Más de 1.300 infracciones de tránsito se han registrado en el Jorge Chávez

Informalidad en el aeropuerto afecta a miles de turistas. En su mayoría, los vehículos multados prestaban el servicio de taxi sin contar con la autorización respectiva. En el terminal laboran solo 10 policías por turno. Piden que se aumente esta cantidad.

7 Oct 2016 | 1:16 h

La informalidad de los taxis en el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez es un gran problema que pone en riesgo a los 12 mil turistas que llegan, cada día, en hora a punta a este terminal. Esto pese a los constantes operativos que realizan las autoridades.

PUEDES VER: Aplicarán desvío vehicular durante 10 meses por obra intercambio vial El Derby

Al salir del terminal aéreo, los pasajeros no saben distinguir qué taxi es formal o informal. En su mayoría, los choferes lucen saco, corbata, credencial y están desplegados al exterior del aeropuerto buscando convencer a los usuarios de elegir sus servicios.

Según cifras de la comisaría del aeropuerto Jorge Chávez, desde enero hasta agosto últimos se han registrado 1.358 infracciones de tránsito y transporte cometidas por vehículos privados y, sobre todo, taxis en la zona de parqueo.

De esta cifra, 554 taxistas, en su mayoría informales, fueron intervenidos por prestar servicio en forma ambulatoria dentro del terminal aéreo y por laborar en la tercera vía sin que el vehículo o el chofer cuente con autorización.

Se debe indicar que, según la norma municipal que regula los taxis en el aeropuerto, las dos primeras vías están concesionadas por Lima Airport Partner (LAP). En estas dos solo están autorizadas para estacionarse las empresas: Mitsoo, CMV Taxi, Taxi 365, Taxi Directo y Taxi Green. Estas se caracterizan por hacer el contacto con el pasajero al interior del terminal a través de sus módulos de atención.

En tanto, en la tercera vía –que es administrada por el municipio del Callao– solo están autorizadas cinco empresas: Vamos Callao, Gestión Car, Airport Taxi, Peruvian Tours y Andes Car (ver infografía).

El problema que genera la informalidad empieza con los conductores de estas últimas empresas, ya que están afuera del aeropuerto buscando pasajeros (al igual que los informales), a pesar de que no está permitido. Y ellos lo saben. Según las normas, deben permanecer dentro de su vehículo.

Por otro lado, los taxistas informales son quienes no tienen autorización para brindar el servicio público dentro del aeropuerto, a pesar de que tengan su documentación en regla, por ejemplo, contar con SOAT vigente o haber cumplido con la revisión técnica.

El aeropuerto Jorge Chávez es una zona de acceso público, los vehículos privados y taxis pueden dejar a sus pasajeros en un tiempo de 59 segundos, pero lo que no está permitido es recoger pasajeros.

Pero ¿cómo operan los informales? Una es la modalidad denominada “la ruleta”. Esta consiste en que el taxista se estaciona en la zona del parqueo y para permanecer por 45 minutos en este paga 5,20 soles a Los Portales y a cambio reciben un ticket. Si el boleto está a punto de vencer y no ha conseguido ningún pasajero, el taxista lo intercambia con otro a quien sí le sobra tiempo. Así continúa a la espera de un posible cliente.

Tickets con placa

El jefe de la comisaría del aeropuerto, comandante Carlos Castillo Rojas, ha pedido a LAP que los tickets que emite Los Portales lleven el número de placa del vehículo y así sean intransferibles. “Sería de gran ayuda para evitar a los taxistas informales porque no van a querer pagar más para quedarse más tiempo”.

¿Quiénes están encargados de resolver este desorden? Según LAP, se encargan del control de la primera y segunda vía a través de la lectura de placas para registrar los ingresos y salidas de los taxis autorizados por ellos.

Sin embargo, mencionaron que la tercera vía no es de su competencia y que esta debe ser fiscalizada por la Municipalidad del Callao y la Policía .

El jefe de la Dirección de Seguridad Aeroportuaria, coronel Alfredo Vildoso, ha admitido que son solo entre 9 y 10 policías por turno para mantener el orden y supervisar el tránsito vehicular; por lo que es necesario contar con mayor personal: al menos entre 15 y 20 agentes más.

La Municipalidad del Callao no brindó entrevista a La República. Pero se supo que a inicios de este mes ha aplicado cerca de 200 papeletas, en su mayoría, a los taxistas que trabajan con aplicativos.

Para el especialista Luis Quispe Candia, los municipios de Lima y Callao deben incorporar en sus normas este nuevo servicio y obligar a que los vehículos cambien de placa de auto privado a una de taxi.

En cifras

6 horas diarias es el tiempo que dedica la PNP para fiscalizar.

S/ 3.950 es la multa por no tener el permiso para hacer taxi.

Te puede interesar