¿Qué hay detrás de la campaña “Chapa tu choro”?

Cecilia García, creadora de la polémica propuesta, no ha descartado una próxima postulación al Congreso. En conversación con La República.pe tampoco negó tener vínculos con el partido fujimorista, pero señala que su propuesta no tiene intereses políticos. 

5 Sep 2015 | 12:06 h

La creadora de la polémica campaña “Chapa tu choro”, Cecilia García Rodríguez, es una experta en comunicación política vinculada al fujimorismo, que además ha sido asesora del congresista Federico Pariona, sancionado en el 2012 por mentir en su hoja de vida. Y en diálogo con LaRepublica.pe, no descartó postular al Congreso en el 2016.
 
 
¿Está apelando a la violencia e ilegalidad para iniciar su campaña política? Ella asegura que no, pero su bien manejada presencia mediática a partir del delicado tema de la seguridad, y su cercanía al partido político que lidera Keiko Fujimori dejan entrever lo contrario.
 
 

Polémica iniciativa

En agosto, García Rodríguez mandó a elaborar un cartel con la frase “Ratero, si te agarramos, no vas a ir a la comisaría, te vamos a linchar”, luego lo colocó en la urbanización San Carlos, en Huancayo y creó un grupo en Facebook. Su propuesta se volvió viral. 
 
El siguiente paso fue viajar a Lima, donde fue entrevistada en radio y televisión. A través de los medios criticó la labor de la Policía, la Fiscalía y el Ministerio del Interior. Así, se convirtió en la nueva abanderada de la lucha contra la delincuencia.
 
La empresaria y comunicadora detalló que en la capital ha regalado “unas pancartas a los vecinos de Chorrillos y San Juan de Lurigancho” con el mismo mensaje “disuasivo” para los ladrones, a quienes amenaza con linchar.
 

Tuvo tanta acogida su propuesta en las redes sociales, que el ministro del Interior, José Luis Pérez Guadalupe, tuvo que llamar a la calma y pedir a la población que no responda a la violencia con más violencia.
 
“No creo que debemos de llegar a extremos. Debemos guardar la calma”, pidió. Pero la población, indignada por los altos niveles de delincuencia, está adoptando el discurso del “ojo por ojo, diente por diente”. 
 

Vínculos con fujimoristas

García Rodríguez aseguró que la campaña “Chapa tu choro” no responde a intereses políticos. No pudo desmentir, sin embargo, que sí asesoró al congresista Pariona y que también ha apoyado al partido fujimorista 
 
“No puedo negar que he levantado la bandera fujimorista cuando era una niña, pero no soy militante y no he tenido conversaciones con Keiko Fujimori”, dijo.
 
El analista político Nelson Manrique alertó, en diálogo con LaRepublica.pe, de una relación directa entre la propuesta de García Rodríguez y las prácticas fujimoristas.
 
Es coherente con la posición autoritaria del fujimorismo, el populismo que fomenta. Trata de levantar temas que abordan un problema tangible para la población, proponiendo soluciones autoritarias que no van con el reforzamiento del Estado”, dijo.

Arresto ciudadano

“Agarrar al delincuente y entregarlo a  la policía es posible. Todo el mundo puede hacer arresto ciudadano.Hasta ahí está bien. El siguiente paso (agredirlo) no es legal”, explicó el presidente de la Comisión de Seguridad Ciudadana del Congreso, Fernando Andrade, en diálogo con LaRepublica.pe.

Las leyes peruanas detallan que los ciudadanos tiene la facultad de detener al delincuente si lo encuentran cometiendo algún delito. Luego deben llevarlo a la comisaría más cercana o entregarlo a un policía que patrulla la zona. Por ningún motivo debe existir algún acto de violencia. Los ciudadanos tampoco pueden detener a una persona solo por la sospecha de que cometerá un delito. 
 
 
Andrade  también alertó que la creadora de la campaña ‘Chapa tu choro’ está proponiendo la creación de leyes que ya existen.“Me comentaron que quería hacer una ley para convertir en delito el robo de celulares y carteras. Eso ya existe. Ya hay más de 300 casos que ven el delito de esa forma”, dijo.
 
Recordemos que el Gobierno ha pedido facultades legislativas en materia de seguridad ciudadana por lo que su trabajo en este asunto debe ser -ante la reciente ola de indignación- más que oportuna y eficiente. Promover campañas de este nivel sólo podría ocasionar una vorágine de comunidades que tomen justicia por sus manos. 
 
 
Sigue a La República en Facebook 

 

Te puede interesar