09 de Enero de 2017 | 18:04 h

Tingo María: Selva refrescante

El insinuante verdor del bosque huanuqueño, es una de las alternativas que usted debe de tener en cuenta a la hora de buscar un autentico destino de naturaleza

Rolly Valdivia Chávez / Revista Rumbos

Lo llevaron donde la China, pero no a la China de la vez pasada, la del viaje anterior. Lo peor de todo es que la China de hoy ni siquiera tiene los ojos rasgados. Tampoco bromea ni se mata de la risa como su tocaya de apodo. Ellas son totalmente distintas, aunque, por esas casualidades de las que nadie está libre, ambas se ganan la vida ofertando bebedizos curativos o enciende-pasiones en la misma calle, en el mismo jirón.

PUEDES LEER: Cinco tendencias del turismo mundial

Encanto y exotismo en Tingo María. Foto: Juan Puelles

De la efectividad de esos tragos que reposan en imponentes damajuanas y se preparan con aguardiente y un mejunje de frutos, hierbas, cortezas y raíces, no dejaremos constancia en este relato. Eso tiene que descubrirlo usted, cuando sus pasos de viajero lo conduzcan al entramado urbano de Tingo María (Leoncio Prado, Huánuco), luego de haber disfrutado de la tórrida exuberancia de la selva.

Tanto por ver y conocer. Cascadas de aguas refrescantes. Una cadena de montañas que perfilan en el horizonte la silueta de una bella durmiente. Una cueva sombría con guácharos y murciélagos que es el mayor atractivo del Parque Nacional Tingo María –el segundo creado en el país- un espacio biodiverso de seis mil hectáreas de extensión, que es el hábitat de 210 especies de aves.

Aventura en el bosque es lo que ofrece Tingo María. Fotos: Juan Puelles

Esta variedad lo convierte en un área propicia la observación de aves, aqui se logran avistar hasta 188 especies en un día dentro del parque y en varias zonas cercanas.

Pero no escape de este paraíso sin darse una vueltita por la ciudad especialmente por el jirón Lamas, donde, además de las bebidas exóticas de las dos Chinas, se comercializan diversos productos artesanales, de esos que ayudan a mantener vivo los recuerdos de una gran travesía.

 

Síguenos en Facebook