No aceptan crear santuario ni que ONU analice caza indiscriminada de ballenas

Sin mayoría. Iniciativa sudamericana de crear un espacio para protección de ballenas en el Atlántico Sur fue rechazada.

7 Jul 2012 | 23:30 h

Patricia Rey/


La 64a reunión de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) finalizó el viernes en Panamá, con resultados agridulces para los cetáceos.


Gran parte de la agenda se centró en temas de conservación y amenazas para las ballenas, además de la caza. Otro de los temas destacados de la semana fue el anuncio de Corea del Sur de su intención de comenzar un "programa de caza con fines científicos", que levantó las sospechas de los otros 87 países participantes.

El Grupo Buenos Aires (GBA), en representación de Sudamérica, con integrantes de 11 países incluido el Perú, sufrió un duro golpe el lunes, cuando su propuesta de creación del Santuario de Ballenas del Océano Austral fue denegada. La iniciativa fue respaldada por un 65% de los votantes, pero no obtuvo las tres cuartas partes de votos positivos necesarios para ser aprobada.

La propuesta estaba considerada desde hace 11 años y fue objeto de polémica en la reunión del 2011, cuando la discusión hizo que la delegación de Japón abandonara la sala.

El santuario estaba respaldado por los países latinoamericanos y Sudáfrica. El GBA manifiesta que el Atlántico Sur es una zona de vital importancia para las ballenas y que el santuario hubiese ayudado a su debida protección.

Brasil manifestó su intención de repetir la propuesta en la próxima reunión, que tendrá lugar en Corea del Sur el próximo año.

La semana terminó con la consideración de la propuesta de Mónaco de que las Naciones Unidas tengan un papel más predominante en la lucha contra la caza indiscriminada de ballenas. Japón, Noruega e Islandia se mostraron en contra de la propuesta, alegando que lo relativo a las especies animales no entra dentro de las competencias de la ONU.

Te puede interesar