“Siento miedo, ahora yo soy la prisionera”, dice Cindy Arlette Contreras

un caso que indignó al país. Joven que fue agredida en un hotel de Ayacucho se siente indignada por fallo judicial que deja en libertad a su agresor. Jueces dictaron solo un año de prisión suspendida para él. La agraviada y la Fiscalía apelarán.

15 Jul 2016 | 19:00 h

"Tengo miedo, mucho miedo, qué seguridad puedo tener ahora; esto es muy injusto. No sé cómo va a ser mi vida de hoy en adelante, puedo esperar cualquier cosa de una persona que ha intentado matarme".

La ayacuchana Cindy Arlette Contreras se siente otra vez agredida e indefensa. No entiende cómo la justicia dejó en libertad a Adriano Pozo Arias, el hombre que fue visto por el país entero, a través de una grabación, golpeándola e intentando abusar sexualmente de ella.

"Me ha vuelto esa sensación que tenía antes y ya no quiero salir; ahora pareciera que la prisionera fuera yo, no me siento segura por temor a esa persona", señala entre lágrimas.

Los jueces

"No sé qué tipo de sistema y justicia hay, desde el inicio del proceso hubo cosas malas. Es muy injusto, son unos corruptos, unos sucios", aseveró la joven en su domicilio.

El jueves, el tribunal penal colegiado de Ayacucho, integrado por los jueces María Pacheco Neyra (presidente), Nazario Turpo Coapaza y Edgar Sauñe de La Cruz, señaló que la Fiscalía no había probado los cargos por tentativa de feminicidio y violación sexual.

Por ello solo condenaron a Pozo Arias a un año de prisión suspendida y al pago de 5 mil soles de caución, por el delito de lesiones leves.

Los jueces solo aceptaron el certificado médico que concedió 18 días de descanso a la joven, para determinar que su vida no estuvo en peligro y que se trató de lesiones menores.

El video

Las agresiones sufridas por Cindy Contreras el 13 de julio del 2015 indignaron a todo el país. Un video de seguridad de un hotel de Ayacucho captó el momento en que la joven era arrastrada por su ex pareja.

En el video se ve a Adriano Pozo, desnudo en la recepción del hotel, obligando a Cindy Contreras a ingresar. Incluso se observa que la toma de los cabellos y la arrastra, mientras amenaza a un empleado del hospedaje.

El personal del hotel llamó a la policía y pudieron rescatar a la joven. El agresor quedó en libertad, pero luego fue ingresado a prisión.

Para los jueces, la violencia de las imágenes no prueban nada, ningún acto que pusiera en riesgo la vida e integridad física de la joven.

Los magistrados dieron a conocer su decisión verbalmente, y el 22 de diciembre notificarán el fallo por escrito.

En tanto, Cindy Arlette acudió a la Fiscalía para coordinar sus siguientes acciones legales. Su abogado, Richard Almonacid Zamudio, anunció que luego que se lea el fallo en su integridad y se conozcan los fundamentos, apelará.

“Los dos cargos principales formulados por la Fiscalía han sido desestimados y solo se ha considerado el delito por lesiones leves. Tanto la Fiscalía como nosotros, no estamos de acuerdo”, precisó el letrado.

"Yo desearía que la apelación caiga en buenas manos, en jueces objetivos que emitan una correcta decisión. No entiendo la motivación errónea de los jueces que han emitido este veredicto, no los entiendo", declaró más tarde la joven, al salir de la sede del Ministerio Público.

En Libertad

Adriano Pozo abandonó la mañana de ayer el penal de Ayacucho 1, acompañado de sus familiares. Destacaba la presencia de su padre, el regidor de la Municipalidad de Huamanga, Jorge Pozo Palomino. Todos subieron a una camioneta y partieron hacia su vivienda familiar, sin prestar declaraciones.

Te puede interesar