Solsticio de verano: claves para entender el día más largo del año

Conoce qué es y cómo se desarrolla el fenómeno que marcó el inicio del verano en el hemisferio sur.

22 Dic 2015 | 7:56 h

En las últimas horas del 21 y las primeras del 22 de diciembre, respectivamente, sucedió el segundo solsticio de 2015, fenómeno que marcó la llegada del verano en el hemisferio sur, con el día más largo del año, y  el invierno, en el norte, con el día más corto. Pero, ¿por qué o cómo ocurre? Aquí algunas claves para entenderlo.

PUEDE VER: Solsticio de verano 2015 es recibido en Google con un colorido doodle

¿Qué son los solsticios?

Los solsticios son los momentos del año en los que el Sol alcanza su mayor o menor altura aparente en el cielo, y la duración del día o de la noche son las máximas del año, respectivamente.

En el hemisferio sur por ejemplo, el Sol alcanza su mayor altura en el cielo haciendo que la duración del día sea la máxima y de la noche, la mínima. Por el contrario, en el hemisferio norte, donde se inicia el invierno, la noche se vuelve la más larga del año.

¿Cuándo suceden?

En el año, se manifiestan dos solsticios. El primero sucede el 21 de junio, dando inicio al invierno, en el hemisferio sur, y al verano, en el hemisferio norte. Mientras, el segundo ocurre el 21 de diciembre, de forma inversa.

Sin embargo, no siempre suceden todos los años en la noche del 21 al 22 de junio o diciembre, ya que el periodo orbital terrestre varía de acuerdo a la rotación de la Tierra al Sol.

¿Hay solsticio de otoño y primavera?

No. El otoño y la primavera se inician en el momento en que la duración del día y de la noche es igual, y el Sol sale por el Este y se pone por el Oeste, momento conocido como equinoccio.

Datos extra:

Los casos más extremos del día y noche se dan en los polos. En la región norte del Círculo Polar Ártico no sale el sol y en la región al sur, el sol no se oculta durante 24 horas.

Te puede interesar