Nativos bautizan como ‘Bosque papa Francisco’ a espacio de 1.800 hectáreas

12 Ene 2018 | 6:00 h

La comunidad nativa Boca Pariamanu, en Madre de Dios, acordó denominar una zona de 1.800 hectáreas de sus bosques como “Nihii Eupa Francisco”, que significa “Bosque papa Francisco” en su lengua originaria.

Ayer, el presidente de la comunidad nativa, Julio Rolin Pacaya, y la presidenta de Asociación Forestal Indígena de Madre de Dios (AFIMAD), Nadia Pacaya Grifa, llegaron a Lima para reunirse con la ministra del Ambiente, Elsa Galarza, a quien le entregaron copia de su acuerdo.

El documento será entregado al papa Francisco para que conozca las acciones de protección de los bosques que realiza la comunidad nativa y que responde a la reflexión del Santo Padre en su primera Carta Encíclica sobre el desafío urgente de cuidar nuestra casa común y entender que el ambiente y el ser humano conforman una alianza integral, ecológica e indivisible.

Para los pobladores de Boca Pariamanu la llegada del papa Francisco a Madre de Dios es una oportunidad para difundir la importancia de la protección y conservación de nuestra biodiversidad, principalmente de nuestros bosques, contribuyendo al desarrollo sostenible de nuestro país. Esperan concientizar a los peruanos al decir que en un ambiente sano todos podremos tener una vida más plena, saludable y con mejores condiciones ambientales para nuestro desarrollo.

La comunidad nativa se encuentra en el distrito de Tambopata, región Madre de Dios y es la única comunidad perteneciente a la etnia Amahuanca, hijos de la capibara, animal que se dice podría cantar en la lengua originaria de este pueblo.

Tiene 180 habitantes agrupados en 20 familias y su bosque es rico en árboles de castañas y cedro, y en ellos se pueden observar nidos de águilas arpías y jaguares.

Te puede interesar