Teleférico en riesgo: Lima resuelve el contrato y la operadora irá a un arbitraje

Conflicto. Concesión que data del 2008 tuvo varios retrasos por falta de permisos. Empresa denuncia irregularidades y de ganar cobraría millonaria indemnización.

28 Mar 2015 | 3:08 h

Milagros Berríos

Otro proyecto municipal puede paralizarse. Con un retraso de más de 4 años, el Teleférico de Lima –obra impulsada por el municipio metropolitano con inversión privada–corre el riesgo de ya no ejecutarse. El jueves 22 de enero, la Gerencia de Promoción de la Inversión Privada (GPIP) emitió un documento en el que resuelve el contrato de concesión otorgado a la empresa Operadora de Teleféricos SAC. En respuesta, esta concesionaria ya empezó un proceso de arbitraje. Si le resulta favorable, podrá cobrar  una millonaria indemnización.

El segundo artículo de la  Resolución de Gerencia N° 002-2015-MML-GPIP advierte el inicio del procedimiento para resolver el contrato de concesión, "quedando sin efecto el 25 de marzo del 2015" (ver facsímil). En el documento, la comuna hace referencia a una serie de incumplimientos de la operadora, como lo es el pago para incrementar el monto del capital social (450 mil dólares), la falta de aprobación del proyecto por el Ministerio de Cultura, al haberse vencido su última resolución, así como de la presentación de la llamada garantía de fiel cumplimiento.

La concesión de Operadora de Teleféricos data del 2008 (anterior gestión de Luis Castañeda Lossio) y tiene una duración de 30 años. El gerente de esta empresa, Esteban Moscoso, señala que los dos primeros puntos ya han sido cumplidos y cuentan con los principales estudios para iniciar la obra; sin embargo, el municipio de Lima no les garantiza seguridad jurídica. "Tenemos, por ejemplo, la aprobación del Ministerio de Cultura. Esta resolución tiene una vigencia de 18 meses luego de iniciarse el proyecto. La municipalidad dice que ya no es válida porque ya pasó ese periodo y no se ha comenzado con la construcción; no obstante, el inicio del proyecto se considera desde su planificación", indica.

Este diario se comunicó con el titular de la GPIP, Jaime Villafuerte; pero él se negó a dar declaraciones. La oficina de comunicaciones tampoco respondió a los llamados.

Esta obra, que buscaba conectar el Centro de Lima con el Rímac, tuvo entre sus fechas de inicio los años 2011 y 2013. El primer semestre del 2014 debía estar funcionando. Luego se volvió a retrasar medio año. En el proyecto hubo interferencias y trabas por la falta de autorizaciones de sectores como Cultura y Transportes. 

Augusto Rey, actual regidor y ex asesor de la GPIP, señala que si bien la empresa sí incumplió con ciertas obligaciones, en caso que el municipio haya resuelto el contrato de manera arbitraria deberá pagar penalidades. "Debe tener cuidado en activar contingencias penales y económicas porque se pagará con el dinero de todos los limeños", advierte.

CIERRAN PARQUE

Durante el 2015, el Parque de la Muralla, a cargo de la Operadora de Teleféricos, ha sido clausurado dos veces. Ayer, la gerencia de Fiscalización del municipio de Lima lo cerró luego de que "Edelnor solicitara facilidades para efectuar trabajos de reparación de emergencia en un cable subterráneo". Según el titular de dicha oficina, Cristian Rosenthal, el plazo máximo es de 30 días. "Sin embargo, se requiere un informe favorable de Edelnor. Si no existe se vuelve a ejecutar la orden de clausura", dice.

Para Esteban Moscoso, el municipio actúa de manera irregular por segunda vez. "La gerencia nos entrega el acta de constatación y deja la resolución de sanción con fecha 23 de marzo. Sin embargo, la GPIP recién el 24 trasladó el pedido de Edelnor", advierte.
A esto añade que el 23 de enero, cuando se cerró por primera vez, fueron impedidos de ingresar por más de 5 días a sus oficinas dentro del parque.

Te puede interesar