Asesinan a un empresario para robarle US$ 70 mil en la Vía Expresa

Impunidad. Carlos Becerra, la víctima tenía 74 años y era dueño de varias casas de cambio en el Centro de Lima. Había retirado el dinero de una agencia bancaria del Paseo de la República, en La Victoria, y se dirigía hacia el Jr. Ocoña. 'Marcas' interceptaron su carro en la rampa de acceso cerca al puente Canadá y le dispararon a quemarropa. Su amigo resultó herido y su seguridad salió ileso.

Otra vez los ‘marcas’

20 Feb 2016 | 2:17 h

Carlos Augusto Becerra Meneses, un empresario de 74 años, dueño de varias casas de cambio en el Centro de Lima, fue a retirar dinero de un banco, sin imaginar que minutos después sería cobardemente asesinado.
 
 
Una banda de 'marcas' lo siguió desde que salió de una agencia bancaria, ubicada en Paseo de la República, y lo atacó a balazos para robarle un maletín con 70 mil dólares en efectivo.
 
El asalto fue perpetrado por cinco pistoleros en solo 56 segundos, a plena luz del día, en la rampa de acceso a la Vía Expresa, a la altura de la avenida Canadá, en dirección de sur a norte.
 
Durante el tiroteo también resultó herido de gravedad Pedro Hernando Narcizo Ramírez (65), amigo y chofer habitual del hombre de negocios, quien viajaba como copiloto.
 
Víctor Hugo Benavides Vargas, un ex suboficial técnico de primera, que iba como resguardo particular en el automóvil Toyota Avencis F5Q-540 que conducía Carlos Becerra, fue el único que salió ileso.
 
Por disposición del cambista era él quien llevaba la fuerte suma de dinero.
 
Este caso provocó una verdadera conmoción y trajo al recuerdo el asalto en el que resultó herida la pequeña Romina Cornejo. Ella falleció hace unos días en Estados Unidos donde seguía un tratamiento médico.
 

A sangre y fuego

Y en el centro de la polémica quedó la posible responsabilidad de algún empleado de la entidad bancaria, que habría actuado como informante de esta organización criminal.
 
A Carlos Augusto Becerra le dispararon a quemarropa, cuando intentó acelerar la marcha de su automóvil. Una bala le ingresó por el abdomen. Los médicos que le atendieron en la clínica Ricardo Palma, adonde fue conducido herido mortalmente, no pudieron evitar su deceso.
 
Su amigo Pedro Narcizo tuvo mejor suerte, pese a que dos proyectiles le penetraron en el abdomen y en un brazo. No obstante, hasta anoche se debatía entre la vida y la muerte.
 
Aunque la Policía ejecutó de inmediato el Plan Cerco, los delincuentes no habían sido capturados hasta anoche. Sin embargo, se informó que hay pistas firmes que llevarían a su identificación.
 
De acuerdo a los videos obtenidos por los investigadores estos utilizaron pistolas automáticas y una ametralladora mini UZI con capacidad para disparar 25 tiros por cacerina.
 

56 segundos de terror

El asalto se produjo cerca del mediodía (11.35 a.m.), pero el episodio se habría empezado a gestar una hora antes. Y es que Carlos Becerra fue con sus acompañantes a un banco del Paseo de la República para retirar una gran cantidad de dinero destinado a una de sus seis casas de cambio.
 
Un empleado le habría dicho que, dada la suma, debía tener mucho cuidado. Así salió con su seguridad personal y abordó su Toyota.
 
Avanzaron por Paseo de la República e ingresaron al acceso que da a la Vía Expresa, antes del puente Canadá, donde queda la sede policial de la División de Requisitorias.
 
Allí ocurrió el asalto. Tres encapuchados descendieron de un automóvil BMW, color azul oscuro, con lunas polarizadas, que interceptó al Toyota que pilotaba Carlos Becerra.
 
Dos de los hampones se acercaron por el lado del copiloto y un tercero se ocupó del chofer. En el carro de los delincuentes permanecieron el conductor y su copiloto. Todos tenían los rostros cubiertos con pasamontañas y llevaban puestos guantes quirúrgicos.
 
A esa hora no había presencia policial. Ni en puestos fijos ni de patrullaje. Los ladrones actuaron a su libre albedrío.
 

Hicieron un 'reglaje'

Estos habrían realizado un 'reglaje' a sus víctimas. Sabían quién era el que portaba el maletín con el dinero.
 
A Carlos Becerra le dispararon sin piedad. Con su amigo Pedro Narcizo hicieron lo propio. Al ex marino lo encañonaron, pero no le hicieron daño.
 
Apenas obtuvieron el dinero subieron al auto de lunas polarizadas, ingresaron a la Vía Expresa y enrumbaron hasta la rampa de salida hacia la avenida México, con dirección a La Victoria.
 
“Estoy completamente seguro de que esto (el robo) fue informado y acá hubo intervención directa de algún mal empleado del banco”, dijo un oficial de la Policía.
 
El jefe de la Región Policial Lima, general César Gentille, dijo que los videos de las cámaras de seguridad del banco, los de la vía del Metropolitano y de  un equipo de periodistas de TV Perú serán fundamentales para identificar y capturar a los criminales.
 
Los asaltantes, indicó, tenían datos precisos, porque le pidieron directamente el dinero al cambista, quien llevaba el maletín con el dinero colocado entre sus piernas.
 
Al ser atacados por los hampones, Carlos Becerra Meneses estaba yendo hacia su casa de cambios situada en el jirón Camaná 799, en el centro histórico de Lima.
 
Sus familiares serán citados en las próximas horas por los investigadores. "Nuestro objetivo principal en estos instantes es atrapar a estos criminales", manifestó a La República el jefe de la Dirincri, general José Luis Lavalle Santa Cruz.
 

Así actúan los 'marcas'

Las investigaciones han sido asumidas por la División de Investigación de Robos. Consultados sobre las características de estos delincuentes, agentes de esa unidad revelaron que una pieza clave de las bandas es el 'marcador', quien generalmente está siempre dentro del banco.
 
"Puede ser un cliente que finge esperar en la cola, un vigilante privado o un empleado que trabaje cerca de la línea de cajas. Y es quien le avisa a otro cómplice –con una seña, como tocarse la nariz o una ceja– cuando alguien está retirando una suma de dinero considerable. El cómplice sale enseguida y le pasa el dato a otros  que esperan en auto, cerca de la sucursal. Así comienza el operativo de seguimiento que terminará en el asalto.
 
"El robo en la modalidad de 'marca' es un delito al que aún no le encuentran solución", señaló el ex director de la PNP, Ecuardo Pérez Rocha.
 
Por su parte, el ex jefe de la División Antisecuestros, coronel (r), Jorge Mejía, "para dar los golpes actúan entre 4 y 6 personas con diferentes roles". 
 
Mejía, quien ahora es especialista en seguridad, asegura que estos robos empiezan a gestarse dentro de las sucursales con los 'marcas' que, por lo general, van a los bancos en los horarios en que hay más gente y están entre 3 y 7 minutos dentro del banco. 
 
"Incluso se ha descubierto que el rol de informante también lo cumplen mujeres que llevan en brazos algún bebé para no llamar la atención", manifestó, preocupado.
 

Responsables políticos

Para el general (r), Pérez Rocha no hay un plan de prevención policial. "La delincuencia va en aumento porque no hay respuesta. Ya es tiempo de que alguien tenga que asumir responsabilidades políticas", criticó el ex director de la PNP.
 
"¿Dónde están los dos policías que se habían destacado para cada puente de la Vía Expresa?" se preguntó el ex oficial. "Solo se disponen con motivos mediáticos", dijo, a manera de respuesta.
 
A pesar de que las personas han reforzado sus medidas de prevención en materia de seguridad, según César Ortiz, presidente de Aprosec, aún hay mucha falta de conciencia de la ciudadanía respecto de este grave problema, sobre todo del sector emergente, que cree –de manera errada– que nunca le va a pasar algo.
 

Claves

Alarma. De acuerdo con una encuesta del INEI, mientras en el 2014 la tasa de victimización era de 30,5%, en el 2015 esta subió a 30,8%.
 
Patrimonio. El estudio reveló que el 90% de los delitos corresponden a actos contra el patrimonio.
 
Víctimas. Así, 16 de cada 100 habitantes, mayores de 15 años, fueron víctimas de robo de dinero.

 

Te puede interesar