¡Valen un Perú!

Conozca a siete peruanos comprometidos con la cultura, el turismo y la defensa del medio ambiente.

Antes de terminar el 2016, recordemos algunos personajes destacados en cultura, turismo y medio ambiente. Foto: Archivo Rumbos

Antes de terminar el 2016, recordemos algunos personajes destacados en cultura, turismo y medio ambiente. Foto: Archivo Rumbos.

Una se sigue enfrentando al proyecto minero más grande de Sudamérica, otro retrata en video excéntricas culturas de la amazonía peruana, mientras que un tercero promueve el uso de la red de caminos más grande del Perú: el Qhapaq Ñan.

PUEDES VER: Ucayali: José Castro, el maestro invisible de Yarinacocha

Ellos tres, peruanos por cierto, integran la lista de siete destacados personajes que con su aporte cultural, ecológico, turístico y hasta medio ambiental merecen ser reconocidos en este final del año. Una perseverancia y resistencia a prueba de balas. ¡Conozcámoslos!

La heroína del medio ambiente

Máxima Acuña es simbolo de la resistencia contra el abuso de las empresas extractivas. Foto: La República

Una mujer que tuvo bien puestos los pantalones es, sin duda alguna, Máxima Acuña. La pequeña cajamarquina que se enfrentó al proyecto Conga de la empresa Newmont Mining Corporation para defender su tierra y su entorno.

A pesar que fue golpeada, acosada y llevada a la justicia por supuestos delitos de usurpación, nunca abandonó su lucha y, por el contrario, esa resistencia contra los abusos de las industrias extractivas le permitió ser acreedora del premio Goldman (2016), el máximo galardón mundial ambientalista para nuestra Máxima Acuña. ¡Bien por ella!

Un maestro sin discípulos

José Castro es un maestro y guardián de la cultura Shipibo Conibo Foto: Revista Rumbos

En el corazón de la selva de Ucayali, José Castro pasa desapercibido y hasta casi es un hombre invisible. Pero él es todo un personaje. Se trata, ni más ni menos, que del maestro shipibo-conibo del boexeti, un peine ancestral que se produce con creatividad y sobre todo con mucha paciencia.

Pero hay un peligro latente, esta tradicional técnica que aún se práctica en Yarinacocha podría desaparecer si es que el longevo experto no consigue discípulos que continúen con su legado.

La agonía del resígaro

Rosa Andrade guardiana de la lebngua resígaro

En las últimas semanas, se apagó la voz de la última hablante del resígaro, una lengua nativa que se escuchaba sigilosamente en la amazonía peruana entre boras, witotos y ocaínas.

El último aliento de Rosa Andrade quedará en los oídos de las personas a las que logró transmitir parte de su cultura e historia. Y es que a pesar de ser la única en saber el resígaro, nunca fue mezquina, al contrario, lo compartía entre las nuevas generaciones.

El documentalista de la amazonía

Documentalista  y propulsor del cine amazónico Foto: Revista Rumbos

Fernando Valdivia se considera un Yashingo, un espíritu de la selva enviado por la madre naturaleza para protegerla. Desde su primera sesión con la sagrada Ayahuasca, el documentalista y actual director de la Escuela de Cine Amazónico, sabía que tenía que encontrar y registrar las desconocidas culturas que se escondían o que eran disfrazados como tabú en la Amazonía peruana.

¿El fin? darle trascendencia, contar la historia al mundo y de esa manera evitar su extinción. Una de ellas son las comunidades indígenas.

El chaski contemporáneo

Felipe Varela, caminate y gran conocedor de nuestro país. Foto: Rolly Valdivia 

Si nos pusiéramos a contar la distancia recorrida a pie por Felipe Varela en la red de caminos del Qhapaq Ñan, el sistema vial del Tahuantinsuyo, concluiríamos más de 9 000 kilómetros.

Una hazaña por el cual lleva el apelativo de Chaski. Pero esta hazaña no es solo un deporte para él, y que parte de su trabajo es concientizar a la comunidad y promover el uso de estas vías pedestres para consolidar un sistema vial integral entre los centros poblados.

Una escultora en la selva

Joyce Bartra, escultora de la selva. Foto: Revista Rumbos

A una hora de Tarapoto (San Martín) también se respira, se siente, se palpa y se exporta el arte peruano. Pero no cualquier arte, el de la idiosincrasia chazutina, una bitácora cultural del encantador pueblo de la selva peruana.

Si hay una culpable para que no se pierdan estas tradiciones es Joicy Bartra, quien junto con su hija Alina del Águila, llevan adelante un sueño en el Centro Cultural de Chazuta: rescatar y preservar la cultura local y ser articuladores de un cambio para mejorar la calidad de vida de todos los vecinos.

Un primitivo tablista de sarhua

Primitvo Evanan Poma un precursor de las tablas de Sarhua Foto: La República

Uno de los precursores del uso de las tablas de Sarhua, hermosas tablas de madera pintada con colores naturales, es don Primitivo Evanán Poma, quien comparte sus vivencias a través de este producto artesanal turístico proveniente de tu natal tierra, en Ayacucho.

El artista también viene impulsando por más de 40 años la enseñanza del arte milenario de las tablas de Sarhua a los niños y jóvenes de su región. ¿Qué es la sarhua? Pues es una madera donde los artistas retrataban costumbres, fiestas o un suceso que no merecía estirar la pata y pasar al olvido.

Síguenos en Facebook