“No soy asesina, soy inocente"

14 Dic 2007 | 20:30 h

Nunca ha residido o visitado Buenos Aires. Jamás ha salido del país ni con salvoconducto y ni siquiera tiene pasaporte. La peruana Nancy Jessica Solier Gonzales, de 28 años, fue detenida en Huachipa por agentes de la Interpol, acusada de cometer un homicidio en Argentina.

xAgentes de Interpol detienen a Nancy Solier Gonzales en Huachipa a solicitud de la justicia argentina. Ella no tiene siquiera pasaporte.

Óscar Chumpitaz C.

Nunca ha residido o visitado Buenos Aires. Jamás ha salido del país ni con salvoconducto y ni siquiera tiene pasaporte. La peruana Nancy Jessica Solier Gonzales, de 28 años, fue detenida en Huachipa por agentes de la Interpol, acusada de cometer un homicidio en Argentina.

A Nancy la intervinieron sin haber rendido una manifestación previa en algún juzgado y sin haberse comprobado el nombre de la supuesta asesina.

Si no fuera por la acción de hábeas corpus interpuesta por el abogado Carlos Cárdenas Borja, la joven estaría ahora detenida en Argentina, padeciendo una tremenda injusticia.

"Aparentemente se trataría de un caso de homonimia", dijo Cárdenas en la División de Requisitorias, donde la dama fue puesta a disposición en calidad de custodia provisional. "No soy asesina, soy inocente", fue lo único que exclamó.

Informó también que se investiga si la verdadera homicida ingresó al Perú con un pasaporte argentino o si ha obtenido uno a nombre de su defendida.

FUE HUMILLADA

Cuando Nancy Jessica salió de su humilde casita situada en la asociación Campo Sol, calle Los Carrizales s/n, parcela 3, Carapongo-Huachipa, solo pensó en volver pronto para atender a sus hijos Junior y Joselyn de 7 y 4 años.

Su esposo Francisco Huamán se encontraba trabajando.

Nancy jamás imaginó que los dos sujetos que la aguardaban en la calle la humillarían colocándole una esposa en las muñecas.

Mucho menos pensó que sería incriminada en un asalto con homicidio cometido en Argentina en agosto del 2002.

Su familia no entiende el porqué de este error garrafal de nuestras autoridades.

"MI HIJA ES INOCENTE"

"Yo estoy deshecha, pero sí tengo una esperanza y confío en la justicia de que mi hija es inocente", señaló entre lágrimas la madre de la imputada, Virginia Gonzales.

A pesar de todo, la mujer dejó claro: "Confío en mi hija y en Dios, porque Dios, aunque a veces apriete un poco, siempre nos ayuda".

"No hemos logrado hablar mucho con ella, porque llora y llora, no quiere que la dejemos sola", sostuvo su padre Jorge Solier.

La familia vive en una humilde vivienda al este de Lima y, según explicaron los vecinos, ella trabaja en un mercado de la zona. "Los únicos viajes que hace son de Carapongo a La Parada", insiste su afligida madre.

TODOS SORPRENDIDOS

Los pobladores de este lugar no dan crédito a la noticia de su detención y también defienden a capa y espada su inocencia, a la espera de que alguien les explique qué está ocurriendo con Nancy.

"Hemos visto por la tele que la han detenido y nos hemos quedado sorprendidos", asegura Fidel Leoncio Mallma. Otros vecinos comentan que Nancy hace una vida "normal". "No podemos creer que la hayan detenido, y más aún por un caso tan delicado como este", explican.

En Campo Sol ayer no se hablaba de otra cosa y la preocupación y las dudas iban creciendo.

LO QUE DICE LA EY

El abogado Carlos Cárdenas explicó que para la detención de una persona requisitoriada, la Policía deberá identificarla fehacientemente y verificar los datos de identidad.

También acompañar una fotografía en el parte o atestado policial elaborado en la investigación previa al proceso penal, bajo responsabilidad funcional.

SABÍA USTED QUÉ...

Registro. El mandato de detención debería contener: nombres y apellidos completos, edad, sexo, fecha y lugar de nacimiento, DNI, domicilio, fotografía, talla y contextura, cicatrices, tatuajes, nombres de los padres, grado de instrucción, profesión y ocupación, estado civil y nacionalidad.

Te puede interesar