Joven madre envenenó a sus dos pequeños hijos y luego pretendió suicidarse

Móvil. Dejó carta en la que –según la PNP– revelaría que estaba triste porque su ex pareja no quiso volver con ella. 

9 Nov 2017 | 9:16 h

Chiclayo

¿Qué llevó a Yonali Jessica González Romero, de 22 años, a envenenar a sus pequeños hijos y luego intentar suicidarse? A decir de sus familiares, la respuesta sería sencilla. El saber que el padre del último de sus hijos no quiso retomar la relación que tuvieron y el verse sola criando a dos hijos de padres distintos.

Yonali Jessica, la noche anterior del intento de parricidio, había sido sorprendida por el papá del pequeño Liam, Beder Chupillón Tello (38), subida en una mototaxi con otro sujeto. Él le había llevado pañales, leche y algo de comida para su hijo, como también dinero.

Contó a la Policía que no dijo nada en ese momento y que solo se fue del lugar sin lanzar ningún reproche. Horas después se enteró de lo que había hecho la madre de su hijo.

Los agentes al iniciar las investigaciones encontró en la habitación que alquilaba en el edificio de la calle Industrial, cuadra dos del distrito de José Leonardo Ortiz, una carta escrita por la fémina dirigida a su madre Mariela Romero Carranza (40), en la que según la PNP, ella confiesa sus intenciones de suicidarse y matar a sus hijos, pues estaba sola y no había nadie que la ayudara. Que el padre de su hijo no había querido retomar la relación y que estaba triste por ello. Pedía que no culparan a nadie por lo que iba hacer.

La PNP maneja el caso como tentativa de parricidio e intento de suicidio y espera que tanto la madre como sus hijos puedan salir de la grave crisis que sufrieron por el envenenamiento.

terrible escena

Mariela Romero contó que ella llegó hasta el cuarto que alquilaba preocupada por su hija y nietos, y porque había recibido una llamada en la que la alertaban de lo que su hija había hecho.

Cuando ingresó a la habitación se encontró con la macabra escena. Sus nietos estaban tendidos en la cama junto a su madre, inconscientes y botando espuma. A un costado había un recipiente con un líquido de olor fuerte y un sobre de veneno.

Inmediatamente pidió el auxilio de los vecinos, quienes llamaron a la Policía. Una unidad de rescate de Radiopatrulla  los llevó al Hospital Regional de Lambayeque. 

Te puede interesar