Agua del mar se convertirá en potable para Lima Sur

Vecinos de Punta Hermosa, Punta Negra, San Bartolo, Santa María contarán con agua potable gracias a la construcción de una planta de tratamiento que extraerá la sal del mar. En diciembre se iniciará la obra.En dos años

16 Ene 2015 | 1:16 h

En pleno siglo XXI los vecinos de los balnearios del sur se valen de cisternas para tener agua en sus hogares y silos para desagüe. El desabastecimiento de agua potable se vuelve mayor en Punta Hermosa, Punta Negra, San Bartolo y Santa María del Mar durante la época de verano con la llegada de miles de visitantes.

Las cisternas cobran entre 6 y 10 soles para llenar los tanques de agua de las familias cada 15 días. Y el precio puede alcanzar entre 25 y 30 soles en época de verano, informaron vecinos de Punta Negra. "El agua es líquido en oro en Punta Negra", asegura Alfonso Carrera, vecino del lugar.

Sin embargo, a fines de este año, precisamente en diciembre, se iniciará la construcción de una planta de tratamiento para convertir el agua del mar en potable y beneficiar así a 25 mil pobladores de estos cuatro balnearios del sur. 

Sedapal anunció que la construcción de esta planta desaladora se dará por primera vez en el país como fuente para el abastecimiento de agua potable a la población con el proyecto Provisur (Provisión de Servicios de Saneamiento para los distritos del Sur).

"Actualmente el abastecimiento en estos cuatro distritos es de manera restringida, interdiario y por horas. Con el proyecto Provisur, la población tendrá abastecimiento continuo las 24 horas del día. Dejarán de comprar agua de cisternas, con lo que mejorarán su economía y se reducirán las enfermedades", aseguró el  ingeniero José Kobashikawa, jefe de Gestión de Proyectos Sur de Sedapal.

La empresa Sociedad Concesionaria Desaladora del Sur, encargada de la ejecución de la obra, viene elaborando el expediente técnico para conseguir los estudios necesarios del suelo y el mar. Posteriormente la empresa iniciará la construcción de la obra en un plazo estimado de 24 meses. 

Al concluirse la planta, es decir, a inicios del 2018, no solo se beneficiarán directamente los 25 mil pobladores de estos cuatro balnearios. Se prevé que los beneficiados alcancen los 100 mil durante la temporada de verano.

AGUAS RESIDUALES

La mencionada empresa viene negociando la compra del terreno de esta planta que estará a nombre de Sedapal. Aún no se tiene una ubicación exacta, pero estaría entre San Bartolo y Punta Negra. 

Este proyecto tiene previsto utilizar una tecnología de punta para extraer la sal del mar. El agua potable que llegará a las familias a través de las tuberías podrá ser usada para el consumo diario luego de pasar por un proceso de desinfección. 

El proyecto de Sedapal contempla también la construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales  para proveer de agua de riego para parques y jardines o también podrán ser tratadas y devueltas al mar a través de una tubería, a una distancia considerable de tal manera que no cause impacto al ecosistema. 

Una vez concluida la planta  de Sedapal –que costará alrededor de  100 millones de dólares– se producirá 250 litros de agua potable por segundo, y en una segunda etapa, la producción aumentará a 400 litros por segundo. 

Te puede interesar