Cusco: Denuncian que universitaria murió tras ser inducida a aborto

Estudiante de Ingeniería casi fue linchado cuando acudió a la Fiscalía a rendir manifestación. Padres de la víctima lo responsabilizan por el desceso.

19 Ene 2018 | 13:18 h

La universitaria Vanesa Quispe Quindaño (19), murió en extrañas circunstancias, el pasado 17 de diciembre del 2017.

La joven quien cursaba el primer ciclo de Contabilidad en la Universidad Andina del Cusco fue hallada sin vida en el pasillo de un departamento de cinco pisos, ubicado en el distrito de Wanchaq.

PUEDES VER Facebook: Anciana recibe brutal golpiza por serenos del Cusco [VIDEO]

Apolinar Quispe y Maribel Quindaño, padres de la universitaria, responsabilizan de su muerte a su enamorado Edson Rodrigo Soto Huallpa (28). Lo acusan de haber raptado a la muchacha y luego inducirla a someterse a un aborto.

El joven estudiante de Ingeniería, ayer en horas de la mañana, acudió a la Fiscalía de Wanchaq a rendir su manifestación, en calidad de testigo.

A su salida de la sede fiscal, ubicado en la calle Huascar, los familiares de la universitaria, intentaron lincharlo. La oportuna intervención de su madre que lo puso a buen recaudo evitó una tragedia.

El padre de la víctima asegura que, ese día (17 de diciembre) a las 13.00 horas, tras haber retornado a su vivienda después de dos semanas, salió de su vivienda.

Al promediar las 15.00 horas Exon Rodrigo, la llamó por teléfono, indicándole que su hija estaba mal de salud.

Sus padres la fueron a buscar con su fotografía en mano y tras varias horas de búsqueda no lograron ubicarla. Al caer la noche, un efectivo policial les comunico, vía teléfono, que la joven fue hallada sin vida.

En ese momento, ambos creyeron que su hija se suicidó; sin embargo, los resultados de la necropsia indicaban que la causa de muerte fue pancreatitis hemorrágica y edema pulmonar.

“Yo quiero justicia, quiero saber qué paso con mi hija. Ese hombre alquiló ese cuarto para que le hagan el aborto y luego se recupere por eso desapareció y no contestaba su teléfono, por temor ella no nos dijo nada y cuando él le llamó salió y nunca más la volvimos a ver”, dijo entre llantos su padre.

Urzu Chevarria, abogado del universitario, asegura que la joven era hostigada y amedrentada por sus padres, por ello, se fue a vivir en la habitación que alquiló su patrocinado en Wanchaq.

Asegura que el joven desconocía que su enamorada se sometió a un aborto y que llamó a sus padres porque tenía la intención de suicidarse.

Te puede interesar