ser conscientes de que, con la llegada de sus hijos, se debe constituir un hogar lleno de armonía, teniendo en cuenta que las responsabilidades serán más intensas, muy serias y sobre todo debe haber comprensión, amor y trabajo.

Formar a un niño seguro de si mismo, logrará que en cuando sea adulto sea independiente y responsable

Los padres deben ser el ejemplo a seguir de sus hijos y brindarles una vida tranquila, en donde a través de la educación y formación se le inculquen valores positivos. Es importante señalar que el respeto que tengan los hijos hacia los padres, tiene su fuente en el afecto natural que se ha brindado en la familia.

Puedes ver: ¿CONOCES LOS 11 PUNTOS CLAVES PARA FORTALECER Y TENER UNA BUENA RELACIÓN CON TU HIJO?

Para que la disciplina con amor sea realmente efectiva, es indispensable que ambos padres manejen el mismo discurso y que no se contradigan ni se desautoricen el uno al otro en frente de los niños, las diferencias las deberán solucionar en privado

Un adulto responsable, velará por la integridad de sus padres cuando estos envejezcan

Hacer que desarrollen confianza en sí mismos, seguridad y una autoestima alta, se logra permitiendo que sus hijos, desde pequeños, realicen actividades sencillas como las tareas, el baño, vestirse, poco a poco asignarles tareas un poco más complejas, esto hará que sean independientes, sepan que ellos pueden y son capaces de asumir más responsabilidades.

Puedes ver: ¿CONOCES LOS TIPOS DE INTELIGENCIA QUE PUEDEN DESARROLLAR TUS HIJOS?

Los niños deben entender y valorar todo lo el esfuerzo que hacen los padres, para que ellos puedan tener una vida digna, deben aprender a ser agradecidos, y tratar de ser ciudadanos de bien, quienes cuando ya sean adultos puedan ser responsables de sus padres en su vejez, dándoles toda la ayuda material y moral en todo momento, atender sus enfermedades y estar presentes en momentos de soledad y desánimo.