27 de Noviembre de 2015 | 19:36 h

Crónica: Pasco, la maratón de los ‘hombres de acero’

No son precisamente Superman, pero los atletas que participan en la maratón ‘Yo corro por Pasco’, no se dejan vencer ni por la kryptonita.

El clima es un rival más para los maratonistas. Foto: Ángel Chávez

El clima es un rival más para los maratonistas. Foto: Ángel Chávez.

A pesar de la nieve y el frío se corrió por Pasco. Fotos: Ángel Chávez

A pesar de la nieve y el frío se corrió por Pasco. Fotos: Ángel Chávez.

El público brindó su apoyo a los competidores. Foto: Ángel Chávez

El público brindó su apoyo a los competidores. Foto: Ángel Chávez.

Instante de gloria para los ´hombres -y mujeres- de acero'. Foto: Ángel Chávez

Instante de gloria para los ´hombres -y mujeres- de acero'. Foto: Ángel Chávez.

Vuelta olímpica con Gladys Tejeda. Foto: Ángel Chávez

Vuelta olímpica con Gladys Tejeda. Foto: Ángel Chávez.

Expectativa en el corazón urbano de Cerro de Pasco. Foto: Ángel Chávez

Expectativa en el corazón urbano de Cerro de Pasco. Foto: Ángel Chávez.

Luis Pérez / Revista Rumbos

Mucha nieve. “Cerro de Pasco se viste de novia”, se carcajean los lugareños a pesar de los seis grados bajo cero con los que despierta su ciudad. Cae más nieve. La temperatura disminuye, pero la carcajada y el buen ánimo no se congelan, tampoco la curiosidad: ¿a qué hora comenzará la maratón?

Sí, solo esa duda desean despejar. Y es que los cerreños tienen bien en claro que aunque el clima no sea nada compasivo, la tan esperada carrera jamás de los jamases se postergará ni cancelará.

PUEDES VER: Chicos genios de las ciencias vienen de Huancavelica, Junín y Pasco

Bueno, bienvenida la nieve entonces y a seguir soportando el frío. No por algo –aseguran los vecinos–, Cerro de Pasco, la capital de la región del mismo nombre en la sierra central del Perú, es tierra de machos y no de muchos.

Aquí, los atletas ‘hombre de acero’ no correrán desde la polis de Maratón hasta la de Atenas –como lo hizo el legendario mensajero griego Filípides–, sino desde Canchacucho (distrito Huayllay) hasta el estadio Daniel Alcides Carrión de Cerro de Pasco. Serán 42 kilómetros de carrera a más de 4.380 m.s.n.m. Un extenuante desafío con su yapita de congelamiento.

Se da la partida           

Y comienza la XXXIV Maratón Yo corro por Pasco, competencia que tiene bien puesto el nombre de la más alta del mundo. Los atletas varones de la categoría rankeados, muestran resistencia y destreza en cada paso. Nadie detiene su marcha. Todos ignoran al frío y a la nieve que los golpea.

Lucha contra la adversidad. Siguen corriendo. Los guerreros dejan sus huellas por Cochamarca, cruce Shelby, Villa de Pasco, Colquijirca, cruce Huánuco y el arco de bienvenida. Desde este punto se oyen los aplausos y las arengas del público congregado en la avenida Chaupimarca, el jirón Bolognesi y la plaza Carrión.

Los atletas ingresan al estadio. Es el tramo final, la vuelta olímpica.

‘¡Vamos! ¡Tú puedes! ¡Ya falta poco!’, es el clamor de la gente que se muere de ganas de saber quién será el ganador.

Minutos más tarde y sin que nadie se muera de la angustia, se aclama al primer puesto. Él se detiene, pero el bullicio del público continúa. Inhala y exhala. Jamás se desploma, a pesar del desgaste físico y mental.

Ahora levanta el rosto y los brazos. “Lo logré”, dice. Se trata del fondista número 9560: Raúl Machacuay, natural de la provincia de Junín, quien lideró el pelotón de principio a fin.

Pero las emociones no terminan. Falta la llegada del segundo y tercer lugar. Otra vez las ovaciones y el bullicio en el estadio en el que alguna vez se gritaron los goles del Unión Minas; pero esa es otra historia, eso no importa ahora porque el pasqueño Jhon Tachagua asegura el segundo puesto. Detrás aparece Juan Huamán, de Huancavelica. Todos aplauden, incluyendo a la atleta Gladys Tejeda, que pasea con los ganadores.

Pero quien se lleva más aplausos, hurras y vivas es doña María Victoria Rivera, más conocida como la ‘Tía Maracuyá’. Ella, a sus 102 años, se inscribió en la categoría supermaster. No es la primera vez, compite desde hace ya varios años, por lo que es considerada la atleta más longeva de la maratón de los hombres –y mujeres– de acero.

El dato

‘Yo corro por Pasco’ se realiza por el aniversario de la creación política de dicho departamento. Los atletas compiten en las categorías rankeados: 42 kilómetros para hombres y 21 para damas. Master, juveniles, supermaster y maratón familiar: 10 kilómetros. Menores y discapacitados: 5 kilómetros.

 

Síguenos en Facebook