Ex soldado del Ejército asesina a su ex pareja de dos puñaladas

Entre engaños. Sujeto llegó para visitar a su hijo pero intentó retomar la relación con su ex mujer y terminó asesinándola.

7 Dic 2017 | 9:01 h

Piura. Cegado por los celos enfermizos, un ex soldado del Ejército mató a la madre de su único hijo de dos certeras puñaladas en el cuello, al interior de su vivienda, sin importar que el pequeño de cuatro años de edad viera el enfrentamiento.

El martes por la tarde, Lili Ticliahuanca García (28), luego de visitar a sus padres junto a su único hijo, se dirigió a la Mz. C3 Lt. 24 en el A.H. Los Faiques, en el distrito Veintiséis de Octubre, donde vivía con su esposo hasta hace quince días, pero debido a los maltratos que sufría, la mujer botó de su vivienda a Jhoni Palacios Bereche (28). 

Ese día, al promediar las ocho de la noche, madre e hijo se disponían a cenar, pero el feliz momento se vio interrumpido por el sujeto, quien llegó aparentemente calmado para conversar con su ex conviviente y visitar a su hijo; empero, el hombre inició una serie de reclamos contra la mujer.

En esas circunstancias el sujeto intentó convencer a la joven madre para retomar su relación sentimental, pero ella en todo momento se negó. Ello habría originado la furia de Palacios Bereche, quien comenzó a insultarla con palabras soeces, haciendo referencia a una supuesta infidelidad.

Según refieren los vecinos, luego de una hora creyeron que todo se había calmado, puesto que no oyeron ruido alguno. Se presume que el asesino habría esperado a que la joven madre se durmiera para asesinarla.

cargo de conciencia

Sin embargo, aproximadamente a las 10:30 p.m. vieron al sujeto escapar de la vivienda con las manos ensangrentadas y muy nervioso corrió para embarcarse en un taxi. Los vecinos al ingresar vieron que Ticliahuanca García se desangraba en su dormitorio. Sin poder hacer nada por salvarle la vida, dieron aviso a la comisaría de Los Algarrobos.

El cargo de conciencia llevó a Palacios Bereche a entregarse a la justicia, pues luego de cometer el horrendo crimen se dirigió a la comisaría para confesarse a las autoridades, no sin antes narrar a los policías que fueron sus celos enfermizos los que lo hicieron tomar la fatal decisión. 

CLAVE

La Fiscalía especializada en estos casos ya analiza todo y se presume que solicitará nueve meses de prisión preventiva mientras se demuestra la culpabilidad del sujeto, puesto que habría premeditado el sangriento hecho.

Te puede interesar