Lambayeque: Petroglifo Ave Sagrada del cerro La Puntilla sufre nuevo atentado

El hermoso petroglifo, ubicado en Chongoyape, cumple un año de su restauración el próximo 29 de junio. Hace 8 años también sufrió un atentado similar.

21 Jun 2017 | 13:33 h

El petroglifo Ave Sagrada, ubicado en el cerro La Puntilla del distrito de Chongoyape (región Lambayeque), sufrió un nuevo atentado por parte de personas desconocidas.

Este petroglifo es considerado importante vestigio cultural que forma parte del asentamiento prehispánico más importante de esta zona y patrimonio cultural de Lambayeque.

PUEDES VER Cajamarca se alista a escenificar el Pachamama Raymi y culto al sol

El arqueólogo Alfredo Narváez Vargas, asesor de la Unidad Ejecutora 005 Naylamp – Lambayeque, evaluó de los daños y concluyó que el petroglifo fue golpeado de manera contundente en la misma zona que había sido restaurada hace un año exactamente. Además, determinó que el bloque de piedra intentó ser removido de su base con ayuda de algún tipo de palanca.

“Es un atentado a un petroglifo único, símbolo del sistema hidráulico prehispánico más importante de la costa peruana”, expresó el arqueólogo, quien lamentó que aún existan personas inescrupulosas que destruyan el patrimonio cultural con enorme potencial para el desarrollo de las comunidades aledañas.

Tras el atentdo, explicó que propondrá al Ministerio de Cultura, a través de la dirección ejecutiva a cargo de Alberto Risco Vega, priorice a La Puntilla en uno de los proyectos de inversión para proteger este vestigio cultural.

“Podemos convertir este lugar en un importante atractivo, en un ecomuseo sobre la base de un proyecto de investigación científica que luego permita un proyecto de puesta en valor que implique la conservación arquitectónica, participación comunitaria y facilidades de visita: caminos de acceso, interpretación y miradores, con actividades culturales alusivas al ave símbolo del lugar, que pueda ser cogestionado con el sector agricultura, que le debe mucho a este lugar porque en el pasado lo usó como cantera para la extracción de piedra que utilizaron en la construcción del sistema de canales de riego”, indicó.

Alfredo Narváez acudió al lugar inmediatamente luego de recibir la alerta del reconocido guía y explorador de la zona Francisco Díaz, quien fue uno de los propulsores de su restauración que realizó exactamente hace un año la Unidad Ejecutora 005 Naylamp Lambayeque.

Como se recuerda, el petroglifo -hace ochos años- fue restaurado por el conservador Oscar Varela y el mismo Narváez Vargas, quienes tiene una vasta experiencia en el tratamiento de los bloques de piedra gracias al trabajo realizado en el famoso sitio arqueológico de Kuélap (Amazonas).

Vale aclarar que el petroglifo Ave Sagrada de La Puntilla es uno de los pocos petroglifos tridimensionales que existen en el Perú, tornando la forma natural de la roca en una escultura con ojos, pico y un conjunto de símbolos religiosos.

Te puede interesar