Dirandro descubre zonas de acopio y procesamiento de cocaína en frontera con Bolivia

Narcos operan en Pampa Grande y La Victoria, en la zona de San Pedro de Putina Punko (Puno) y en el sector de Colorado, en territorio Boliviano. Operación Altiplano permitió hallar campamento, pista clandestina y 350 kilos de cocaína

12 May 2017 | 13:51 h

La incautación de 350 kilos de cocaína en Sandia, departamento de Puno, durante la Operación Antiplano permitió a los agentes de la Dirección Antidrogas descubrir en la frontera con Bolivia los lugares donde se acopian y procesan grandes cantidades de droga que luego son transportadas al hermano país del altiplano y luego a Brasil, Estados Unidos y Europa.

Utilizando técnicas policiales de inteligencia e investigación operativa los agentes antinarcóticos detectaron que mafias internacionales vienen operando en Pampa Grande y La Victoria, en la zona de San Pedro de Putina Punku, así como un lugar conocido como Colorado en el país de Bolivia.

PUEDES VER: "Yo fuí proveedor de droga para los patrones bolivianos"

Los narcotraficantes trasladan la droga acopiada en llantas de vehículos y botes inflables, a través del río Tambopata, hacia zonas cercanas del límite entre las regiones de Puno y Madre de Dios. Desde ahí utilizan una pista de aterrizaje clandestina para transportar su mercadería en avionetas hacia Bolivia.

La última operación ejecutada por personal de la Dirandro y el Ministerio Público permitió llegar hasta un campamento donde un grupo de narcotraficantes dejó abandonado un cargamento de clorhidrato de cocaína en una 'caleta' subterránea.

Este campamento rústico de seguridad estaba acondicionado con dormitorios, cocina y otros ambientes, así como un hoyo donde los narcotraficantes antes de huir dejaron enterrado once costales con 352 kilos 300 gramos de cocaína.

Los agentes destruyeron la pista de aterrizaje y las construcciones precarias ubicadas durante la operación policial.

Te puede interesar