Recomiendan proteger el volumen de anchoveta ante llegada de El Niño

A tener en cuenta. Produce deberá tener certeza de que el recurso es suficiente para asegurar reserva de cinco millones de toneladas, señala Oceana Perú. 

1 Oct 2015 | 23:30 h

En este momento las condiciones del mar no favorecen un buen desarrollo de la anchoveta debido a la presencia de El Niño y por ello no sería conveniente adelantar la segunda temporada de pesca de este recurso, programada inicialmente para noviembre.
 
Ello lo aseguraron los especialistas de Oceana Perú, organización mundial dedicada a la conservación marina. 
 
“Hemos alcanzado nuestras recomendaciones al Ministerio de la Producción (Produce) con la finalidad de que la normativa ya existente se respete y se cumpla”, afirmó Carmen Heck, directora de Políticas de la citada organización.
 
Explicó que la anchoveta, al ser una especie que habita en aguas frías, actualmente se encuentra en la costa peruana en busca de los remanentes de estas aguas. Allí aprovecha para reproducirse, por ende se encuentra una alta proporción de juveniles, peces que aún no alcanzan la edad reproductiva y cuya captura traerá como consecuencia una reducción de la biomasa.
 
“Toda decisión que tome Produce deberá ser sobre la base de los resultados técnicos del Imarpe. El cálculo de la cuota de pesca para la segunda temporada debe considerar un escenario realista de El Niño. Mientras no se tenga certeza de la magnitud del evento climático debe aplicarse el principio precautorio”, indicó Patricia Majluf, vicepresidenta de Oceana.

Debe quedar reserva

La bióloga explicó que en el mar debe contemplarse una reserva de cinco millones de toneladas de anchoveta, pero deben ser peces con una talla mínima de 12 centímetros que garantice el tamaño y condiciones óptimas para la reproducción de la especie.
 
Otra de las recomendaciones de la organización es que se debe reforzar la protección de la zona de cinco millas reservada para el uso exclusivo de la pesca artesanal, sin autorizar regímenes de excepción que permitan el acceso de embarcaciones de mayor tamaño.
 
También se debe prohibir la captura de especies distintas a la anchoveta, como la caballa o el jurel, para la elaboración de harina de pescado.
 
“El ministerio puede encontrarse ante la presión del sector industrial, que busca que se le otorgue en principio la apertura de la temporada de pesca antes de noviembre o en su defecto alcanzar una cuota social que le permita de igual forma extraer el recurso. De allí nuestra preocupación por el cuidado de la biomasa”, finalizó Carmen Heck.
 

La clave

Oceana también recomendó a Produce establecer regulaciones y brindar apoyo técnico para asegurar el uso adecuado de aquellas especies que aparecen con El Niño, como la concha de abanico, el perico y el atún, a diferencia de la anchoveta, que tiende a alejarse de las cinco millas de la costa peruana.

Te puede interesar