La caravana itinerante de Bob Dylan

40 años después. Se publican las fotos de la gira más extravagante, caótica, irrepetible y vibrante realizada por el mítico cantante que mañana lunes publica su disco ‘Fallen Angels’. 

2 Abr 2016 | 23:30 h

“Tenía total libertad. Podía entrar en su habitación en cualquier momento y fotografiar lo que estuviera haciendo”, comenta Ken Regan en el texto de presentación del libro ‘Rolling Thunder. Photographs By Ken Regan’ (Ormond Yard Press, 2016). 
 
A lo largo de varios meses, entre octubre y diciembre de 1975, Regan se convertirá en el ojo gráfico de la gira más extravagante, caótica, irrepetible y vibrante realizada por Bob Dylan, Rolling Thunder Revue, que servirá de material creativo para la película, ‘Renaldo & Clara’, un extraño artefacto cinematográfico escrito y dirigido por el cantante.
 
La gira se enmarca en un periodo señalado por el recibimiento entusiasta de su álbum, ‘Blood on the Tracks’, su crisis matrimonial, la grabación de un nuevo álbum, ‘Desire’, y el reencuentro sobre el escenario con su antigua compañera sentimental, Joan Baez, y otros camaradas musicales; todos ellos embarcados en ese Rolling Thunder Revue, viaje musical a modo de caravana circense que algunos bautizan como una versión de ‘Alicia en el País de las Maravillas’ a ritmo de rock, tequila y generosas provisiones de cocaína.
 
Todo había empezado el año anterior, en 1974, cuando el promotor Bill Graham le encarga a Regan una crónica fotográfica para la revista Times con motivo de la gira que el cantante está protagonizando con su antigua formación, The Band. Entre los rostros que su cámara recoge se encuentra el de una mujer mayor que asiste todas las noches a la velada musical. Para su sorpresa, Regan, que había tomado a la mujer por una extravagante seguidora del cantante, descubre que se trata de la madre de Bob Dylan, una figura desconocida del gran público. Las fotografías familiares nunca verán la luz respetando los deseos del cantante. Un año después, a las tres de la mañana recibe una llamada del cantante encargándole el seguimiento gráfico del tour que estaba a punto de iniciar. Regan ejercerá de cronista oficial como único fotógrafo autorizado de la tournée.
 
Rolling Thunder Revue, dividida en dos partes, comienza el 30 de octubre en el War Memorial Auditorium de Plymouth (Massachussets) y finaliza el 8 de diciembre en el Madison Square Garden de Nueva York en un concierto benéfico a favor del boxeador Rubin Carter, protagonista de la canción ‘Hurricane’ que el cantante ha creado para denunciar su caso. El boxeador cumple cadena perpetua acusado de asesinado en un juicio lleno de irregularidades y falsos testimonios.
 
En el balance final de la gira quedan cerca de 14.000 negativos siguiendo la caravana itinerante formada por Dylan y sus amigos.
Cuarenta años después parte de aquel material gráfico sirve para revelar nuevos focos de atención sobre una de las figuras más legendarias y a la vez más enigmáticas de la música popular del siglo XX. Un Dylan observado en la intimidad de una gira anárquica e irrepetible, distendido en las secuencias de descanso, divertido y cómplice durante los ensayos o la estrella y mito sobre el escenario; con aspecto de clown o de príncipe zíngaro, ese rostro que desde hace más de medio siglo los objetivos tratan de desentrañar.

Te puede interesar