Limeños celebraron Día del Pisco Sour, el néctar de los dioses

Historia y sabor. En Surco, Cercado de Lima, Miraflores, Magdalena del Mar y Barranco se festejó a lo grande el día nacional del trago emblemático del país.

6 Feb 2016 | 23:30 h

Milton López T.
 
El pisco sour tiene más de 100 años y su encanto no se acaba. Es el trago que identifica al peruano en todo el mundo, por su delicada mezcla de aguardiente, jarabe, clara de huevo y jugo de limón.
 
Gracias a la importancia de este trago de sabor nacional, se ha institucionalizdo desde el 2004 el Día del Pisco Sour (resolución Nº 161-2004 del Ministerio de la Producción), y por ello ayer se le celebró y degustó de muchas formas.
Una de ellas fue el Festival Nacional del Pisco Sour que se realizó en los distritos de Barranco, Surco, Cercado de Lima, Magdalena y otros.
 
Las celebraciones en Surco comenzaron el 4 de febrero con el XIII Festival Nacional del Pisco Sour, realizado en su plaza de armas con 60 productores del destilado. El ambiente estuvo animado por orquestas de salsa y música criolla.
 
"Deberían hacerse más ferias. Yo organizo eventos para extranjeros y ellos se quedan encantados con el pisco sour. Debemos impulsar lo nuestro", señala el señor Ramos, cuya familia fue a pasar el sábado en la feria surcana.
 
De igual manera, en el Parque de la Familia, en el distrito de Barranco, la celebración comenzó en la tarde. Hubo una feria del sabroso trago. 
 
Igualmente, en la playa Marbella de la Costa Verde, en Magdalena del Mar, se realizaron degustaciones gratuitas desde el viernes en el "Pisco Sour Fest Costa Verde".
 
La Municipalidad de Lima no se quedó atrás y organizó el Festival del Pisco Sour en la alameda Chabuca Granda, donde peruanos y extranjeros disfrutaron del peruanísimo trago en algunos de los 30 puestos montados desde el jueves.
 
Allí, los bartender ofrecían el clásico trago o variantes hechas con condimentos o frutas.
 
"Es estupendo. Es una bebida de las que más nos gustan. Además que ustedes se identifican con ella", dijeron Marcela Vargas y Sara Caro, turistas chilenas que visitaron la alameda Chabuca Granda.
 
Y como todo trago que se celebra, tiene sabor y mucha  historia.
 

Un trago con historia 

La palabra "pisco" proviene de "pishqus", de acuerdo con la versión del cronista español Pedro Cieza de León en su Crónica General del Perú.
 
Según el cronista, un curaca prehispánico, Chuquimanco, denominaba así a la aves que surcaban la tarde costeña. “Pisco es nombre de un pájaro”, decía.
 
Ahora significa otra cosa, pero quienes lo toman vuelan y no paran de sonreír. "Debes comer algo luego, si no te trepa a la cabeza", dice uno de los asistentes a la feria. 
 
Juan Alva, bartender egresado de un conocido instituto, dice que la proporción de un pisco perfecto es tres medidas de pisco, una de jarabe y una de limón. 
 
"Su origen se remonta al antiguo Hotel Maury, que cambió la receta del clásico whisky sour por una bebida nacional, en este caso el pisco", relata.
 
 Sin embargo, es en el Hotel Bolívar donde se popularizó, porque ahí llegaban los políticos e intelectuales que glorificaron el trago. 
 
"En el Maury nació y creció, en el Bolívar se volvió masivo y gana el renombre que dura hasta nuestros días", agrega.  
 
Luego de 100 años, al pisco sour se le sigue disfrutando. Es un clásico que no pasa de moda, como no pasa de moda ver volar a las aves una tarde
 

Años históricos

1572
fue el año en que Álvaro de Ponce fundó Santa María Magdalena, en el valle de Pisco, Ica, el lugar más importante donde se producía este aguardiente.
 
2007
un 18 de octubre, se declaró al pisco sour Patrimonio de la Nación.
 

 

Te puede interesar