Conmoción en México: cadáver de mujer fue hallado en una pared llena de cemento

Esposo e hijo de la víctima fueron los responsables y, sin ningún remordimiento, este último continuaba viviendo en la casa donde tuvo lugar el crimen. La mujer había desaparecido hace tres años.

12 Oct 2017 | 12:55 h

Tal como en una de las macabras historias de Edgar Allan Poe, el cuerpo sin vida de una mujer fue hallado escondido en una pared llena de cemento en el sótano de su propia casa, en la Ciudad de México. La víctima era Flora Peña Pérez (49), quien desapareció hace tres años. Nadie supo de ella hasta el último fin de semana cuando las autoridades encontraron su cadáver y dieron con los responsables: su esposo e hijo, quienes la mataron a golpes.

El estremecedor hecho ocurrió en el año 2014, en una colonia de Coyoacán, al sur de la Ciudad de México. Sin embargo, el crimen cobró importancia cuando una de las hijas de la mujer escuchó una discusión entre su padre y su hermano, en la que hablaban sobre la muerte de su progenitora.

PUEDES VER Eduardo Yáñez agrede físicamente a reportero cuando le pregunta sobre su hijo [VIDEO]

El Ministerio Público citó a los familiares de la víctima y ordenó la intervención del esposo, de 64 años, y de su hijo, de 34. Ellos confesaron que Flora Peña, en muchas ocasiones, los amenazó con botarlos de la vivienda y siempre les reclamaba porque era la única que mantenía económicamente a la familia.

asesinos

Foto:Infobae

Estos motivos originaron un profundo odio en el hombre, identificado como Delfino Mendoza, y su hijo. Así, decidieron llevar a Flora al sótano con engaños y la mataron a golpes. Luego, escondieron su cuerpo en una pared y lo taparon con cemento. La necropsia reveló que la causa de la muerte fueron fracturas craneoencefálicas.

Días después de cometer el crimen, el esposo se mudó a otra ciudad, pero su hijo se quedó a vivir en la casa con sus otras dos hermanas, sin ningún remordimiento.

En las declaraciones, el padre aseguró que su hijo no intervino en el crimen; sin embargo, este sí culpó a su progenitor y, además, a su hermana. Por su parte, ella dijo que solo su padre y hermano participaron del hecho, aunque ella sí estaba enterada.

Ahora, el padre e hijo están acusados de delito de feminicidio agravado y la condena que podrían recibir sería de 60 años.

Te puede interesar