Caso Fefer: la historia llega a su fin con una nueva sentencia

Después de 9 años. Eva Bracamonte será sentenciada por segunda vez por la muerte de su madre, Myriam Fefer. Fiscalía pide 35 años de cárcel.

28 Dic 2015 | 23:30 h

Hoy, a las 9:00 de la mañana, Eva Bracamonte Fefer escuchará la segunda sentencia que le dictará un tribunal en el juicio que se le sigue por la muerte de su madre, Myriam Fefer Sallares, ocurrido en agosto del 2006.
Esta diligencia será la última que afronte Bracamonte, para quien la Fiscalía ha pedido el máximo castigo.
 
En esta historia que ya dura nueve años hubo muchos personajes mediáticos, como Liliana Castro Mannarelli, quien tuvo que pasar unos meses en prisión por este caso.
También Ariel Bracamonte, hermano de Eva, quien era menor de edad en el momento de la muerte de la empresaria Myriam Fefer.
 
Igualmente, el autor material del crimen, el colombiano Alejandro Trujillo Ospina.
 
Y no olvidemos que Eva Bracamonte fue condenada en octubre del 2013 a 30 años de prisión, aunque luego la Corte Suprema ordenó un nuevo juicio y dispuso su libertad.
 
Por ello, ahora la Segunda Sala Penal para Reos en Cárcel de la Corte Superior de Lima dictará una nueva sentencia tras finalizar el juicio oral. 
 
Eva Bracamonte, en la última audiencia, solicitó a los jueces que emitan una decisión con las pruebas que son valoradas como tal, “no en base a hipótesis ni teorías que no se han podido comprobar”.
 
La Fiscalía ha pedido 35 años de cárcel y una reparación civil de S/. 900 mil. 
 
Durante las audiencias, el fiscal que llevó el caso defendió su tesis, alegando que Eva Bracamonte no estuvo de acuerdo con la repartición de la herencia de la compañía Sideral y, por eso, ordenó al sicario Alejandro Trujillo asesinar a su madre por 7 mil dólares. 
 
El delito que se le imputa es parricidio por lucro, tal como lo señala el Colegiado B de la Segunda Sala Penal para Reos en Cárcel tras escuchar los alegatos de la defensa de la joven y de la Fiscalía.
 
Más pruebas
 
En este segundo juicio se mostraron indicios que buscan esclarecer lo que ocurrió en la madrugada del 15 de agosto del 2006, en la residencia de la empresaria constructora. 
 
La Fiscalía mostró pruebas dirigidas a complicar la situación de Eva Bracamonte, mientras que la joven cuestionó el material mostrado, indicando que no tenía sustento. 
 
“Peleábamos y nos amistábamos porque nos queríamos (...), este juicio me ha destruido la vida y mis planes futuros”, lamentó entre lágrimas Eva Bracamonte en la última audiencia.
 
En los últimos meses, la Sala interrogó a especialistas que realizaron pericias psicológicas. Algunos dijeron que Eva Bracamonte "es una persona inmadura que busca soporte de los demás para tomar decisiones".
En otra pericia psicológica practicada a Ariel Bracamonte, se indica "inestabilidad emocional y que no controla correctamente su agresividad". 
 
También, se le realizó el estudio a Julio Moscol Córdova, amigo de Ariel, que, según el mayordomo, estuvo en la noche de la muerte de la empresaria. “Es egocéntrico y exagerado, así como seductor en el sentido que quiere caer bien a todos, ganárselos con un aparente control de la tranquilidad”, indicaron los psicológos entrevistados por la Sala.
 
Claves
 
El nuevo juicio busca establecer si Eva Bracamonte  es la autora intelectual del asesinato de su madre.
Bracamonte Fefer dejó el penal por exceso de detención sin sentencia en 2012. Luego, tras la condena, regresó a prisión. Hoy afronta este nuevo juicio en libertad.
 

 

Te puede interesar