Carlos Loayza toma el mando de la universidad Pedro Ruiz Gallo

Lambayeque. Exdecano de Ingeniería Civil asume funciones ante la huida del rector Agustín Ramos García, quien es investigado por peculado. Desde la clandestinidad, prófugo estaría pidiendo convertirse en colaborador eficaz.

15 Jul 2015 | 1:41 h

Ante el escándalo ocurrido en la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo (UNPRG), donde cuatro autoridades fueron detenidas por el presunto delito de peculado doloso, un grupo de docentes asumió ayer la administración de esa casa de estudios de Lambayeque.
 
Así, la responsabilidad del rectorado recayó sobre el ingeniero Carlos Laoyza Rivas, anterior decano de la Facultad de Ingeniería Civil, Sistemas y Arquitectura (Ficsa). 
 
Junto a Laoyza Rivas fue designado Aníbal Salazar Mendoza, en el cargo de vicerrector académico, y César Monteza, en la Dirección de la Escuela de Postgrado.
 
En conferencia de prensa, Carlos Loayza manifestó que no puede precisar si los detenidos son responsables o no de los delitos que se les imputa; sin embargo, recomendó al prófugo rector, Agustín Ramos, entregarse y aclarar las acusaciones en su contra.
 
“No entiendo, esa es su posición. Lo hacen muchas personas pero yo no lo avalo. Yo creo que debería ponerse a derecho, cumplir con la justicia”, dijo Loayza.
 
Por su parte, José Neciosup Gallardo, representante de la Federación de Docentes Universitarios de la Universidad Pedro Ruiz Gallo, expresó que la designación de Loayza Rivas tiene que ser resuelta por el Poder Judicial y el Ministerio Público. "Mientras tanto las clases están garantizadas por nuestro gremio docente".

Cuidan al prófugo

Tras el pedido de captura de Agustín Ramos García hecho por el Ministerio Público, algunas autoridades asumieron su defensa pública, como Jorge Oliva Ramos, anteriormente elegido rector en un extraño proceso realizado en enero.
 
Él dijo que la designación de Loayza es irregular por no haber sido elegido de manera democrática entre los decanos.
 
Además, agregó que Agustín Ramos no ha sido vacado del cargo, y continúa en funciones pese a su situación de prófugo de la justicia.
 
"No queremos entrar a la fuerza; además, la Sunedu no ha dado una valoración al proceso eleccionario", dijo Jorge Oliva, quien señaló que la presencia de la superintendencia no afecta la autonomía, porque no ha habido autoridades vigentes en el poder.

'Los intelectuales'

En tanto, desde la clandestinidad, Agustín Ramos aseguró que se pondrá a derecho si se le dan las garantías.
 
Así lo reveló una fuente del entorno del prófugo, quien dijo que la autoridad universitaria pretende ser un colaborador eficaz en la desarticulada red denominada 'Los Intelectuales de Lambayeque'.
 
“Es imposible que Ramos García sea un colaborador eficaz. Esto no puede proceder porque él sería el presunto cabecilla de la organización y por tal motivo no puede recibir el beneficio”, advirtió un oficial de la Policía.

Proceso judicial

Mientras tanto, durante la audiencia de control de acusación donde se resolvió la ampliación de la detención preliminar por siete días contra los cuatro detenidos (Leopoldo Vásquez Núñez, José Gómez Cumpa, Juan Aguinaga Moreno y Luis Collantes Santisteban), el Ministerio Público recalcó que los imputados deberán explicar la obtención de sus fondos, sobre todo el rector Ramos, acusado además de apropiarse ilícitamente de casi dos millones de soles por asignaciones especiales.
 
Según el Ministerio Público, Ramos García obtuvo en el 2014 cerca de 222 mil 230 soles, mientras que el director de la Escuela de Posgrado, Juan Aguinaga, obtuvo 29 mil 600 soles; Leopoldo Vásquez 166 mil 490 soles, Gómez Cumpa obtuvo 50 mil 400 y Luis Collantes 195 mil 795 soles, cuando la norma indica que los altos funcionarios o servidores públicos no pueden obtener una remuneración mayor a las 6 Unidades de Ingreso del Sector Público (UISP), con excepción del Presidente de la República, quien puede percibir hasta 10 UISP. 
 
La Fiscalía solicitó el levantamiento del secreto de las comunicaciones, el secreto bancario y tributario de cada uno de los imputados. Si la Policía Anticorrupción y la Fiscalía realizan el allanamiento total de las cuentas de los implicados podría recuperar por lo menos un millón de soles, se estimó. 

Claves

Comedor. Robinson Díaz, estudiante de la Facultad de Economía, señaló el malestar de los alumnos por los hechos conocidos. Denunció que las autoridades pagaban favores a los alumnos dándoles acceso al comedor. 
 
Diálogo. Carlos Loayza  aseguró que entablará el diálogo con los alumnos.

Te puede interesar