¿Dónde se dio el primer grito libertario en el norte del Perú?

Historiadores. Jorge Izquierdo Castañeda y Samuel Hooker Noguera narraron los acontecimientos previos y el cómo Trujillo y Lambayeque consiguieron su emancipación en 1820.

26 Jul 2015 | 23:30 h

Wilson Aranda

Henry Morales

Trujillo - Chiclayo

En este mes patrio, al celebrarse 194 años de la proclamación de la Independencia del Perú por el generalísimo José de San Martín, un 28 de julio de 1821 en Lima, continúa la polémica por ver qué ciudad fue la primera en declarar su emancipación del yugo español: ¿Trujillo o Lambayeque?

La polémica está abierta desde hace varios años entre los investigadores y estudiosos del tema, pues en efecto, se trata de tener el honor de haber sido la primera en abrazar los ideales de la naciente patria peruana, los cuales habrían de consolidarse y sellarse el 9 de diciembre de 1824 en la batalla de Ayacucho.

El conocido historiador Samuel Hooker Noguera nos da detalles y arroja luces sobre este hecho histórico.

Comienza relatando que el 6 de diciembre de 1820, en la sede de la Intendencia de Trujillo (la Casa de la Emancipación), se reunieron en asamblea pública las principales autoridades: el obispo español José Carrión y Marfil, el criollo Intendente José Bernardo de Torre Tagle, el general trujillano realista Lizarzaburu, el rector del Seminario el chachapoyano padre Andueza, el coronel y conde de Olmos Luis José de Orbegoso, el viruñero Marqués de Bellavista José Cavero y Muñoz.

En esta asamblea abierta el intendente Torre Tagle lee las cartas de San Martín en las que invoca al pueblo de Trujillo, es decir, a toda la Intendencia, a unirse a la causa emancipadora. El obispo Carrión y Marfil se opone y ofrece cubrir los costos de fortificar la ciudad.

“Hay que tomar en cuenta que la entonces Intendencia de Trujillo abarcaba las actuales regiones de Lambayeque, Piura, Tumbes, Amazonas, San Martín y Cajamarca, todas dependientes y subordinadas a la capital, Trujillo, sede de la Intendencia”, precisa Hooker.

El 22 de diciembre el obispo Carrión y Marfil, la única autoridad española y realista, huye de la ciudad. La fecha 22 de diciembre es importante, pues ya era emancipada de autoridad realista alguna. El 24 de diciembre en ceremonia protocolar por motivo de Navidad, los patricios deciden declarar la emancipación de Trujillo como Intendencia y acuerdan que el 29 de diciembre se haría la proclamación en el Cabildo. El 6 de enero se jura la independencia.

“Así, la extensa Intendencia de Trujillo declara la emancipación el 24 de diciembre, la proclama el 29 y la jura el 6 de enero 1821. Es decir, en la Intendencia de Trujillo nace, se bautiza y se confirma la independencia”, asegura el estudioso.

EL ACTO EN LAMBAYEQUE

Samuel Hooker señala que lo de Lambayeque se realizó en una reunión secreta en la sede de la Logia Masónica (casa Montjoy), declarando la emancipación el día 27 de diciembre, es decir tres días después que la ciudad de Trujillo proclamara su independencia.

Sin embargo este hecho histórico no es del todo compartido por el historiador lambayecano Jorge Izquierdo Castañeda, quien sostiene que para conocer la historia de la independencia de Lambayeque habría que estudiar las cuatro actas de independencia de Lambayeque, de las cuales la primera fue firmada por el Cabildo Patriótico (conformada por ocho personas) el 27 de diciembre de 1820 en la que se redacta y jura la independencia de la ahora Ciudad Evocadora.

Dicha acta fue redactada en la casa del alcalde de segunda nominación don Melchor Sevilla, conocida como la Casa Salcedo, y que estuvo ubicada a espaldas de la iglesia San Pedro de Lambayeque, donde actualmente se encuentra la Villa Militar de Oficiales del Ejército del Perú, esquina de las calles 8 de Octubre y Simón Bolívar, frente a la Plaza de Armas de Lambayeque.

“No me explico cómo en 1962 se derribó esta casa histórica para el pueblo lambayecano para dar paso a la construcción de los chalés que son habitados por los oficiales del Estado Mayor de la Sétima Brigada de Infantería de Lambayeque”, cuestiona Izquierdo.

La segunda acta de independencia fue declarada en la casa del síndico procurador Mariano Quezada y Valiente, que se encuentra ubicada en la calle 8 de Octubre, hoy conocida como la Casa Cúneo, que lamentablemente dejó de existir hace aproximadamente un año atrás.

“La plebe o gleba, como se llamaba en esa época, la noche del 31 de diciembre de 1820 derriba el portón de la casa de Mariano Quezada y Valiente y allí le increpan que jure la independencia, y éste lo hace ante la presión del pueblo y de sus cuatro alcaldes de las ramadas lambayecanas”, relata el historiador lambayecano.

Sin embargo -narra- el mismo 31 de diciembre de 1820, el pueblo invita al Cabildo Patriótico a la Sala Consistorial (lo que se conoce ahora como municipio) y les increpan a que firmen el acta de independencia de Lambayeque, generando que las autoridades depongan sus cargos y se designa un nuevo cabildo.

Este nuevo cabildo, como primer acto convocó al clero, al personal administrativo y militar para que jure la independencia pública y solemne, la misma que se realiza el 14 de enero de 1821.

“Dónde se dio el grito libertario del 14 de enero de 1821, en la Sala Consistorial primero, bajaron los señores cabildantes juramentaron a los miembros de la milicia disciplinada que estaban formados en la Plaza de Armas, y después pasaron a la misa Te Deum que se ofreció en la iglesia San Pedro, y en el evangelio, los curas de las cuatro ramadas, más el vicario, juramentaron también la independencia de Lambayeque. Ahí están las cuatro actas de independencia”, precisa Jorge Izquierdo.

Pese a que las actas originales no existen actualmente, las copias de estos importantes documentos se encuentran en la Biblioteca Nacional de Lima.    

Te puede interesar