Relevaron a 150 policías de la comisaría de Canto Rey por caso de niña Jimena

El director general de la PNP resolvió cambiar de su puesto a todo el personal tras hallar presunta irregularidad.

7 Feb 2018 | 20:21 h

Luego que el Inspector General de la Policial Nacional, teniente general PNP Gustavo Hananel García, hizo una visita a las instalaciones de la comisaría de Canto Rey para recoger información sobre la actuación de los efectivos ante la denuncia de la desaparición de la niña María Jimena Vellaneda, el director general de la institución policial resolvió cambiar de su puesto a todo el personal, 150 policías.

De acuerdo con fuentes de la PNP, el Inspector General informó al director de la PNP, teniente general PNP Richard Zubiate Talledo, que había comprobado que los efectivos de la comisaría de Canto Rey no procesaron adecuadamente el caso de la menor María Jimena cuando sus progenitores informaron de su desaparición y solicitaron el apoyo de los policías para ubicarla.

PUEDES VER Mininter difunde lista de menores de edad que están desaparecidos

Según reportó el teniente general Hananel al director policial, el comisario interino, capitán PNP Pierre Alvarado Pariño, inicialmente informó a sus superiores que María Jimena nunca había ingresado en el local policial para asistir a un taller de pedrería.

Incluso, la profesora que dictaba las clases —cuyo nombre se mantiene en reserva—, también afirmó lo mismo. Por si fuera poco, las suboficiales que son parte de la Oficina de Participación Ciudadana —Juana Bazán Deza y Lizeth Iparraguirre Palma—, encargadas de los talleres, confirmaron que la víctima no llegó ese día a la comisaría.

Todo era mentira

El padre de la niña, Jorge Vellaneda, proporcionó a la Inspectoría General de la PNP y a la División de Homicidios copia de un video registrado por una cámara del domicilio de un vecino, donde se observa que María Jimena sale de la comisaría a las 10 y 6 minutos de la mañana del jueves del primero de febrero.

Con esta información, quedó en evidencia que los efectivos asignados a la comisaría de Canto Rey habían concertado una falsa versión con la finalidad de sustraerse de sus responsabilidades por no haber actuado conforme a las normas ante la desaparición de María Jimena.

Frente a esta irregularidad, el director de la Policía Nacional decidió aplicar la drástica medida de relevar a los 150 efectivos de la comisaría.

Te puede interesar