Cayó el asesino de la ‘Bella Princesita del Marañón’

La mató por celos. Franklin Cotrina fue detenido en el Rímac y confesó ser el autor del feminicidio de Vilma Cruz, cuyos restos fueron hallados dentro de una maleta en Pasamayo.

14 Ene 2018 | 10:02 h

Fueron 86 días de misterio en los que la Policía barajó varias hipótesis. Ninguna se acercó a lo que realmente sucedió. Franklin Edinzon Cotrina Tirado (28), el principal sospechoso de la desaparición y muerte de Vilma Evangelista Cruz Pinedo, conocida como 'Bella Princesita del Marañon', fue detenido ayer en el Rímac y por la tarde terminó confesando su crimen.

Para la familia de Vilma, quien fuera una promesa del folclor, no había duda de que el hombre que estuvo con ella al momento de su desaparición, era el autor de este delito. Vilma fue hallada el 7 de enero en una maleta abandonada en Pasamayo.

PUEDES VER Pasamayo: la confesión del hombre acusado del crimen de la maleta

Cotrina fue arrestado luego que la División de Homicidios hiciera un análisis de manifestaciones, reportes telefónicos y visualización de sus redes sociales.

Durante el interrogatorio preliminar se mostró arrepentido y dijo que los celos "le jugaron una mala pasada". Al declararse culpable, señaló: “Soy el autor de la muerte del amor de mi vida”. Así, pretendió explicar el crimen de su pareja, quien habría muerto por asfixia por sumersión o ahorcamiento.

"Si la mató por celos o porque ella lo quería dejar, la calificación de lo que hizo es feminicidio, un delito por el que la única pena posible es la prisión perpetua”, dijo el hermano de Vilma, Benjamín Cruz.

Negaba todo

En un inicio Cotrina dijo que no estuvo con la cantante. Sin embargo, tras enterarse de que Victoria García Lariva había denunciado la desaparición de la joven empleada del hogar, se presentó ante la Policía y cambió su versión asegurando que se separaron cerca de la plaza Bolognesi.

Un informe de la Dirección de Investigación Criminal al que tuvo acceso La República y que fue elaborado antes que se encontrara la maleta con los restos, da cuenta las contradicciones en que incurrió Franklin Cotrina.

Ahí consta que pidió a una testigo que cambie su versión, y le diga a la Policía que él no había concurrido con ella (Vilma) a recoger unas fotografías, porque si ella no aparece le "iban a echar la culpa por algo que le pasó".

Además le pidió disculpas a su amigo Álvaro Medina Tejada por haber declarado ante la Policía que había concurrido a su domicilio la noche del 11 de octubre de 2017, cuando desapareció su enamorada Vilma Cruz. Ese encuentro nunca ocurrió.

Cambió versiones

El joven también cambió su versión cuando le dijo a los familiares de Vilma Cruz que la había dejado en un parquecito, y luego aseguró que la vio por última vez en la primera cuadra de la avenida Brasil.

Eloy Rupay Arteaga, ex pareja de Vilma Cruz, también relató a los investigadores que en mayo de 2017 la mujer recibió una llamada telefónica amenazante: “Perra de m… no sabes con quién te has metido, soy gente del Callao”, le dijeron.

Contó que Vilma Cruz se dedicaba al préstamo de dinero y realizaba juntas de ahorro en efectivo entre sus amistades.

Honorato Chambilla Sanjinéz, docente de la academia Express Arte, dijo que Vilma Cruz estudió la especialidad de canto desde el 14 de febrero de 2016 y que Franklin ingresó el 25 de abril del año pasado para estudiar órgano electrónico.

"El 20 de agosto de 2017 la vi por última vez cuando se realizó un evento social en la academia. Vilma llegó con su hermano Benjamín, su amiga de canto María Luz Alejos y su enamorado Franklin Cotrina", señaló en la Dirincri.

Quienes conocían a la 'Bella Princesita del Marañón' aseguran que estuvo a punto de hacer historia en el mundo del folclor. Sus padres están quebrados y su hermano menor no sabe todavía cómo harán para salir adelante. Su futuro, su proyecto de vida, era Vilma Cruz.

Te puede interesar