Indecopi iniciará proceso de sanción a empresa de bus accidentado en Pasamayo

Luego del terrible accidente ocurrido en el serpentín de Pasamayo, donde 52 personas perdieron la vida; Indecopi sancionará a la empresa de transporte San Martín de Porres puesto que habría ejecutado varias irregularidades.

11 Ene 2018 | 19:20 h

El pasado martes 02 de enero, el serpentín de Pasamayo volvió a ser escenario de una terrible tragedia. Esta vez, un bus interprovincial de la empresa San Martín de Porres cayó al abismo, con 55 pasajeros a bordo. Luego de culminadas las labores de rescate, la cifra de muertos ascendió a 52 personas. Sin embargo, también se supo que seis personas sobrevivieron milagrosamente a esta terrible tragedia. 

Ya han pasado varios días de ocurrida dicha tragedia y el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) inició un procedimiento administrativo sancionador a la Empresa de Transportes San Martín de Porres S.A. por el accidente ocurrido en Pasamayo, puesto que habría faltado al Código de Protección y Defensa del Consumidor al haber trasladado más pasajeros de lo que permite su capacidad.

PUEDES VER Pasamayo: El testimonio del chofer del tráiler que provocó la tragedia [VIDEO]

Finalmente Indecopi inició un procedimiento administrativo sancionador a la Empresa de Transportes San Martín de Porres S.A. por el accidente ocurrido en Pasamayo, puesto que habría faltado al Código de Protección y Defensa del Consumidor al haber trasladado más pasajeros de lo que permite su capacidad.

Además, la entidad mencionó que el chofer de dicha unidad que se precipitó al vacío, habría excedido la jornada máxima de manejo, con lo cual habría puesto en riesgo la integridad de los pasajeros que transportaba y habría defraudado sus expectativas con respecto al servicio prestado.

Asimismo, para iniciar dicho procedimiento Indecopi tuvo en cuenta que la unidad siniestrada habría transportado más pasajeros de la capacidad permitida de asientos, lo que constituiría un incumplimiento adicional al deber de seguridad al que está obligada como proveedora.

La entidad fiscalizadora aclaró que el inicio de la presente investigación no constituye un prejuzgamiento sobre el resultado del procedimiento, ni sobre la responsabilidad de los investigados, ya que actualmente se encuentra en la etapa de recibir descargos por parte de la empresa.

Te puede interesar