Los cinco conflictos sociambientales que explotaron este año

Empezó con Yanacocha en Cajamarca, Arequipa por el proyecto Tía María, Lote 192 en Loreto, Las Bambas en Apurímac y en Cerro de Pasco por la contaminación ambiental en La Oroya.

30 Sep 2015 | 13:32 h

Según el Observatorio de Conflictos Mineros de América Latina, Perú tiene un total de 34  conflictos socioambientales, es decir, la población en estos lugares se ha sublevado por estar en contra de proyectos  extractivistas (minero o petrolero), por temer una mayor contaminación en su territorio. 
 
Solo este año han explotado cinco y recién vamos en el décimo mes de gobierno. El Ejecutivo defiende los proyectos por una cuestión de inversión que ayudará al crecimiento económico, mientras la población y algunos dirgentes de estos lugares alegan que rechazan este tipo de actividades pues alegan que terminarán por contaminar el medio ambiente; muchos de ellos se dedican a la ganadería y agricultura. 

Yanacocha en Cajamarca / Febrero

Considerada la mina de oro más grande de América del Sur, la empresa minera Yanacocha tuvo problemas a inicios de este año con la ciudadana Máxima Acuña Chaupe, quien denunció que la querían desalojar de sus tierras para realizar actividades extractivistas, pese a que ella tenía documentos que acreditaban que las 25 hectáreas le pertenecen. 
 
Si bien la empresa aseguró que los pobladores se negaban a dialogar, Máxima Acuña, y su familia denunciaba que los métodos que la minera usaba era mediante la fuerza y hostilización a la población. 
 
 
Cabe recordar que esta empresa paralizó sus actividades en el 2006 porque la población realizó un paro debido a la contaminación de sus cultivos agrícolas, y contaminación de las lagunas más cercanas, que abastecían a la población, y a sus animales (ganadería). La producción  desde ese año ha bajado notablemente, por lo que la empresa quería volver a realizar sus actividades. 
 
 
 

Tía María en Arequipa / Mayo 

A solo unos meses de haber terminado el primer conflicto, está el proyecto Tía María en Arequipa. La población se sublevó tras la aprobación por parte del Ministerio de Energía y Minas del nuevo Estudio de Impacto Ambiental (EIA) que avalaba a la empresa Southern Copper para realizar sus actividades extractivas.
 
Tanto el presidente Ollanta Humala, como el ministro de Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, aseguraron que la empresa Southern Copper levantó las 138 recomendaciones que la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (Unops) elaboró en 2011 al primer estudio, a pedido del Minem.
 
Pero la desconfianza de la población también era por las multas que tenía la empresa, las cuales ascendía a más de 500 mil soles, y una demanda de amparo en contra del Aporte Por Regulación (APR), el cual sirve para una fiscalización ambiental. 
 
Este conflicto socioambiental donde la población de  distritos de Cocachacra, Punta de Bombón y Deán Valdivia protestó contra el proyecto Tía María dejó de saldo un muerto y más de 150 heridos. 
 
Por otro lado, el Presidente de Consejo de Ministro, Pedro Cateriano resaltó que el proyecto minero de Tía María representa una inversión de US$1,400 millones y US$90 millones por concepto de canon anual. 
 
 
 

Lote 192 en Loreto/  Agosto

Considerado como uno de los pozos petroleros con mayor producción, está ubicado en el distrito de Andoas en Loreto, en la cuenca Marañón, tiene una extensión de 290 mil hectáreas. Se estima que su producción tiene más de 13 mil barriles diarios.
 
El Lote 192, anteriormente llamado Lote 1AB, estaba concesionado por la empresa argentina Pluspetrol, a la cual se le atribuyeron multas de más de 30 millones de soles por contaminación a las cuencas más cercanas hasta el 2013. 
 
El pasado 29 de agosto venció la licitación Pluspetrol, y el estado convocó a una licitación pública para la concesión del Lote 192 cuyos activos son valorizados en 345 millones de dólares. Tras una negociación directa se determinó que la empresa Pacific Stratus Energy licitara el ambicioso pozo. 
 
 
La población protestó la concesión del lote a una empresa extranjera, y pidieron que quien este a cargo sea Petroperú. Uno de los dirigente criticó que el lote 192, sea concesionado por dos años a Pacific Stratos sin considerar los pasivos ambientales generados en 45 años de explotación.
 
En aquella ocasión el gobernador de Loreto, Fernando Meléndez, estimó que la producción del lote va a disminuir, con el consecuente riesgo para la economía de su región, e insistió en que los pueblos indígenas apuestan por la inversión en el yacimiento por un plazo de 30 años.

 

 
 

Las Bambas en Apurímac

 
Hace unos días, se desataron protestas en contra del proyecto minero Las Bambas, que dejaron como saldo cuatro muertos. La población, en su mayoría comunidades campesinas y organizaciones de las zonas de impacto alegaron que no quieren ser víctimas de contaminación.
 
Entre ellas, la construcción de una planta de molibdeno en Fuerabamba (que podría afectar al río Challhuahuacho) y la construcción de otra planta de filtros en el lugar. Respecto a ello, la empresa aseguró que el cambio de ubicación la planta de molibdeno, evitará una eventual contaminación en la zona. 
 
Al igual que en las demás ocasiones, el presidente del Consejo de Ministros, Pedro Cateriano, condenó las violentas protestas y resaltó que este proyecto ya está terminado en un 98%. 
 
"Estos actos que han cometido algunos no tienen justificación. Las propias autoridades nacionales, el ministro de Salud, estuvieron la semana pasada en Chalhuahuacho conversando con autoridades y pobladores para superar los problemas existentes, ese es el camino: el diálogo, no el uso de la violencia", reiteró.
 
Finalmente, invitó a la población al diálogo y les recordó que gracias a este proyecto para el próximo año habrá un incremento de PBI de 1.4%. 'Esta es una razón por la cual no podemos permitir que un grupo de gente dirigida con fines políticos entorpezca un proyecto que a lo largo de años se desarrolló con normalidad".
 

Protesta en Cerro de Pasco por La Oroya 

 
Finalmente, paralelo a esta última protesta y mucho menos violenta que las anteriores, la población ha salido a las calles para denunciar por enésima vez que son víctimas de contaminación de plomo, sobre todo el en agua que los abastece por La Oroya. 
 
Cabe recordar, que La Oroya ha sido declarado por la Organización Mundial de la Salud como una de las zonas más contaminadas del mundo. En el 2012, la OMS reveló que el 90% de la población sufre de altos niveles de plomo en la sangre. 
 
Este paro regional fue convocado en demanda del cumplimiento de las 32 acciones de la Declaratoria de Emergencia Ambiental, aprobado en mayo del 2012 y que contempla los siguientes puntos: Atención a los niños contaminados con plomo en sangre, construcción de una clínica de desintoxicación, asfaltado de pistas y veredas, construcción de un comedor escolar, entre otros puntos. 
 

Te puede interesar