1700 familias sufren daños en Arequipa por copiosas lluvias

Reporte. La mayoría de afectados tienen sus viviendas en zonas de alto riesgo, vulnerables a los huaicos. En las provincias hay varios poblados aislados por la destrucción de sus carreteras. Lluvias continuaron ayer con menor intensidad. Caudal del río Chili se incrementó hasta 30 metros cúbicos por segundo. Según Senamhi, precipitaciones continuarán hasta mañana.  

24 Feb 2016 | 5:29 h

Bertha Pinto Mendoza estuvo a punto de perderlo todo, incluso la vida de sus tres hijos menores de edad. El cerro que colinda con su vivienda se vino abajo la noche del lunes por la torrencial lluvia.

PUEDES VER: Un poco más de lluvia y se salva la campaña agrícola en Arequipa

Bertha es madre soltera. Deja solos a sus hijos en su vivienda ubicada en la manzana "I" lote 1 de El Azufral en Cerro Colorado. Trabaja vendiendo comida en el mercado San Camilo. 

"Yo estaba durmiendo en mi camita. De pronto, escuché un ruido muy fuerte. El agua ingresó con fuerza a la casa, inundando todo. Desperté a mis hermanitos, que estaban arriba del camarote, y escapamos. Mi mamá estaba trabajando", recuerda Anaí, de 8 años. El lodo había sepultado sus zapatitos. Huyeron descalzos.

Kilómetros más allá de la humilde casa de Bertha, en el distrito de Cayma, Diolinda Vilca Taco, con ocho meses de gestación, sufrió un tremendo susto. Al promediar las tres de la tarde, la torrentera que divide Casimiro Cuadros y La Alameda se desbordó, llegando hasta la puerta de su hogar. Las aguas negras inundaron cinco habitaciones y el almacén donde guarda arroz, azúcar y demás víveres del mes.

"El agua llegaba hasta mis rodillas. Me dolía la barriga por el frío, tuve miedo por mi bebé. Aún así, cargué las cosas junto con mi cuñada para salvar lo poco que nos quedaba, estábamos atrapadas en la casa junto a nuestros hijos", dijo la gestante.

Como estas dos familias, otras 900 en la provincia de Arequipa resultaron damnificadas tras las casi 14 horas de lluvia copiosa que soportó Arequipa y algunas de sus provincias.

Según el subgerente de Gestión de Riesgos y Desastres de Defensa Civil de la Municipalidad Provincial de Arequipa, José Vásquez Allasí, de este grupo al menos 107 casas sufrieron daños graves y 8 fueron declaradas inhabitables.

El reporte también revela que más de 6 mil 715 metros de vías asfaltadas resultaron dañadas con grietas y erosión debido a los aniegos. Del total de vías, mil metros se destruyeron, como ocurrió en la asociación Los Ángeles en Cayma. El ingreso de la torrentera se llevó media pista. 

"Estamos hablando de zonas críticas, la mayoría de problemas surgen porque la gente habita áreas de alto riesgo, como la ribera de las torrenteras", dijo el alcalde de Cayma Harbert Zúñiga.

Más daños

El alcalde del distrito de La Joya, Cristhian Cuadros, reportó que en su jurisdicción al menos 800 casas de igual cantidad de familias se inundaron. En el centro de Salud de La Joya, las aguas malograron material quirúrgico y documentos importantes.

Según el reporte oficial de Defensa Civil del Gobierno Regional de Arequipa, en la localidad de Andaray, Condesuyos, se presentaron derrumbes en las carreteras. Lo mismo ocurrió en Iray, donde la población quedó incomunicada.

En Salamanca el puente Yanque colapsó. Se interrumpieron tres tramos en la carretera que une Huambo y Salamanca.

En la provincia de La Unión se presentaron bloqueos en las carreteras, producto del deslizamiento de rocas. En Quechualla hubo huaicos que bloquearon bocatomas y destruyeron canales de regadío. En tanto, en Sayla al menos 20 viviendas presentan filtraciones y 4 caminos de herradura fueron interrumpidos, al igual que en Puyca.

En la provincia de Caylloma, las lluvias no tuvieron la misma intensidad pero hubo estragos en las vías (tramo Maca-Pinchollo). Además, 11 familias resultaron damnificadas. También colapsó el túnel 1415, que conecta el distrito con el proyecto Majes. En la provincia de Caravelí las lluvias afectaron tres tramos de la carretera Ocoña-Atico.

Ante esto, el Gobierno Regional destinó 700 mil soles para proporcionar ayuda humanitaria y apoyo para la infraestructura. 

Ríos y caudales

El último lunes, el río Majes en la provincia de Castilla creció hasta 500 metros cúbicos por segundo (m3/seg) ocasionando erosiones en las defensas ribereñas y amenazando arrasar los cultivos.

El director de la Autoridad Administrativa del Agua (ANA) I Caplina Ocoña, Isaac Martínez, señaló que este panorama se vive en todas las cuencas. Por ejemplo, la del Chili aumentará a 30 m3/ seg, para evitar el rebose de la represa de Aguada Blanca.

El reporte del ANA revela que el río Ocoña actualmente cuenta con 200 metros cúbicos, el río Camaná 495 (m3/s), Tambo 100

El gerente regional de Agricultura, Mirko Avendaño, explicó que el exceso de agua en los ríos también causó daños en los cultivos y la destrucción de algunos canales, sobre todo en Chuquibamba, Castilla y Condesuyos.

Finalmente, el jefe del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), Guillermo Gutiérrez, señaló que  las precipitaciones persistirán hasta el jueves 25.  

Te puede interesar