Ordenar, limpiar o realizar los quehaceres domésticos, puede resultar uno de los retos más difíciles para los más pequeños de casa. Las dificultades de aprendizaje y de atención podrían ser un obstáculo para que sea organizado, realice tareas y se concentre en lo que hace.

Durante los primeros años de vida es básico una buena educación sobre el orden, así que el ejemplo es vital en esta etapa. Enséñale a tu hijo a colocar sus juguetes y cuentos en sus estanterías, a no dejar sus zapatos tirados, entre otras cosas.

El orden es un valor importante en la vida cotidiana, pero los niños muchas veces no lo entienden por completo. Por lo tanto, para ellos no es una prioridad. La buena noticia es que hay formas divertidas y útiles que conozcan esta cualidad sin mucho esfuerzo.

Y de acuerdo, al portal Vix.com existen 5 formas que ellos aprendan a ordenar su habitación:

1.- Que conozca los lugares para acopio

Para tu hijo, será más sencillo guardar y acomodar sus cosas si sabe dónde ubicarlas. Lo ideal es que sean lugares de fácil acceso para él o ella. Además, puedes decorar o señalizar estos espacios para que sean llamativos a sus ojos.

2.- Dale actividades de acuerdo a su edad

Los menores de entre 2 y 5 años realizan mejor las tareas simples y rápidas, porque es más complicado captar su atención. Así que puedes confiarles actividades como recoger sus juguetes, colocar la mesa o darle de comer a las mascotas. Si tu hijo ya es mayor de 6 años ya puede hacer cosas más complicadas, como hacer su cama o lavar los platos.

Puedes ver: Nutrición: ¿Cómo organizar una lonchera saludable?

3.- Sé paciente

No te estreses si ves que el pequeño se distrae mientras está ordenando. Es fundamental mantener un ambiente relajado y lúdico, para que así ellos no lo sientan como una tarea tediosa y aburrida.

4.- Establece una rutina

Será más sencillo para los menores aprender a ordenar su cuarto o espacio si mantienen una rutina. Primero puedes comenzar por su cama, luego acomodar sus cosas al llegar al colegio, poner los platos y cubiertos en la mesa. Así, poco a poco se irá volviendo un hábito y después lo harán sin necesidad que les estés indicando.

5.- Háganlo juntos

Para tu niño será más divertido si haces las cosas de limpieza con él, además, es una gran oportunidad para pasar tiempo juntos.

También lee: ¿Cómo enseñarle a tu hijo el abecedario? Conoce métodos rápidos y divertidos

6.- Plantéalo como un juego

Para que tu niño no se aburra, puedes proponer juegos o retos para ordenar. Por ejemplo, ver quien ordena más cosas en menos tiempo. Así se mantendrá concentrado en la actividad.

7.- Explícales todo

Si le explicas a tu hijo por qué es importante tener ordenado su cuarto te entenderá. Así que, que no dudes en explicárselo.

Esperamos que estos consejos te sirvan al momento de explicarles la importancia de tener sus cosas ordenadas.