La República, un diario que apuesta por la lectura

La evolución constante ha marcado la historia de este diario desde que fue fundado un 16 de noviembre de 1981. Nació con la idea de construir una República Superior y hoy acompaña los peruanos en ese empeño. Lo que ofrecemos es un periodismo que no renuncia a lo importante, un periodismo que se asume como un servicio y no como un negocio. Gracias por su preferencia. La promesa al lector.

16 Nov 2012 | 2:31 h

Cada madrugada, cuando este diario termina de imprimirse en las rotativas y llega al quiosco de la esquina, busca marcar la diferencia. Desde la portada . El propósito no consiste solo en que nos vean con otros ojos, queremos que sientan –al leer el contenido de cada página– que se conserva incólume aquel espíritu combativo y defensor de la democracia que heredamos de nuestros fundadores . Es este ideal el que ha caracterizado a este diario desde su origen, un día como hoy, hace 31 años .

La apuesta que propone La República es una vinculada a la lectura en una era de cambios, una era en la que sin mayor fundamento se pregona  que ya no hay lectores, sino solo espectadores en busca de entretenimiento. Nosotros afirmamos que sí hay lectores que buscan textos que desarrollen información, lectores que esperan ángulos originales y rechazan el facilismo y la "declaracionitis".

Nosotros creemos que hay lectores que esperan una prensa ágil, juvenil y apasionada, que les cuente historias de vida. Una prensa que explique lo que otros no ven o no quieren ver. El reto es grande. Más aún cuando la tendencia es a fragmentar las noticias en diminutas píldoras informativas, desprovistas de contexto y profundidad. 

Este periódico sigue el ejemplo del salmón: nada contra la corriente, y apostará siempre por un periodismo de calidad.

El reto es que usted se informe y disfrute al leer lo que le ofrece cada una de nuestras secciones. Porque informar también es contar, narrar, porque no hay mejor camino para dotar a un diario de rostro humano  que vestirlo con historias de vida.

Desde el 30 de noviembre del 2011, La República creció por dentro y por fuera. Un diseño sobrio y al mismo tiempo eficaz y atractivo. Un contenido serio, pero más moderno, ágil y sobre todo completo.

APUESTA POR LA LECTURA

Desde sus páginas de apertura, este diario ofrece reportajes, crónicas, perfiles e informes de investigación. La política, la economía y la coyuntura internacional son y seguirán siendo parte sustancial de nuestra oferta de contenidos. Sin embargo, debemos destacar que llevamos varios años enriqueciendo nuevas secciones de servicios, negocios, economía doméstica y tiempo libre.

Nuestras páginas de opinión son ahora un foro público en el cual confluyen intelectuales y periodistas de las diversas posturas políticas e ideológicas. El diario los acoge como una muestra de su vocación pluralista y democrática.

Quien desee empezar la lectura por la información menos tensa tiene en la contraportada del diario una entrevista humana que apuesta por la confidencia. Se trata de historias de vida, algunas edificantes, otras polémicas, pero todas  marcadas por la necesidad de compartir experiencias, anécdotas, momentos que nunca se olvidan.

El nuevo diseño del diario también explota el recurso fotográfico con imágenes de mayor dimensión y mejor calidad. Las infografías también contribuyen a una exposición moderna y didáctica de los actuales hechos.

Informar no es deformar.Por eso, si bien buscamos profundidad, también queremos mantener equilibrio y ponderación. Tenemos una línea editorial conocida y respaldada por la preferencia de nuestros lectores. Y nuestro pacto de lectura es con ellos. Buscamos  veracidad. Y si alguna imprecisión cometemos en el tráfago cotidiano de las noticias, sabemos reconocerla porque asumimos que el periodismo es ante todo un servicio.

POR NUEVOS LECTORES

El último paso dado en este proceso que busca renovar nuestros diseños y enriquecer nuestros contenidos ha sido el relanzamiento de la emblemática revista "Domingo" . Lanzada en agosto de 1982, esta publicación ha acompañado al diario a lo largo de su historia y ha sido clave para fidelizar la preferencia de miles de lectores. En principio fue un suplemento en blanco y negro que ampliaba la oferta de actualidad política y cultural de La República. En los noventa  se convirtió en una aguerrida revista que contribuyó a la lucha mediática contra el régimen autoritario y corrupto de Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos .

En la primera década de este siglo continuó tomándole el pulso a la política local con informes de investigación y entrevistas de actualidad.A esta oferta política y de coyuntura que siempre ha ofrecido "Domingo", se han agregado, desde octubre pasado, contenidos más diversos, que buscan llegar a toda la familia.   

Un nuevo diseño signado por la elegancia y la sobriedad destaca, al igual que el diario, el aspecto gráfico, sin descuidar la presentación robusta y vigorosa de crónicas, reportajes, perfiles y entrevistas.

"Domingo" busca hoy nuevos lectores entre los jóvenes universitarios y profesionales, entre las mujeres que esperan del periodismo historias que cautiven y seduzcan, entre los emprendedores y los empresarios que quieren un medio en el cual confiar cada mañana. A todos ellos nos dirigimos ahora con el mayor de nuestros esfuerzos.  

NUESTROS COLUMNISTAS

La República se propuso hace varios años transformarse en un medio que acoja posiciones diversas, incluso antagónicas, pero todas comprometidas con la defensa y el fortalecimiento de la democracia. Nuestra vocación plural e inclusiva se expresa ahora en nuestra sección  opinión.

En sus páginas conviven liberales como Mario Vargas Llosa, Fernando Rospigliosi o Rosa María Palacios, con políticos e intelectuales de izquierda como Javier Diez Canseco, Sinesio López, Nelson Manrique o Rocío Silva Santisteban. En resumen, un abanico de opiniones que cada mañana llegan a usted acaso como la prueba tangible de lo que buscamos ser: un diario para todos los que sueñan con un país diverso, próspero, pero sobre todo democrático. 

ENFOQUE

Gustavo Mohme Seminario
Director


Los 800

Hace 31 años, un 16 de noviembre de 1981, un empresario con una gran sensibilidad social como Gustavo Mohme Llona emprendió junto a un destacado periodista y escritor, Guillermo Thorndike, uno de los más modernos proyectos periodísticos que se han lanzado en las últimas décadas. A diferencia de otros, La República prosperó y se fortaleció al amparo de ideales con los que comulgaron sus lectores, el activo más valioso que tiene un medio de comunicación.

Agotaron sus esfuerzos y sus activos hasta donde pudieron, tras lo cual  invitaron a  un grupo de empresarios progresistas y con pasión política, quienes acompasaron la vida del diario hasta hace una década enriqueciéndolo y dándole una perspectiva plural y nacional.

Treinta y un años después seguimos aquí con los mismos sueños, ideales, esperanzas y principios de quienes con Gustavo Mohme Llona, como principal inspirador, y a la cabeza del proyecto, forjaron la primera edición del diario La República.

El valor a la verdad, la transparencia en la información, el pluralismo en las opiniones, la defensa de la vida, la democracia como fuente de desarrollo del país, la defensa de los derechos humanos, el debate de los grandes temas nacionales, y la lucha frontal contra la corrupción siguen siendo nuestros valores en el trabajo cotidiano.

Hemos crecido, como Grupo, y, hoy llegamos, con nuestras sedes en Chiclayo, Arequipa e Iquitos, a todo el país. Pronto se unirá nuestra planta en Huancayo. En multimedia participamos como accionistas en América Televisión y Canal N y en Teleamazonas, Ecuador, y nuestra versión digital de La República es una de las de mayor crecimiento del país con casi 4 millones de visitantes por mes.

Esta ocasión es propicia entonces para rendirles homenaje a nuestros fundadores y reafirmar en ese acto nuestras banderas e ideales, para agradecer sobre todo a usted lector o lectora que nos acompaña día a día y que hace viable este cotidiano esfuerzo de los 800 trabajadores de esta casa editora, entre periodistas, ejecutivos, técnicos, empleados y obreros, que hombro a hombro y con inalterable fe y optimismo le entregan cada día un ejemplar de “La República”.

PERCEPCIONES

“La República es un diario que destaca por su independencia, por sus puntuales investigaciones y por la calidad y pluralidad de sus columnistas. Su nuevo diseño es también bastante bueno. Ningún otro diario nacional está hoy a su altura”.

Fernando Ampuero
Escritor


“En estos 31 años, La República se ha posicionado  por su estilo crítico, serio, independiente. En sus páginas se nota el equilibrio del tratamiento de la noticia. Además, su nuevo formato es más dinámico, atractivo y organizado”.

Jaime Delgado
Congresista


“Hemos cambiado la forma, el diseño, pero mantenemos los mismos principios de su fundador Gustavo Mohme Llona. Hoy apostamos por una propuesta que busca la complicidad del lector, incentivándolo a leer y procesar mejor todo nuestro trabajo periodístico”.

Carlos Castro
Subdirector de La República

Te puede interesar