Rondas toman municipio y alumnos se encadenan contra cierre de filial de UNT

5 Dic 2017 | 7:04 h

La Libertad. Las protestas en la provincia de Otuzco en rechazo al cierre de la filial de la Universidad Nacional de Trujillo (UNT) empezaron a radicalizarse, durante el paro indefinido que se inició ayer en esta jurisdicción andina y que es acatado por diversas organizaciones populares.

Unos cincuenta ronderos tomaron la sede de la municipalidad provincial para exigir el compromiso del alcalde Luis Rodríguez a fin de levantar las observaciones hechas por la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu) sobre el funcionamiento de la sede universitaria, cuyo plazo vence en marzo del próximo año, y así evitar el cierre definitivo de la filial de esa casa superior de estudios. 

Los ronderos también impidieron el paso de los trabajadores a su centro de labores y la Policía Nacional no pudo controlar a la turba que actuaba dispuesta a todo. Incluso, una de las ronderas habría resultado herida por serenos.

Algunos servidores también habrían sido agredidos físicamente por los manifestantes. Los ronderos habrían sido denunciados ante las autoridades policiales.

Luego, un grupo de estudiantes de la filial se encadenó en la puerta principal del palacio municipal como medida de lucha para evitar el cierre del local universitario en esta ciudad andina. Previamente tomaron los ambientes de la filial.

Hasta el cierre de esta edición unos 50 protestantes tenían tomado el palacio edil. Un clima tenso se vive en Otuzco, considerada la Capital de la Fe, a pocos días de la fiesta de la Virgen de la Puerta. 

CLAVE

Ronderos y estudiantes otuzcanos pidieron explicaciones sobre el corte del fluido eléctrico por parte de la comuna provincial cuando se desarrollaba la disertación del comité que apoya a los estudiantes, en la plaza de armas. Alcalde no se hizo presente .

Te puede interesar