‘Teresa, la novia del libertador’, la nueva película de Rocío Lladó

De época. Con las interpretaciones de Wendy Vásquez y Gonzalo Revoredo se rueda en Lima la nueva película de la directora peruana Rocío Lladó.

27 Mar 2012 | 3:11 h

Janet López G.

Lucía regresa a Lima tras radicar siete años en España. Viene para apoyar la lucha de su hermana Carmela, quien tiene una vieja casona colonial, la cual quieren derruir para construir un moderno edificio.

Lucía busca que se proclame patrimonio cultural, y en esa lucha se introduce en una investigación que la lleva a descubrir que quien vivió en aquella casa fue Teresa, una mujer que luchó por la Emancipación del Perú. ¿Acaso Lucía descubre que es la reencarnación de Teresa?

Esa es la sinopsis de Teresa, la novia del libertador, la nueva propuesta cinematográfica de Rocío Lladó, con quien conversamos en un alto de su rodaje en la Casa Aliaga.

“La cinta es netamente ficción, pero tiene una documentación real y nace de la curiosidad por saber cómo fue la reacción civil ante la lucha de la independencia y de buscar revalorar nuestro patrimonio cultural. La historia se narra en dos épocas: la actual y la anterior”, detalla la cineasta.

Según la protagonista de la historia, Wendy Vásquez, quien interpreta a Lucía y a Teresa, esa doble caracterización es importante para su carrera. “La estoy disfrutando un montón. He realizado mucho teatro, pero me fascina estar frente a una cámara y más si es con el lenguaje del cine. Es un enorme reto grabar con dos personajes que se mezclan; es maravilloso”, refiere.

En la cinta me siento más cercana a Teresa –agrega–, el personaje de época, porque he llegado a entenderla. Comprendo la conflictiva relación que tiene con su esposo y su postura frente a la lucha por la libertad. Lucía es muy parecida a Teresa, pero está más encriptada y tiene más resistencias. En el guión está marcada la simbología de una reencarnación, pero no es algo que se explique”, comenta para luego adelantar que realizó un desnudo en el rodaje.

Hice una escena de cama con Gonzalo Revoredo, pero no fue nada difícil. Para mí el cuerpo es muy natural, así que no me afectan ese tipo de escenas ni me resultan chocantes”, anotó.

Por su parte, Gonzalo Revoredo, quien encarna a Francisco, un libertador del sigo XIX y a Gonzalo, un amigo de Lucía en la época actual comentó que la historia lo cautivó desde un inicio. “La propuesta me pareció fabulosa y no todos los días se presenta la oportunidad de hacer cine. Sobre mis personajes solo puedo decir que ambos persiguen sus ideales y que defienden el amor de su vida”, indicó.

Por su parte Gonzalo Revoredo confía en la historia y en el trabajo de la directora Rocío Lladó. “No tuve la oportunidad de ver el primer trabajo de Rocío (Vidas paralelas), pero confío en la cinta que estamos grabando”, manifestó el actor en un alto del rodaje.

El trío amoroso lo completa Luis Galli, actor peruano radicado en Estados Unidos, quien encarna a Mariano de Aliaga y Hurtado, el esposo de Teresa, un hombre violento y temperamental que no tiene reparos en castigar a sus esclavos e incluso a su esposa. En la época actual es Rodrigo, la pareja de Lucía, quien espera por ella en España.

“Soy el villano de la historia. Mariano tiene una jerarquía muy marcada y es racista. Eso le causa serios conflictos con su esposa. Hemos tenido escenas en que golpeo a Teresa, pero se han hecho con mucho respeto”, refiere Galli.

Completan el reparto de Teresa, la novia del Libertador Christian Rivero, Ana Estrada, Rossana Fernández Maldonado, Katherina D’onofrio y Mónica Hoyos. La película se terminará de rodar en abril y se estrenará el próximo año.

Te puede interesar