Juan Cadillo: “Ya no debe volver la ANR... se tiene que perfeccionar la Sunedu”

Entrevista a Juan Cadillo León, docente peruano que fue seleccionado entre los 50 mejores del mundo en el concurso británico The Global Teacher Prize 2017. 

23 Oct 2017 | 6:25 h

Juan Cadillo (45) trabaja como docente en el colegio público Jesús Nazareno, en Áncash, pero también es ingeniero de sistemas. Eso le impulsó a crear novedosas metodologías para mejorar las habilidades de sus alumnos de primaria a través de juegos basados en realidad aumentada. Entre sus trabajos están 'Mundo Aumentado X', relacionado a las matemáticas, y 'Cuentacuentos', que prioriza la producción de textos. Él ganó el concurso 'Maestro que deja huella', en el 2014, y las Palmas Magisteriales, en el 2015.

PUEDES VER Profesor peruano es seleccionado entre los 50 mejores del mundo

En estos días en los que vemos que los niños están pegados a las tablets y smartphones, usted saca provecho de estos aparatos tecnológicos para que aprendan a leer, escribir y resolver operaciones matemáticas. ¿Por ahí va el camino para hacer más atractivas las clases?

Claro, actualmente nos damos cuenta de que los niños han cambiado los parques y jardines por las computadoras. Frente ello, nosotros, como maestros, debemos presentar nuevas opciones. Una de ellas es la ludificación (gamificación) que consiste en usar dinámicas y estrategias de juegos para realizar actividades que no necesariamente son juegos. El objetivo es motivar y enganchar al estudiante. Que juegue y aprenda.

Engancharlos como lo logran las tablets y smartphones...

Así es. Yo considero que de acá a cinco años los docentes tendremos problemas si es que no innovamos y aplicamos recursos de este tipo en clase, a fin de mantener la atención de los estudiantes. Ellos ahora están a cada momento con los aparatos. El asunto es cómo hacer para enganchar a los alumnos en este proceso de aprendizaje.

¿Qué tan posible es incluir este método diferente en la política pública educativa?

El gran eslabón que nos falta es unir la universidad con la escuela. Por ejemplo, en aquellas que tienen facultades de informática y sistemas hay gente que puede desarrollar software para este tipo de juegos serios. Sin embargo, el gran problema es que la escuela está aislada. Hay diferentes elementos que pueden ayudarla. El objetivo es que el Minedu genere un conjunto de políticas y que haga que las universidades vayan a las escuelas. Que los universitarios conversen con docentes y produzcan nuevos métodos. El objetivo es que desde diferentes profesiones se vea como una oportunidad a la educación.

Usted empezó a aplicar esta enseñanza en el 2006, ¿no?

Sí, vengo trabajando desde el 2006 en la parte informática. Afortunadamente, en el 2008 llegaron los del programa "Una laptop por niño" (OLPC por sus siglas en inglés) y empezamos todo el proceso de utilizar las tecnologías. Buscábamos que los niños sean alfabetos digitales, pero que también produzcan algo. En ese sentido, he creado una herramienta para que los niños puedan crear sus historias, escriban y lean.

Trabaja en un país donde las cifras nacionales e internacionales dicen que los niños no comprenden lo que leen y no resuelven ejercicios matemáticos.

Yo uso un elemento donde la lectura y la escritura son dos caras de la misma moneda. Es un proceso complementario: para escribir bien debemos leer y para leer bien debemos escribir. Y eso no solo depende de los docentes sino también de los padres. Si en la casa no se lee, no se formará el hábito.

En plena huelga usted afirmó que la criticada evaluación de desempeño es importante, ¿sigue pensando eso?

Yo creo que la evaluación es un derecho porque necesitamos ofrecer información de retroalimentación. A lo largo de mi experiencia siento que el profesor está aislado en el aula. ¿Quién ve sus clases? El director o, cada cinco años, los supervisores. No hay un proceso de mejora. Necesitamos construir una matriz de capacidades del docente con la evaluación que le vaya indicando su nivel. No se quiere despedir sino mejorar la educación. Necesitamos que más gente entre a ver las clases del aula y que el maestro pueda recibir información de retroalimentación. En el Perú, la cultura de la evaluación está tergiversada porque entendemos la evaluación como castigo y no como mejora.

Un tema que ha tocado era el de las universidades. ¿Cómo ve el rol de la Sunedu?

La Ley Universitaria tiene muchos aspectos excelentes. Uno, porque ha permitido que las universidades que quieren mantener sus sedes en el país deben invertir. En ese sentido, en los últimos años he visto que hay una buena inversión de las universidades para ajustarse a los moldes de la Sunedu, pero hay que tener en cuenta que este proceso debe ser más compartido. Es decir, tú no puedes comparar una universidad pequeña del interior del país con una inmensa de Lima con grandes presupuestos. Es necesario que compartan e intercambien experiencias.

Cree que la Sunedu debe reorganizarse... que entren los rectores como pretenden...

La política de la Sunedu puede mejorarse, darle algunas libertades a los rectores, pero eso no implica quitarle los criterios de calidad. Eso se debe mantener. Si nosotros bajamos eso, la ley estaría muerta.

Se debe volver a la Asociación Nacional de Rector (ANR)...

No, pienso que se debe perfeccionar la Sunedu.

Concurso de innovación

  • Entre los premios ganados por Cadillo se encuentra el del concurso nacional “Innovación Educativa”, realizado por la Fundación Telefónica y que premia a los profesores que realicen buenas prácticas que, de manera creativa e innovadora, obtengan aprendizajes significativos en los escolares de primaria o secundaria.
  • Los docentes pueden inscribir gratuitamente sus proyectos en este concurso hasta hoy en el portal de Educared y en las direcciones regionales de educación. Ya hay más de 150 postulaciones.

Te puede interesar