San Cosme tiene un nuevo parque que beneficiará a más de 20 mil habitantes

Inauguración. Cerro San Cosme cumplió 70 años y lo celebró con nuevo espacio público que promoverá la cultura del deporte y de lectura. Cuentan con un complejo deportivo y biblioteca.

30 Ene 2016 | 23:30 h

Llevan 70 años viviendo en uno de los cerros más conocidos de Lima y al fin tienen un parque donde respirar aire puro.
 
El histórico asentamiento humano llamado Cerro San Cosme, del distrito de La Victoria, cuenta ahora con un nuevo parque que ofrece un complejo deportivo que mejorará la calidad de vida de los más de 20 mil habitantes que están allí y en los alrededores.
 
Si bien hay 7 mil 188 personas en San Cosme, según el Censo Especial de Población y Vivienda del INEI (2014), será tres veces esa población la que se verá beneficiada por esta obra inaugurada por el ministro de Vivienda, Francisco Dumler y el presidente de la República, Ollanta Humala.
 
Alrededor de San Cosme también hay otros centros poblados como el Cerro El Pino, San Pedro y emporios comerciales como Gamarra.
 
Dichos centros poblados y comerciales están habitados por migrantes andinos que estaban acostumbrados a tener una vista panorámica de la ciudad; sin embargo, ahora disfrutan de áreas verdes y zonas de esparcimiento.

TBC y violencia

Las miles de personas de San Cosme viven en hacinamiento debido a que su pueblo nació como una invasión y no se planificó. La realidad los tiene sobreviviendo pegados el uno al otro. 
 
En las viviendas no se tienen ventanas y las familias duermen en un mismo cuarto, lo que no permite la circulación de aire. 
 
“Estas condiciones, además de que la población trabaja mucho por la actividad comercial y no se alimenta bien, hacen que San Cosme siempre sea un foco de tuberculosis”, dice el infectólogo Alberto Mendoza, miembro de la Comisión de Tuberculosis del Colegio Médico que visitó San Cosme.
 
Las pocas oportunidades de educación son otro problema. Según el mismo censo, solo 20,5% terminó la educación primaria y poco más de 3 mil personas estudiaron algún año de educación secundaria, siendo la principal razón “los problemas económicos”.
 
El escaso acceso a la escuela permite que los niños se críen en las calles con un ambiente de delincuencia. Incluso ni el hogar los salva. Según INEI, 30% de padres golpea o insulta a su hijo como castigo.
 
Ante ello, un complejo con espacios para practicar futsal, básquet, tenis, natación, además de tener una gran biblioteca y extensos parques, significa un grito de esperanza para una población que ha vivido décadas olvidada. El proyecto costó 9.8 millones de soles.

Te puede interesar