“La música siempre será un largo viaje”

Liana cisneros. Presidenta del Festival Internacional de Música de Alturas, FIMA, detalla algunos aspectos del proyecto musical que reunirá en Lima a músicos de montaña. 

9 Mar 2016 | 23:30 h

La música de alturas, de montaña, viene desde lejos, de tiempos y espacios remotos. Los instrumentos con los que se realiza, también. Y una vez más, siderales, étnicos, estos instrumentos se oirán en Lima gracias a Liana Cisneros, presidenta del Festival Internacional de Música de Alturas, FIMA, quien ha organizado el segundo festival de música de alturas en nuestra ciudad.
 
La fiesta va desde el viernes 11 hasta el domingo 13 de marzo. Los conciertos se realizarán en varios espacios. Las presentaciones estelares serán en el Anfiteatro Nicomedes Santa Cruz, en el Parque de la Exposición, y las conferencias en el Museo de Arte de Lima. La exposición de instrumentos prehispánicos se lleva a cabo en el Museo Nacional de Arqueología.
 
Además de artistas peruanos –Manuelcha Prado será invitado especial–, participarán músicos de altura de Italia, Chile, Suiza, Argentina, india, Austria y Colombia.
 
¿Qué le lleva a realizar un segundo festival?
Para mí era una propuesta que no se puede medir por solo una edición, esto es de largo plazo, si es que se puede. El festival no es un evento, no es que alguien venga, toque y se va. Es un acercamiento, es un viaje a estas culturas, a esta música de las montañas que están alejadas pero que al mismo tiempo mantienen muchas similitudes. Es un diálogo musical, de culturas.
 
En el festival, los protagonistas son instrumentos antiguos, étnicos. 
Sí, eso es su esencia. Es la cosmovisión lo que nos lleva u orienta. Lo que nosotros queremos hacer es mirar qué hay de esa cosmovisión que nos une, nos diferencia, que se vuelve parte esencial de nuestras vidas como pueblos y que a veces lo perdemos. 
 
¿Acaso también la música como memoria?
Es eso. La música siempre será un largo viaje. Ese es el viaje que nos hace pensar en los instrumentos ancestrales, antiguos que traemos en el festival. Y es que la música, como algunos instrumentos, viaja con el tiempo, no se detiene y llega a nuestros días. Sí, algunos de estos instrumentos todavía se siguen tocando y esa es la fascinación que tenemos. 

Descentralizar

¿El festival será siempre en Lima?
Lima es la sede, pero después, en esta ocasión, nos vamos al Cusco con un par de representantes musicales y luego a Cajamarca. Cajamarca es un proyecto nuevo, porque nosotros lo que queremos como festival es no quedarnos en lugares andinos, que ya son conocidos  por todos. Por ejemplo, los músicos que vienen a participar en el festival, casi todos quieren ir al Cusco, pero nosotros como organizadores del festival queremos llevarlos a otras ciudades, y así será en cada edición. 
 
Vamos a disfrutar del festival, pero quién o quiénes son los que apoyan para que se realice.
Es difícil realizar un festival como este, pero contamos con buenas voluntades, entre ellos el embajador de Suiza, Hans Ruedi Bortis, y el Centro Cultural Suizo.

El dato

Invitados a conciertos estelares. Dúo Bottaso (Italia), Dúo Sankara (Chile), Geschwister Küng (Suiza); Manuelcha Prado, Consuelo Jerí y Luciano Quispe, Serranova (Perú); Tomás Lipán (Argentina), Bipul Kumar Ray (India), Kepa Junkera (España), Matthias Loibner (Austria), Dueto Renaceres (Colombia) y Magaly Luque.

Te puede interesar