Salim Vera: No hay reconciliación de Libido y Toño Jáuregui

Banda dividida. Cantautor reconoce que les ha afectado no tocar más temas como “Tres” o “Como un perro”. 

28 Nov 2015 | 23:30 h

Libido, la banda peruana de pop rock que logró un lugar en el mercado extranjero, a inicios del 2000 con un MTV, es en los últimos años motivo de disputa. Los fundadores  Toño Jáuregui y Salim Vera solo coinciden en algo: la reconciliación es inviable.
 
 
El vocalista dio su versión, mientras se alista  para ir como público al concierto de Morrissey (el 19 de diciembre), un músico que para él no necesita telonero. “No me gustaría ser su telonero, sería un estorbo más que un entretenimiento (ríe)”.  
 
¿Estás grabando un nuevo disco de Libido?
 
Ya terminamos la mezcla de nuestro disco 9, será un EP que esperamos presentar el 30 de enero. ¡Si no pasa nada!
 
¿Los afectó comercialmente la versión de  ‘Libido’ de Toño Jáuregui?
 
En realidad él no ha tenido mucha presencia en festivales, más en bares o en provincias y se ha autogestionado sus conciertos. Así que no creo que nos haya afectado comercialmente, lo que nos ha afectado es la prohibición de (tocar) sus canciones (‘Tres’, ‘Como un perro’, etc). Pero nosotros somos Libido sin sus canciones, él no es el único compositor. Es su decisión y tenemos que respetar, aunque haya sido en ‘mala onda’. Lo que nos sorprende es que Apdayc se haya coludido. 
 
Pero Toño declaró que tomó esa decisión porque ustedes no cumplieron con los pagos de los derechos. 
 
No es que no hayamos cumplido con los pagos. Fue un error logístico nada más, un error que a Apdayc no le dio la gana de regularizar. Fue solo una excusa de Toño. 
 
Hay dos versiones, lo que queda claro es que hay motivos  irreconciliables, ¿no?
 
Se descarta totalmente la reconciliación porque una mala onda que no entendemos, en realidad, sí entendemos. ¿Por qué? Porque Toño lo quiere todo, quiere dejarnos sin nada, quiere el poder y nosotros no lo vamos a permitir. No podemos reconciliarnos con una persona que no solo nos ha afectado musicalmente sino personalmente. Una persona que cree que es el artífice de todo, dejándonos a los demás como unos ‘chupes’, como menos. 
 
Quizá los fans son los que esperan el retorno.
 
Sí y me apena por los fans, pero no pueden seguir engañados. Tienen que acostumbrarse a nosotros como Libido y a la música de Toño Jáuregui.

Te puede interesar