A 12 años de la tragedia de Mesa Redonda, los deudos aún no encuentran justicia

Larga espera. Familiares de víctimas aún se encuentran a la espera que la Corte Interamericana de Derechos Humanos considere viable su petición de hallar culpables.

29 Dic 2013 | 3:06 h

Hoy se cumplen 12 años desde que un cartucho de fuego artificial en pleno Mesa Redonda desató uno de los más mortíferos incendios que se hayan registrado en la capital. El resultado: aproximadamente unos 300 muertos y más de 200 heridos, resultado del hacinamiento de material pirotécnico, las malas condiciones de seguridad en los centros comerciales y la afluencia de público en las vísperas de la celebración del año nuevo 2002.

Pese a la destrucción que significó y al tiempo transcurrido, los deudos afirman que aún no encuentran justicia dentro de su propio país por lo que hace más de tres años tuvieron que acudir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, indignados por los 700 nuevos soles (inicialmente en la lectura de la sentencia se determinó que sería 200 mil soles) que los familiares de los fallecidos recibieron como reparación civil.

"Sin embargo, la petición ante al Comision Interamericana de Derechos Humanos que está aún en trámite y nosotros hemos manifestado insistentemente a las autoridades del gobierno peruano que  no es necesario que la Comisión se pronuncie de algo que es obvio y que se puede resolver dentro de la jurisdicción peruana", señaló a La República, Óscar Schiappa-Pietra, abogado que defiende a las víctimas de Mesa Redonda.

Denunció que han manifestado su inconformidad ante las autoridades nacionales, pero todo ha sido en vano. Incluso envió una solicitud para entrevistarse con el Viceministro de Derechos Humanos y Acceso a la Justicia, Henry Ávila Herrera, hace tres semanas. "Le explicaba que se cumplían 12 años de la tragedia, que queríamos ver alguna señal de interés del ministerio, pero ni siquiera nos dieron una respuesta", lamentó el abogado.

Schiappa-Pietra indicó que hasta la fecha hay 135 sobrevivientes que se encuentran en situación crítica. Una de ellas es Martha de la Cruz, presidenta de la Asociación Damnificados del 29 de Diciembre, quien aún sufre las secuelas de las quemaduras en piernas y pecho que no fueron tratadas con injertos y ahora son un martirio en pleno verano. "También tenemos el caso de una comerciante que tuvieron que amputarle la pierna, pues se quemó los talones en el incendio y luego se le infectaron", relató de la Cruz.

Las secuelas psicológicas también son considerables, pues, asegura, cuando oye ruido en un lugar público le entra el pánico. Pese a la fuerte experiencia, para De la Cruz es increíble cómo muchos comerciantes de Mesa Redonda aún no aprenden la lección. "Cuando inspeccionan los bomberos, los vendedores se pasan la voz y apagan sus luces. Todos tenemos derecho a trabajar, pero hay que autodisciplinarse", aconsejó la sobreviviente.

 

Claves

 

Unos 4.500 trabajadores perdieron sus empleos tras ese incendio devastador.

440 bomberos lucharon contra el fuego esa noche de diciembre de 2001.

Hoy, a las 11 am, se realizará una misa de honras en la Iglesia Jesús Redentor (Esquina de los jirones Miró Quesada y Andahuaylas) para recordar a las víctimas.

Te puede interesar