Crisis en San Marcos y otras 3 universidades por rectores que no son reconocidos

En menos de 48 horas, grupos opuestos de decanos designaron a 2 rectores interinos en San Marcos. La Cantuta también eligió autoridad transitoria. Sunedu evalúa el reconocimiento de firmas para grados y títulos. San Luis Gonzaga de Ica y Federico Villarreal aún no eligen nuevas autoridades. También hay problemas en otras regiones.

6 Ene 2016 | 1:30 h

La Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM), la más antigua de América, cerró el día sin un rector reconocido por la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu). Esta casa de estudios –con el mayor retraso en la adecuación a la nueva Ley Universitaria– seguirá tomada por los estudiantes hasta que se regularice el gobierno interno y la nueva autoridad se comprometa a cumplir los reclamos de alumnos, docentes y trabajadores. 
 
 
Este no es el único caso. En San Marcos y en la Enrique Guzmán y Valle (La Cantuta) ya se designaron rectores interinos, pero –hasta el cierre de edición– no tenían el reconocimiento de la Sunedu. En tanto, la Federico Villarreal y la San Luis Gonzaga de Ica mantienen su resistencia: los rectores elegidos con la antigua Ley Universitaria se aferran a sus cargos y la elección de sus reemplazantes la programaron fuera del plazo establecido por la superintendencia.
 

Disputa en San Marcos 

El último lunes, ocho decanos  de San Marcos –junto a las federaciones de estudiantes y de trabajadores– respaldaron la designación como rectora interina de Antonia Castro Rodríguez, quien asumió el cargo de vicerrectora académica cuando Pedro Cotillo era el titular de esta institución superior. Ayer, en la facultad de Medicina, del Centro de Lima, Castro convocó a una nueva sesión de consejo universitario, donde se elaboró el acta que solicita el reconocimiento de su firma para grados y títulos ante la Sunedu.
 
Mientras esto ocurría, el cesado rector Pedro Cotillo también desarrollaba una sesión de consejo universitario, junto a otros 13 decanos (entre ellos de las facultades de Psicología, Sistemas, Ciencias Sociales, Derecho, Biología), en el local de la Asociación de Universidades del Perú (ASUP), en Miraflores. Inicialmente, esta reunión había sido programada en la antigua Casona de San Marcos, pero cambio de sede por "motivos de seguridad".
 
Allí, el representante de San Marcos, Luis Chirinos, leyó un documento –elaborado el 5 de enero– en el que el referido grupo de decanos le pide a Pedro Cotillo la nulidad del acta donde se designó como rectora interina a Castro. Según indican, esta decisión la tomó un grupo de 8 decanos, sin el quórum reglamentario.
 
En los exteriores del local de la ASUP, un grupo de estudiantes de San Marcos se manifestaba en contra de Pedro Cotillo. César Ames, del grupo estudiantil CREA, denunció que 4 decanos que apoyan al ex rector fueron elegidos "a dedo". "La Sunedu sacará un documento ratificando a la nueva rectora (...) Hay cuestionamientos a la Sunedu, por lo que se debatirá sobre la implementación de la Ley Universitaria", refirió.
 
Dentro del local de la ASUP, el jefe de imagen institucional de San Marcos, Fernando Obregón, indicó que el Consejo Universitario no reconoce a Antonia Castro como rectora interina. "Solo es una vicerrectora", afirmó. Y pese a que dijo que los participantes del consejo ofrecerían una conferencia, luego señaló que se retirarían por "motivos de seguridad".
 

Cotillo no habló

Pedro Cotillo salió por la puerta de atrás. Mientras  emitían el pronunciamiento acerca del gobierno universitario, el rector cesante abandonaba esa sede. La República lo abordó y no respondió. En silencio ingresó a su auto. Los estudiantes protestaban a unos metros.
 
Luego comenzó a circular en redes sociales una imagen donde Cotillo aparece internado en una clínica de Miraflores. Se informó que había sufrido una descompensación producto de una úlcera sangrante.
 
Fernando Obregón señaló que el asesor legal de San Marcos ya interpuso una denuncia por usurpación de funciones contra Antonia Castro. "El Consejo Universitario (donde participa Cotillo) va a solucionar el problema. Tiene que ser una salida política", sostuvo.
 
Por su parte, Antonia Castro emitió un pronunciamiento fuera de San Marcos. Pasado el mediodía, refirió que el documento donde se ratifica su designación fue enviado ayer a la Sunedu. "Se da cumplimiento a los artículos del 90 al 94 del estatuto de San Marcos, los cuales señalan que en caso de que el rector tenga un inconveniente, quien asume es el vicerrector académico. No es necesario la mitad más uno, es un proceso automático", sostuvo. 
 
En este último documento pide a la superintendencia el reconocimiento de su firma como nueva autoridad. Además, refirió que hoy se reunirá con estudiantes, trabajadores y docentes a fin de discutir sus  pliegos de reclamos y un eventual levantamiento de la toma.
 

Rector de Cotillo

En horas de la tarde se informó que el otro grupo de decanos (13), cercano a Cotillo, se reunió por la mañana en Miraflores, designó como rector interino a Bernardino Ramírez Bautista, quien ocupaba el puesto de vicerrector de investigación durante el mandato del ahora ex rector. Hoy se presentaría su solicitud para el reconocimiento de su firma. Así, en menos de 48 horas, San Marcos ha designado a dos rectores interinos.
 
El secretario general de la Sunedu, Juan Antonio Silva, precisó que su entidad no tiene facultades de vacancia, elección o designación. Eso corresponde a las universidades. "Determinaremos si es un procedimiento regular y si se han respetado las disposiciones internas y la Ley Universitaria", dijo. La Sunedu se encarga de reconocer las firmas de la nueva autoridad para su uso en los grados y títulos. Precisó que hasta ayer recibió el caso de Antonia Castro. La evaluación de los requisitos demora en promedio 5 días, pero ante la situación de San Marcos podría acelerarse.
 

Otras universidades 

En La Cantuta también hay incertidumbre pese a que el último lunes se eligió a Vidal Villanueva Chávez (el docente más antiguo) como su rector interino. A él lo acompañarán Humberto Vargas Salgado y Emilio Rojas Sáenz como vicerrector académico y de investigación, respectivamente, según lo dispuesto por la Asamblea Estatutaria, la cual se formó antes de que la Sunedu fije la fecha límite para el cambio de autoridades.
 
"Hoy (ayer) enviamos a la Superintendencia el oficio de la elección de las autoridades interinas y también firmaremos (ayer) la resolución de la designación que también se enviará", refiere el presidente de la Asamblea Estatutaria, Carlos Astete. Sin embargo, hasta la tarde de ayer la Sunedu no recibía nada.
 
Ahora Villanueva se encuentra a la espera de que la Sunedu formalice su cargo para empezar con el proceso electoral previsto para mayo. Él se encontró ayer con el rector saliente, Vladimiro del Castillo Narro, quien explica que puso su cargo a disposición, pese a que su mandato vencía el 2019, con el fin de no perjudicar a La Cantuta y evitar que organismos "extraños" (como la Sunedu) tomen el poder de la universidad.
 
En tanto, alumnos que han egresado en diciembre, como Edwin Huamán, de la facultad de Tecnología, están preocupados porque no saben si la Sunedu reconocerá a las autoridades transitorias. "De no ser así, ¿qué va a pasar? Necesitamos que firmen nuestros títulos", exige.
 
A diferencia de San Marcos y La Cantuta, en la Universidad Federico Villarreal y la San Luis Gonzaga de Ica no hay autoridades interinas y los rectores –cuyos mandatos vencieron según la Sunedu– se muestran reacios a dejar sus cargos.
 
La sede central de la Villarreal ayer estuvo cerrada para los estudiantes y docentes por órdenes del rector José María Viaña, de acuerdo al personal de seguridad. En esta universidad se estableció la elección de los nuevos rector y vicerrectores para setiembre próximo, fecha fuera del plazo dado. 
 
A través de un comunicado, pegado en una de las puertas de la sede, el Consejo Universitario dice que este año se convocará a los procesos de promoción, ascensos y nombramiento, según la Ley 30220 y a su estatuto, pese a que el Gobierno no le asigne presupuesto.
 
En la San Luis Gonzaga de Ica, el rector Alejandro Encinas afirma que permanecerá en su cargo hasta setiembre del 2017. 
 
"La Sunedu no ha enviado ninguna comunicación para dejar de ser rector, ya que saben que estarían cometiendo el delito de usurpación de funciones y abuso de autoridad". En la sede, las actividades aún seguían llevándose con normalidad.
 
Ayer, los ánimos estuvieron caldeados en la ciudad de Iquitos (Loreto). Alumnos de la Universidad Nacional de la Amazonía Peruana tomaron el local exigiendo que el rector Rodil Tello deje su cargo luego de que el docente Carlos Zumaeta fuera elegido por el Consejo Universitario del 20 de diciembre.
 
En Chimbote (Áncash), Sixto Díaz Tello asumió el rectorado de la Universidad Nacional del Santa luego de que la Sunedu lo reconociera como rector interino. Él pidió que la Contraloría realice una auditoría en la sede y dio un plazo de 48 horas a la ex rectora América Odar y sus vicerrectores para que retomen funciones académicas.
 
En estas dos últimas universidades hay procesos judiciales como en la de Cajamarca, en donde su rector Roberto Mosqueiro espera la sentencia.
 
En tanto, en Lambayeque, el nuevo rector de la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo, Jorge Oliva, denunció que viene siendo amenazado de muerte, por lo que pedirá garantías para él y su familia. En La Libertad, el rector de la Universidad Nacional de Trujillo, Orlando Gonzales, decidió destituir a 12 decanos que hasta ayer se mantenían en sus cargos. 
 

Censurarían a Crisólogo por apoyar a “rebeldes”

Congresistas de varias bancadas rechazaron la posición del presidente de la Comisión de Educación, Víctor Crisólogo, quien envió un oficio al ministro del sector, Jaime Saavedra, en el que señala que el plazo fijado por la Sunedu (para el cambio de autoridades) “atenta contra la autonomía universitaria”.
 
Criticaron que Crisólogo  plantee “una solución consensuada” frente al problema, ya que eso implica cuestionar la Ley Universitaria, aprobada por el Congreso. 
 
El legislador Vicente Zeballos exhortó a Crisólogo a convocar cuanto antes a una sesión extraordinaria para que aclare su posición. 
 
En tanto, sus colegas Leonidas Huayama y Sergio Tejada afirmaron que impulsarán su censura por el incumplimiento de la Ley. Añadieron que los intereses de un grupo no pueden estar por encima de los del país.
 
“Esto es inaceptable, nunca hemos tenido estas interferencias en el trabajo que hicimos durante años”, señaló Daniel Mora, quien fue cambiado de la presidencia de dicha comisión por B. Ambos eran de Perú Posible hasta que el primero renunció.

 

Te puede interesar