La huelga sigue

2 Sep 2017 | 10:09 h

No es que los maestros no quieran ser evaluados. La evaluación está mal planteada y dista mucho de lo que saben o sus métodos de enseñanza. Tiempo de pasar lista, cuántos niños participan o corregir evaluaciones en su tiempo libre, no me dice si es bueno o malo en su trabajo.

El fujimorismo sigue metido arengando para hacer la cortina perfecta mientras se limpia a Keiko.
Sin pobres y buena educación se acaba el negocio llamado política.

 

Te puede interesar