El drama del Dr. Bucci: médico de EE. UU. denuncia que su socio peruano le robó clínica

Frank Bucci, reconocido oftalmólogo, afirma que le arrebataron su centro médico, que ofrecía cirugías gratuitas a personas de bajos recursos. Hospital fue financiado por fundación de Bill Clinton.

16 Feb 2016 | 6:10 h

“Fui muy ingenuo. Lo ayudé porque me decía que se preocupaba por los más pobres pero ahora me doy cuenta de que era un ladrón sofisticado”, se lamenta el oftalmólogo Frank Anthony Bucci, ciudadano estadounidense que se encuentra en una disputa legal por recuperar la clínica que solventó para realizar ayuda social en el Perú.

PUEDES VER: Derrame de petróleo cubre ríos de la selva y amenaza la pesca de las comunidades

Se trata del Instituto de Ojos Sacro Cuore, ubicado en Miraflores y levantado en el 2008. Gracias al millonario aporte de Gucci así como la contribución de la fundación de Bill Clinton, expresidente de EE.UU., en pocas semanas de creado se realizaron 700 cirugías de catarata a personas de bajos recursos en este local.

El inicio fue prometedor; sin embargo, el médico no podía quedarse en Lima. Por ello, le entregó un poder de representación al también oftalmólogo Manuel Pérez Martinot, a quien escogió como socio para supervisar el funcionamiento de la clínica en su ausencia.

La historia del robo

“Lo conocí a través de una colega. Siempre me pedía apoyar en la construcción de la clínica. Acepté. Lo ayudé y hasta le pagué 15 viajes a EEUU para que se convierta en un mejor cirujano… ahora me arrepiento”, relata Gucci, en diálogo con LaRepública.pe

No habría sido una decisión prudente. Y es que, según la denuncia, entre los años 2008 y 2012, la clínica solo reportaba pérdidas y es ahí cuando empezó a sospechar de Pérez Martinot.

Lo confrontó en agosto del 2012. “Al saberse descubierto, convocó a una Junta de Accionistas y, gracias al poder que le dio, hizo una artimaña para convertirse en el accionista mayoritario de la sociedad que ambos habían conformado”, apunta Augusto Loli, abogado del doctor.

De tener un 35% de las acciones, pasó a contar con el 75% gracias a un aporte de apenas S/ 1600. La sociedad Oftalmología Integral S.A.C. se creó con S/ 1000, explica la defensa.

El conflicto legal

Fue en ese año que inició el juicio. “Pérez cometió dos delitos: fraude en la administración de personas jurídicas y estafa. Sin embargo, la justicia no aceptó esta última y nos ha obligado a apelar”, critica Loli.

Así ocurrió y recién este 9 de marzo las autoridades judiciales analizarán el caso para ver si se incorpora la figura de estafa en el proceso.

Sin embargo, las denuncias se acumulan. Y es que, entre las demás irregularidades que están en proceso de investigación, se encuentra el hecho de que la madre y el hermano del médico Pérez ahora trabajan en la clínica. Además, la constructora de su cuñado se encargó de la edificación.

Busca justicia

“Quiero justicia. El sistema legal debe decir que Pérez Martinot evitó que la gente pobre reciba ayuda. Lo único que deseo es recuperar el hospital para servir a la gente que lo necesite”, explicó.

En diálogo con LaRepública.pe, el abogado del doctor Pérez Martinot indicó que mantendrá silencio absoluto sobre este tema.

Te puede interesar