La crisis del agro vino con regalo en Arequipa

Sobreproducción. Agricultores de Arequipa en señal de protesta obsequiaron parte de su cosecha. Dicen no tener estadísticas que definan qué productos deben sembrar durante sus campañas. Otro problema que los aqueja son las deficiencias en la cadena de comercialización, donde los ganadores son los intermediarios.

12 Ene 2018 | 12:42 h

Mientras don Luis entrega papas a todo aquel que se lo pide, se lamenta. Tiene deudas hasta el cuello con la banca privada y con el Banco Agrario. Su cosecha se devaluó a tal punto, que hoy prefiere obsequiar sus productos en la Plaza de Armas de Arequipa. Su rostro adusto lo dice todo.

"La papa y la cebolla a 20 céntimos. Los zapallos están botados o se los damos a las vacas", dice a regañadientes el agricultor de El Pedregal.

PUEDES VER Producción de papas en regiones del sur

La gente se arremolina alrededor de los hombres del campo. En medio de la crisis agraria optaron -como medida de protesta- por regalar el trabajo de seis meses y su inversión de 10 mil a 20 mil soles.

El presidente de la Junta de Usuarios de Pampa de Majes, Nelson Martínez, sostuvo que ayer trajeron dos toneladas de papas, cebollas, tomates y zapallos para regalar. No saben qué más hacer con su cosecha.

Hasta ahora, todas las voces acusan a la exportación por los malos tiempos en el agro; pero el talón de Aquiles de las autoridades es la planificación.

El presidente de la Sociedad Agrícola de Arequipa (SADA), Justo Díaz Cano, explica que los productores no saben qué sembrar por la falta de un sistema de información. Así surge la sobreproducción.

Explica que no es la planificación y la estadística las que definen la decisión de un agricultor, sino la coyuntura.

Si un año el precio de un producto es elevado y supone buenos ingresos para un productor, entonces para la siguiente campaña más hombres del campo optarán por este. Es como jugarse la ruleta rusa, porque podría venir un año de bonanza o la quiebra. 

"La regionalización ha arruinado al agro, porque el Gobierno les ha delegado varias tareas sin entregarles presupuesto", sostiene Díaz.

Para el especialista en temas agrarios, Hernán Vela, en nuestro actual contexto y con miles de productores en todas las regiones, la planificación es casi imposible.

Sostiene que ya ni siquiera se habla de minifundismo sino microfundismo. "¿Cómo planificar el crecimiento económico de un sector tan importante cuando hay cientos de personas que apenas cuentan con pequeñas áreas de terreno?", cuestiona. Solo en Arequipa se estima que son más de 5 mil productores.

"Cómo es posible que en la chacra la papa se cotice a 0.20 céntimos y en el mercado se venda a casi un sol", se pregunta Justo Díaz Cano.

La cadena de comercialización inicia con el productor, sigue con el intermediario que en muchos casos también saca otra tajada por ser el transportista y finalmente llega al minorista.

El exministro Carlos Leyton sostiene que el sistema de comercialización es complejo para el productor y que es el intermediario el que fija los precios.

Del 100% del costo del producto, el 50% se lo lleva el intermediario; el 30%, el minorista. El gran perdedor a pesar de ser el que más tiempo y dinero invierte es el hombre del campo, dice Justo Díaz Cano.

INCLUIDOS

La gobernadora de Arequipa Yamila Osorio pedirá al Minagri que los agricultores de la región sean incluidos en la mesa técnica que se instalará el 17 de enero en Lima.

“Hemos enviado un documento al ministro para que nos incluyan en el Decreto de Urgencia, lo cual posibilitará realizar compras directas de los productos para su donación a programas sociales”, dijo Osorio. 

Te puede interesar